Fitch revisa perspectiva sobre República Dominicana a estable; Afirma Calificaciones en 'BB-' | notitemas
notitemas

Fitch revisa perspectiva sobre República Dominicana a estable; Afirma Calificaciones en 'BB-'

  COMENTARIO DE ACCIÓN DE CALIFICACIÓN Fitch revisa perspectiva sobre República Dominicana a estable; Afirma calificaciones en 'BB-'...

 COMENTARIO DE ACCIÓN DE CALIFICACIÓN

Fitch revisa perspectiva sobre República Dominicana a estable; Afirma calificaciones en 'BB-'

Mie 08 Dic, 2021 - 8:44 AM ET

 


Fitch Ratings - Nueva York
- 08 dic 2021: Fitch Ratings ha revisado la Perspectiva sobre la Calificación de Incumplimiento del Emisor de Moneda Extranjera a Largo Plazo (IDR) de República Dominicana a Estable desde Negativa y afirmó los IDR en 'BB-'.

Una lista completa de acciones de calificación se encuentra al final de este comentario de acción de calificación.

IMPULSORES CLAVE DE CLASIFICACIÓN

 

La revisión de las Perspectivas a Estables refleja la reducción del déficit público y las necesidades de financiamiento de la República Dominicana desde nuestra última revisión, lo que resultó en la estabilización de la relación deuda pública/PIB, así como el impulso económico impulsado por la inversión, reflejado en la recuperación económica más rápida de lo esperado en 2021 que esperamos llevar a un crecimiento del PIB superior al potencial durante 2022 y 2023.

Las calificaciones de República Dominicana están respaldadas por un crecimiento robusto, una estructura de exportación diversificada, una liquidez externa fortalecida y un PIB per cápita, gobernanza e indicadores sociales más altos que la mediana 'BB'. Las calificaciones están limitadas por la elevada carga de intereses de la deuda del gobierno y la participación de la deuda en moneda extranjera, y las debilidades relativas en el marco de política macroeconómica.
El déficit estimado de las administraciones públicas para 2021 del 3,0% del PIB, y el endeudamiento neto estimado en el 2,4% del PIB, han disminuido más rápidamente de lo que proyectamos en marzo (déficit del 4,9% del PIB), lo que refleja la recuperación económica cíclica y las iniciativas de política fiscal. El saldo más amplio del sector público no financiero registró un pequeño déficit del 0,3% del PIB para enero-septiembre de 2021. Los ingresos tributarios impulsados por la fuerte recuperación económica han superado las expectativas presupuestarias; Los ingresos fiscales para 2021 incluyen un pago anticipado único de empresas mineras y financieras.

El gobierno también ha restringido el gasto, particularmente la inversión. La mayor parte del gasto pandémico se ha eliminado gradualmente durante 2021. La relativamente alta relación intereses/ingresos, del 17,8% en 2021, se ha visto disminuida por dos operaciones de gestión de pasivos, aunque la dependencia de la financiación externa implica sensibilidad a los tipos de interés estadounidenses y a las condiciones de liquidez global.

Fitch espera déficits públicos/PIB más estrechos del 2,6% en 2022 y del 2,5% en 2023, a medida que el gobierno comience a tener pequeños superávits primarios durante 2022-2023. En octubre, el gobierno pospuso indefinidamente una propuesta de reforma tributaria para aumentar los ingresos. Sin embargo, otras medidas de política están apoyando las perspectivas de ingresos. El gobierno también implementará gradualmente la presentación electrónica de impuestos y renovará los incentivos para que las pequeñas empresas se formalicen. La administración ya ha reducido los déficits operativos de las distribuidoras de electricidad de propiedad estatal durante 2020-2021 y ha reducido las amortizaciones de deuda interna denominadas en dólares estadounidenses de las empresas eléctricas de un promedio de 1.3% del PIB por año durante 2018-2020. Habiendo reducido las pérdidas del sector, esperamos que se mantengan las menores necesidades de financiamiento del gobierno.

