Presidente Biden anuncia que EE. UU. prohíbe la importación de petróleo, gas natural licuado y carbón de Rusia | notitemas
notitemas

Presidente Biden anuncia que EE. UU. prohíbe la importación de petróleo, gas natural licuado y carbón de Rusia

  Traducción cortesía del Departamento de Estado de los Estados Unidos Declaraciones del Presidente Biden anunciando que EE. UU. prohíbe la ...

 


Traducción cortesía del Departamento de Estado de los Estados Unidos



La Casa Blanca
Para su divulgación inmediata
8 de marzo de 2022
Sala Roosevelt
11:25 a.m. hora del Este

EL PRESIDENTE: Buenos días a todos. Disculpas por la espera. Estuve ocupado con algunas llamadas telefónicas.

En el día de hoy, anuncio que Estados Unidos tomará una medida dirigida a lo que constituye la arteria principal de la economía de Rusia.

Estamos prohibiendo todas las importaciones de petróleo, gas y energía de Rusia.

Eso significa que el petróleo de Rusia dejará de ser aceptado en los puertos de EE. UU., y el pueblo estadounidense dará así otro potente golpe a la maquinaria bélica de Putin.

Esta es una decisión que cuenta con el firme apoyo bipartidista en el Congreso y, según creo, de todo el país.

Los estadounidenses se han unido para apoyar al pueblo ucraniano y han expresado con claridad que no seremos parte del subsidio a la guerra de Putin.

Tomamos la decisión en estrecha consulta con nuestros aliados y con nuestros socios de todo el mundo, particularmente en Europa, porque mi principal intención ha sido dar una respuesta unificada a la agresión de Putin, para mantener a toda la OTAN y a toda la UE y a nuestros aliados absolutamente unidos.

Estamos avanzando con esta prohibición, y entendemos que muchos de nuestros aliados y socios europeos quizás no puedan plegarse a nuestra decisión.

Estados Unidos produce mucho más petróleo a nivel interno que todos los países europeos juntos. De hecho, somos un exportador neto de energía. Por eso, podemos tomar esta medida cuando otros no pueden hacerlo.

No obstante, estamos trabajando en estrecha colaboración con Europa y con nuestros socios para desarrollar una estrategia a largo plazo con el fin de reducir su dependencia de la energía rusa también.

Nuestros equipos están analizando activamente cómo instrumentarlo. Y hoy, permanecemos unidos en nuestro objetivo de ejercer cada vez mayor presión sobre Putin y su maquinaria bélica.

Esta es una medida que estamos tomando para causar mayores dificultades a Putin. Pero también genera costos para Estados Unidos. Desde el principio dije que sería sincero con el pueblo estadounidense. Y cuando hablé de esto por primera vez, dije que defender la libertad va a tener un costo también en Estados Unidos.

Republicanos y demócratas por igual entienden esta cuestión. Republicanos y demócratas por igual tienen en claro que debemos tomar esta medida.

En la última semana, hablé con el presidente Zelenski varias veces para tener su perspectiva de la situación en el terreno, y para consultar y seguir manteniendo consultas con nuestros aliados europeos, y sobre el apoyo estadounidense a Ucrania y el pueblo ucraniano.

Hasta el momento, hemos proporcionado más de USD 1.000 millones en asistencia de seguridad a Ucrania. Todos los días, Ucrania recibe envíos de armas de defensa por parte de Estados Unidos. Y nosotros, Estados Unidos, estamos actuando en coordinación para que nuestros Aliados y socios entreguen armas similares, desde Alemania hasta Finlandia, pasando por los Países Bajos. Estamos organizando esos envíos.

También estamos brindando asistencia humanitaria para el pueblo ucraniano, tanto para quienes aún se encuentran en Ucrania como para quienes han huido de manera segura a un país limítrofe.

Estamos trabajando con organizaciones humanitarias para aumentar en decenas de miles de toneladas el volumen de alimentos, agua e insumos médicos destinados a Ucrania, y hay más en camino.

Durante el fin de semana, envié al Secretario de Estado Blinken a visitar la frontera entre Polonia y Ucrania, y a Moldavia, para ver cuál es la situación de primera mano e informar al respecto.

El general Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de nuestro Departamento de Defensa, también estuvo en Europa y se reunió con sus homólogos y aliados en el flanco oriental de la OTAN para reasegurar a los países que limitan con Rusia, que son países de la OTAN, que mantendremos nuestro compromiso con la OTAN, un compromiso sagrado con el Artículo 5.

La vicepresidenta Harris viajará para reunirse con nuestros aliados de Polonia y Rumania en esta semana también.

Hemos dejado en claro que Estados Unidos asumirá parte de la responsabilidad de cuidar a los refugiados, para que los costos no recaigan totalmente sobre los países europeos que limitan con Ucrania.

Y en el día de ayer, hablé con mis contrapartes de Francia, Alemania y el Reino Unido sobre la escalada de violencia de Rusia contra Ucrania y las medidas que vamos a tomar, junto con nuestros aliados y socios de todo el mundo, para responder a esta agresión.