El gobierno había acumulado depósitos del 6% del PIB a partir de septiembre, y esperamos que utilice el 1,9% del PIB (DOP100 mil millones) en efectivo durante el 4T21 para adelantar los desembolsos para 2022. Esperamos un mayor gasto de capital/PIB del 2,4% en 2022. En 2023, esperamos que el déficit público/PIB se estabilice en el 2,5%, suponiendo una restricción fiscal y que las pérdidas financieras de los servicios públicos de electricidad no resurjan. En ausencia de una reforma tributaria, esperamos que los bajos ingresos del gobierno y una alta carga de intereses limiten el espacio presupuestario para la inversión pública y la recapitalización del banco central. Las autoridades han contratado al Banco Interamericano de Desarrollo y al FMI para consultas sobre una Ley de Responsabilidad Fiscal, cuyos anclajes de política fiscal aún no se han definido ni establecido el marco jurídico.

Esperamos que la relación deuda pública/PIB disminuya al 51% en 2021 y se estabilice cerca del 49% durante 2022-2023, muy por debajo del pico pandémico del gobierno del 58,2% en 2020 y por debajo de la mediana 'BB' del 57% los próximos dos años. Lo que explica la disminución de la deuda / PIB de 7.2 pp este año son el alto crecimiento del PIB real (-5.4pp), la apreciación del peso dominicano del 3.1% en relación con el dólar estadounidense de diciembre de 2020 a octubre de 2021 (-1.2pp) y el uso gubernamental de depósitos.
Los riesgos para la capacidad del gobierno para estabilizar la deuda/PIB más allá de 2022-2023 van más allá de la postura
fiscal. Las debilidades en el perfil de la deuda pública lo exponen a riesgos de depreciación del peso, choques económicos adversos, una política fiscal más flexible, particularmente a medida que se acercan las elecciones de 2024, y un endurecimiento monetario estadounidense más rápido de lo esperado. Tres cuartas partes de la deuda pública está denominada en moneda extranjera, frente a la mitad de la mediana del 'BB'. La gran relación interés/ingresos del gobierno, del 21% para 2022, supera con creces la mediana proyectada de 'BB' del 9,2%, y es sensible a los movimientos de divisas.

La economía dominicana se está recuperando con solidez, creciendo un estimado de 11% en 2021 (superando nuestro pronóstico de 4.9% a partir de marzo), y esperamos que el aumento de la inversión impulse un crecimiento por encima del potencial de 5.7% en 2022 y 5.3% en 2023. Más de la mitad de la población está vacunada y las restricciones sanitarias se han levantado. El turismo y la manufactura se han recuperado con fuerza en 2021. La inversión privada está aumentando en hoteles, manufactura de zonas francas, infraestructura y vivienda. Las perspectivas de consumo se mantienen firmes, respaldadas por las fuertes remesas estadounidenses y la recuperación del mercado laboral interno.
Se espera que la alta inflación persista hasta 2022 en medio de choques en la cadena de suministro y los precios de las materias primas. El IPC promedio anual aumentó un 7,8% interanual a partir de octubre, frente a la inflación promedio interanual del 3,8% durante 2020. La inflación anual de 12 meses alcanzó su punto máximo en mayo en 10.5% interanual y disminuyó constantemente a 7.7% en octubre. Las fuertes ganancias en moneda extranjera han impulsado las reservas internacionales y han llevado a una apreciación del peso dominicano en relación con el dólar estadounidense, anclando las expectativas de inflación. El Banco Central de la República Dominicana elevó su tasa de política monetaria en 50 pb a 3.5% en noviembre, después de haberla mantenido en 3.0% durante la pandemia. Esperamos que la política monetaria se mantenga en general acomodaticia en 2022, apoyando las perspectivas económicas.


La diversidad de las exportaciones de la República Dominicana, sus flujos de IED, el fortalecimiento de la liquidez externa y el perfil de servicio y amortización de la deuda externa bien administrado respaldan sus finanzas externas, aunque la deuda externa neta / ingresos externos corrientes (RT) del 60% para 2021 se eleva en relación con la mediana 'BB' del 46%. Fitch espera que el déficit/PIB en cuenta corriente siga siendo pequeño (2,1% en 2021, 2% en 2022 y 2% en 2023) y inferior al promedio medio 'BB' del 2,6% durante el período) y que se financie con inversión extranjera directa neta durante el período de tres años. Las perspectivas de CXR están mejorando con las exportaciones de turismo, manufactura y minerales con nuevas inversiones que amplían la capacidad y la infraestructura de las empresas. Las importaciones han aumentado debido a la reapertura de la economía y al aumento de los precios de los combustibles, pero el déficit en cuenta corriente/PIB se mantuvo contenido en 1,6% para el 2T21, reforzando nuestra expectativa de que el déficit seguirá siendo moderado.