Estamos aplicando el paquete de sanciones económicas más importante de la historia, y ello está ocasionando un daño significativo a la economía de Rusia.

Ha hecho que la economía rusa, para decirlo con bastante franqueza, se desplome. El rublo ruso ha perdido un 50% de su valor desde que Putin anunció su guerra. En la actualidad, un rublo vale menos que un penique estadounidense. Insisto, un rublo vale menos que un penique estadounidense.

Y esto no permite que el Banco Central de Rusia sostenga al rublo y mantenga su valor. No van a poder hacer eso ahora.

Eliminamos a los mayores bancos de Rusia del sistema financiero internacional, y esto los ha dejado sin capacidad para hacer negocios con el resto del mundo.

Además, estamos obstruyendo el acceso de Rusia a la tecnología, como los semiconductores, y esto mina su fortaleza económica y debilita a sus fuerzas armadas de cara al futuro.

Las compañías de mayor envergadura se están retirando completamente de Rusia sin que siquiera se lo hayan pedido, ni nosotros ni ningún otro actor. Durante el fin de semana Visa, Mastercard, American Express, todas suspendieron sus servicios en Rusia. Todas esas compañías.

Una lista cada vez mayor de compañías estadounidenses y de todo el mundo, desde Ford hasta Nike y Apple, han suspendido sus operaciones en Rusia.

La Bolsa de Valores de Estados Unidos ha suspendido la negociación de muchos títulos valores rusos. Y el sector privado continúa unido contra la despiadada guerra que ha elegido librar Rusia.

El Departamento de Justicia de EE. UU. ha reunido una fuerza de trabajo con dedicación exclusiva para que persiga los delitos de los oligarcas rusos.

Y nos estamos uniendo a nuestros aliados de Europa para encontrar y confiscar sus yates, sus apartamentos de lujo, sus aviones privados y todas sus ganancias mal habidas para asegurar que padezcan en primera persona el dolor que ocasiona la guerra de Putin.

A propósito, estos son yates gigantes. Ustedes mostraron algunos de esos yates en sus notas periodísticas. Quiero decir, algunos son… Creo haber leído que algunos tenían más de 400 pies de eslora. Es decir, valen cientos de millones de dólares.

La decisión del día de hoy no está libre de costos en el ámbito interno de nuestro país. La guerra que impulsa Putin ya está haciendo mella en las familias estadounidenses cuando van a cargar combustible.

Desde que Putin comenzó su escalada militar en las fronteras de Ucrania, ya desde ese momento, el precio de la gasolina en Estados Unidos aumentó 75 centavos. Y con esta medida, va a aumentar aún más.

Haré todo lo que esté a mi alcance para minimizar el aumento de los precios de Putin en el ámbito interno. En coordinación con nuestros socios, ya hemos anunciado que liberaremos 60 millones de barriles de petróleo de nuestras reservas conjuntas de petróleo. La mitad —30 millones— será aportada por Estados Unidos.

Y estamos tomando medidas para asegurar el suministro confiable de energía a nivel global.

También vamos a continuar trabajando con todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición para proteger a las familias y las empresas estadounidenses.

Pero quiero decirles lo siguiente. A las compañías de petróleo y gas y a las financieras que las respaldan: comprendemos que la guerra de Putin contra el pueblo ucraniano está haciendo que los precios aumenten. Lo entendemos. Es evidente. Pero esto no es una excusa para aplicar aumentos excesivos en los precios ni para inflar las ganancias, ni tampoco para hacer ningún tipo de esfuerzo con el fin de aprovechar esta situación, ni para aprovecharse de los consumidores estadounidenses.

La agresión de Rusia tiene costos para todos, y no es momento para especulaciones ni subas abusivas en los precios.

Quiero ser claro respecto de lo que no toleraremos, pero también quiero brindar un reconocimiento a las compañías de los sectores del petróleo y el gas que están saliendo de Rusia y sumándose a otras empresas, porque están liderando con el ejemplo.

Este es un momento en que cada uno de nosotros debe cumplir con su parte y asegurarse de no estar tomando ventajas.

Y quiero ser claro también respecto de otras dos cuestiones. En primer lugar, simplemente no es cierto que mi administración o mis políticas están frenando la producción de energía a nivel interno. Eso simplemente no es verdad.

Incluso en medio de la pandemia, las empresas estadounidenses extrajeron durante mi primer año de mandato más petróleo del que extrajeron durante el primer año de mi predecesor.

Nos estamos aproximando a niveles récord de producción de petróleo y gas en Estados Unidos, y estamos encaminados para alcanzar un récord de producción de petróleo el año próximo.

En Estados Unidos, el 90% de la producción de petróleo costa adentro se realiza en tierras que no son de propiedad del gobierno federal. Y del 10% restante que se realiza en tierras federales, la industria del petróleo y el gas tiene millones de acres arrendados. En la actualidad, tienen 9.000 permisos de perforación. Podrían estar haciendo perforaciones en este preciso momento, o haberlo hecho ayer, la semana pasada, el año pasado. Tienen 9.000 permisos de perforación en tierra que ya están aprobados.