La liquidez externa ha seguido fortaleciéndose, y Fitch espera que el ratio se mantenga cómodamente por encima del 150% durante 2022-2023. Las reservas internacionales netas fueron de USD12.7 mil millones al 15 de noviembre, un aumento del 18.7% en el año calendario hasta la fecha. La relación interés externo/CXR del 8,1% para 2022 es manejable, aunque supera la mediana 'BB' del 5,3%. El calendario de amortización de la deuda externa de la República Dominicana, respaldado por una gestión activa de la deuda y una base de inversores internacionales bien cultivada, es una fortaleza crediticia adicional.

Los Indicadores de Gobernanza Mundial (IWG) en el percentil 45 (encuesta de 2020), están en línea con la mediana 'BB'. La estabilidad política de República Dominicana, la continuidad de la política macro y una respuesta oportuna y específica a la pandemia en dos administraciones gubernamentales fueron fortalezas exhibidas durante 2020. Además, el gobierno de Abinader ha hecho avances en una serie de promesas de reforma institucional, incluido el fortalecimiento de la independencia judicial, la independencia del fiscal público y la reducción de las pérdidas financieras de los servicios públicos de electricidad prometidas en virtud del Pacto de Electricidad, podrían reforzar sus IWG. La tasa nacional de pobreza de República Dominicana aumentó en 2.4 pp, a 23.4% en 2020, mucho menos que en algunos pares latinoamericanos.

 

 

ESG - Gobernanza: República Dominicana tiene un Puntaje de Relevancia ESG (RS) de '5[+]' y '5', respectivamente, para la Estabilidad Política y los Derechos y para el Estado de Derecho, la Calidad Institucional y Regulatoria, y el Control de la Corrupción. Estos puntajes reflejan el alto peso que los Indicadores de Gobernanza Mundial (WGI) tienen en nuestro Modelo de Calificación Soberana patentado. República Dominicana tiene una clasificación media de WGI en el percentil 45.2 que refleja un historial reciente de transiciones políticas pacíficas, un nivel moderado de derechos para la participación en el proceso político, una capacidad institucional moderada, un estado de derecho establecido y un nivel moderado de corrupción.

SENSIBILIDADES DE CALIFICACIÓN

 

Factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción / rebaja de calificación negativa:

 

--Finanzas públicas: Deterioro de la deuda pública/PIB y de los coeficientes intereses/ingresos, por ejemplo, a través de la relajación de la política fiscal, el resurgimiento de pérdidas financieras materiales de los servicios públicos de electricidad o tasas de crecimiento del PIB más bajas de lo esperado.
--Finanzas externas: Un choque externo que amplía el déficit en cuenta corriente o la aparición de condiciones de financiamiento externo más duras o salidas de capital privado, que resultan en una caída sostenida de las reservas internacionales.

Factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción/ mejora positiva de la calificación:

 

--Finanzas públicas: Implementación de medidas de política que fortalezcan la flexibilidad presupuestaria del gobierno, la credibilidad de la política fiscal y el balance del gobierno y/o del banco central.
--Macro: Afianzamiento del régimen de metas de inflación del banco central que resulta en una mayor credibilidad y efectividad de la política
monetaria.

MODELO DE CALIFICACIÓN SOBERANA (SRM) Y SUPERPOSICIÓN CUALITATIVA (QO)

 

El SRM patentado de Fitch asigna a República Dominicana una puntuación equivalente a una calificación de 'BB-' en la escala IDR de moneda extranjera a largo plazo (LT FC). El comité de calificación soberana de Fitch ajustó la salida del SRM para llegar al IDR final de LT FC aplicando su QO, en relación con los datos y la salida de SRM, de la siguiente manera:

 

--Macro: +1 escalón, para compensar el deterioro temporal de la producción del MUR impulsado por la volatilidad del shock pandémico, incluido el crecimiento del PIB. El deterioro de las variables de crecimiento y volatilidad del PIB refleja un shock exógeno muy sustancial y sin precedentes que ha golpeado a la gran mayoría de los soberanos, y Fitch cree que República Dominicana está demostrando su capacidad para absorberlo sin efectos duraderos en su estabilidad macroeconómica a largo plazo.

 

--Finanzas Públicas: -1 escalón, para reflejar las debilidades en la estructura fiscal debido a los bajos ingresos y las pérdidas cuasifiscales materiales de la gran deuda de mercado del banco central.

 

El SRM de Fitch es el modelo de calificación de regresión múltiple patentado de la agencia que emplea 18 variables basadas en promedios centrados en tres años, incluido un año de pronósticos, para producir una puntuación equivalente a un LT FC IDR. El QO de Fitch es un marco cualitativo prospector diseñado para permitir el ajuste a la producción del SRM para asignar la calificación final, reflejando factores dentro de nuestros criterios que no son totalmente cuantificables y / o no se reflejan completamente en el SRM.

MEJOR/PEOR ESCENARIO DE CALIFICACIÓN DE CASOS

 

Las calificaciones crediticias a escala internacional de los emisores de Soberanos, Finanzas Públicas e Infraestructura tienen un escenario de mejora de la calificación en el mejor de los casos (definido como el percentil 99 de las transiciones de calificación, medido en una dirección positiva) de tres escalones en un horizonte de calificación de tres años; y un escenario de rebaja de calificación en el peor de los casos (definido como el percentil 99 de las transiciones de calificación, medido en una dirección negativa) de tres escalones en tres años. El lapso completo de las calificaciones crediticias del mejor y peor escenario para todas las categorías de calificación varía de 'AAA' a 'D'. Las calificaciones crediticias en el mejor y peor de los casos se basan en el desempeño histórico. Para obtener más información sobre la metodología utilizada para determinar las calificaciones crediticias específicas del sector en el mejor y en el peor de los casos, visite https://www. fitchratings.com/site/re/10111579.

REFERENCIAS PARA UNA FUENTE SUSTANCIALMENTE MATERIAL CITADA COMO IMPULSOR CLAVE DE LA CALIFICACIÓN

Las principales fuentes de información utilizadas en el análisis se describen en los Criterios aplicables.

CONSIDERACIONES ESG

 

República Dominicana tiene un Puntaje de Relevancia ESG de '5[+]' para la Estabilidad Política y los Derechos, ya que los Indicadores de Gobernanza Mundial tienen el mayor peso en el MUR de Fitch y, por lo tanto, son altamente relevantes para la calificación y un impulsor clave de calificación con un alto peso. Como República Dominicana tiene un rango de percentil superior a 50 para el indicador de gobernanza respectivo, esto tiene un impacto positivo en el perfil crediticio.
República Dominicana tiene un Puntaje de Relevancia ESG de '5' para Estado de Derecho, Calidad Institucional y Regulatoria y Control de la Corrupción, ya que los Indicadores de Gobernanza Mundial tienen el mayor peso en el SRM de Fitch y, por lo tanto, son altamente relevantes para la calificación y son un impulsor clave de calificación con un alto
peso. Como República Dominicana tiene un rango de percentil por debajo de 50 para los respectivos Indicadores de Gobernanza Mundial, esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio.
República Dominicana tiene un puntaje de relevancia ESG de '4' para los derechos humanos y las libertades políticas, ya que el pilar de Voz y Responsabilidad de los Indicadores de Gobernanza Mundial es relevante para la calificación y un impulsor de calificación.
Como República Dominicana tiene un rango de percentil superior a 50 para el respectivo Indicador de Gobernanza Mundial, esto tiene un impacto positivo en el perfil crediticio.
República Dominicana tiene un puntaje de relevancia ESG de '4' para los derechos de los acreedores, ya que la voluntad de pagar y pagar la deuda es relevante para la calificación y es un impulsor de calificación para República Dominicana, como para todos los soberanos.
Como República Dominicana tiene una reestructuración bastante reciente de la deuda pública en 2005, esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio.

A excepción de los asuntos discutidos anteriormente, el nivel más alto de relevancia crediticia ESG, si está presente, es una puntuación de '3'. Esto significa que las cuestiones ESG son neutrales desde el punto de vista crediticio o solo tienen un impacto crediticio mínimo en la entidad, ya sea debido a su naturaleza o a la forma en que están siendo gestionadas por la entidad. Para obtener más información sobre los puntajes de relevancia ESG de Fitch, visite www.fitchratings.com/esg.


Related

Nacionales 6532616709853971129

Publicar un comentario

Sea libre de comentar,con decencia,respeto a la opinión del otro,a la diversidad de criterios

emo-but-icon

Populares

Infografía: ¿Qué países mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán? | Statista Más infografías en Statista

Desea Ayudar?. Use Paypal

El Tiempo

El Tiempo
Pronóstico

Suscripcion RSS

Translate

item
- Navigation -