Entonces, permítanme ser claro. Quisiera ser claro: no los están usando para producción en este momento. Esa es su decisión. Estos son los hechos. Debemos ser honestos sobre los hechos.

En segundo lugar, esta crisis es un recordatorio fuerte: para proteger nuestra economía a largo plazo, debemos ser independientes en términos energéticos.

En los últimos tres meses, tuvimos numerosas conversaciones con nuestros amigos europeos acerca de que deben cortar sus lazos de dependencia con Rusia, y con el petróleo ruso. Simplemente no es sostenible.

Esto debe motivarnos a acelerar la transición a la energía limpia. Como dije, esta es una perspectiva que nuestros aliados europeos comparten y es… un futuro en el que juntos podamos lograr mayor independencia.

Flexibilizar las reglamentaciones ambientales o cancelar las inversiones en energía limpia —permítanme explicarles— no son medidas que hagan que bajen los precios de la energía para las familias. Pero transformar nuestra economía para que dependa de vehículos eléctricos que funcionan con energía limpia y prever créditos fiscales que ayuden a las familias estadounidenses a preparar sus viviendas para el invierno y usar menos energía, eso sí será de ayuda.

Y si podemos… si hacemos lo que está a nuestro alcance, eso hará que nadie tenga que preocuparse por el precio del combustible en el futuro.

E implicará que los tiranos como Putin no podrán usar combustibles fósiles como armas contra otras naciones.

Y convertirá a Estados Unidos en un líder mundial en la fabricación y exportación de las tecnologías de energía limpia del futuro a países en todo el mundo.

Ese es el objetivo hacia el que deberíamos estar apresurándonos.

En las últimas semanas, el pueblo ucraniano ha inspirado al mundo entero, y lo digo en sentido literal. Han inspirado al mundo con su valentía, su patriotismo y su determinación desafiante de vivir con libertad.

La guerra de Putin ha causado un inmenso sufrimiento y pérdidas innecesarias de vidas de mujeres, niños y todos en Ucrania… tanto en Ucrania como, debo agregar, de personas rusas.

Los líderes ucranianos, así como los líderes en el resto del mundo, han pedido reiteradamente un cese al fuego, así como ayuda humanitaria y también diplomacia auténtica. Pero Putin parece decidido a seguir adelante con su plan homicida, sin importar el costo.

Putin ahora apunta contra ciudades y ha estado dirigiendo sus acciones a ciudades y civiles, incluidas escuelas, hospitales y edificios de viviendas.

La semana pasada, atacó la mayor planta nuclear de Europa, con un desprecio evidente por la posibilidad de causar una catástrofe nuclear.

Ya ha convertido en refugiados a dos millones de ucranianos.

Rusia podrá seguir forzando su avance a un costo nefasto, pero hay algo que ya es muy claro: Ucrania nunca representará una victoria para Putin.

Putin podrá tomar una ciudad, pero nunca podrá controlar al país. Y si no respondemos hoy al ataque de Putin contra la paz y la estabilidad mundial, el costo para la libertad y para el pueblo estadounidense será incluso mayor el día de mañana.

Así que vamos a seguir apoyando al valiente pueblo ucraniano en su lucha por su país. Insto al Congreso a que apruebe un paquete de asistencia para Ucrania por USD 12.000 millones que solicité recientemente.

El pueblo ucraniano está demostrando, con su valentía física, que no van a permitir que Putin tome lo que desea fácilmente. Eso resulta claro. Van a defender su libertad, su democracia y sus vidas.

Y vamos a seguir brindando asistencia para la seguridad, asistencia económica y asistencia humanitaria. Nos proponemos seguir apoyándolos frente a la tiranía, la opresión y los actos violentos de subyugación.

En todos lados —y tal vez a algunos de ustedes esto los haya sorprendido— las personas están alzando la voz en defensa de la libertad. Y cuando se escriba la historia de esta guerra, la guerra de Putin contra Ucrania habrá dejado a Rusia más débil y al resto del mundo más fuerte.

Que Dios bendiga a todos los héroes de Ucrania. Y ahora parto para Texas. Muchísimas gracias.

(Conversaciones cruzadas de periodistas).

Sé que hay muchas…

P: Sr. Presidente, ¿va a interrumpir el comercio con Rusia? ¿Interrumpirá el comercio con Rusia?

EL PRESIDENTE: Sé que hay muchas preguntas, pero todavía hay mucho por aclarar. Y voy a abstenerme de hablar sobre eso hasta que tengamos más información. Gracias. Se agradece.

11:37 a.m. hora del Este


Para ver el texto original, ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2022/03/08/remarks-by-president-biden-announcing-u-s-ban-on-imports-of-russian-oil-liquefied-natural-gas-and-coal/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Related

Petróleo 3802259480026572009

Publicar un comentario

Sea libre de comentar,con decencia,respeto a la opinión del otro,a la diversidad de criterios

emo-but-icon

Populares

Desea Ayudar?. Use Paypal

El Tiempo

El Tiempo
Pronóstico

Suscripcion RSS

Translate

item
- Navigation -