Ricardo Zúniga, Secretario Adjunto Principal- "Los países de la OEA deben exigir juntos la restauración de la democracia en Nicaragua y liberación de los presos políticos"

 


Traducción cortesía del Departamento de Estado de los Estados Unidos



Departamento de Estado de los Estados Unidos
Centro de Medios de las Américas
9 de noviembre de 2021

Moderadora: Buenos días, buenas tardes y saludos a todos desde el Centro de Medios de las Américas del Departamento de Estado de los Estados Unidos en Miami, Florida. Me gustaría dar la bienvenida a todos los periodistas que han llamado desde la región y desde los Estados Unidos. Hoy vamos a hablar con Ricardo Zúniga, Secretario Adjunto Principal de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado. El Secretario Adjunto Principal hablará sobre las falsas elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua y la aprobación de la Legislación Renacer. El Secretario también proporcionará una actualización sobre la participación de Estados Unidos ante la Asamblea General de la OEA. Una vez que termine sus comentarios iniciales, empezaremos la sesión de preguntas. Presionen 1 0 en su teléfono para unirse a la fila de preguntas para hacer su pregunta en vivo. Y ahora le doy la palabra al Secretario Adjunto Principal, Zúniga.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Muchas gracias Kristina. Voy a empezar con estas breves palabras acerca de la situación en Nicaragua después de los comicios del día 7 de noviembre. Este pasado domingo, el Gobierno de Ortega-Murillo consolidó su control autocrático sobre el pueblo nicaragüense al llevar a cabo una farsa electoral y autoadjudicarse un cuarto mandato consecutivo. Con este paso, ha perdido toda pretensión de un mandato democrático. El accionar represivo que desplegó el Gobierno de Ortega-Murillo contra su propia población desde 2018 hasta el último día antes de las elecciones, y durante las elecciones, se intensificó este año, durante el cual el régimen encarceló a opositores, provocó que cientos se exiliaran y cometió gravísimas violaciones de derechos humanos. Ortega y Murillo han convertido a Nicaragua en una república donde reina el miedo. Con la pantomima de elección que tuvo lugar el 7 de noviembre, Nicaragua ha pasado de ser una democracia frágil a convertirse en un régimen completamente autocrático. Resulta paradójico que Ortega y Murillo estén estableciendo una dictadura dinástica, dirigida por una familia, al igual que lo hizo la dictadura de Somoza, que fue derrocaba por los sandinistas hace 40 años. Diversas organizaciones independientes han estimado que la concurrencia a las urnas el domingo fue inferior al 20%. Según información de fuentes independientes, los centros de votación estuvieron prácticamente vacíos. El pueblo nicaragüense, privado de una elección libre y justa, dio mayormente la espalda al Gobierno de Ortega y Murillo y optó por quedarse en casa. Ahora debemos enfocarnos en el futuro. He hablado con numerosos nicaragüenses acerca de lo que desean y lo que estamos oyendo es que quieren que se libere de prisión a sus seres queridos, obviamente. Quieren que se invaliden las leyes represivas que limitan la libertad de expresión y restringen a la sociedad civil. Quieren un gobierno que rinda cuentas y que esto incluya un sistema político transparente que permita inversiones a largo plazo y mayores oportunidades laborales, y un sistema judicial al servicio del pueblo y no tan solo de quienes tienen el poder. Quieren poder elegir a sus líderes en elecciones libres y justas. Quieren un futuro que solo podrá darles la democracia. Estados Unidos y la comunidad internacional tienen más determinación que nunca de ayudar al pueblo nicaragüense en su esfuerzo para lograr ese futuro democrático para Nicaragua, también vinculado a los compromisos con la democracia que la misma Nicaragua ha asumido, entre otros instrumentos, a través de la Carta Democrática Interamericana. En las últimas 48 horas se han hecho innumerables llamamientos de la región y del mundo por el restablecimiento de la democracia en Nicaragua y especialmente por la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos. Mañana se inaugura la Asamblea General de la OEA y a lo largo de tres días los países interamericanos, hermanos de Nicaragua, discutirán la respuesta a esta destrucción de la democracia. La región debe ahora promover la rendición de cuentas por parte del Gobierno de Ortega y Murillo e impulsar acciones en virtud de la Carta Democrática Interamericana. Los Estados miembros de la OEA se pronunciaron claramente en defensa de la democracia y los derechos humanos en Nicaragua a través de las resoluciones adoptadas por mayoría abrumadora en junio y en octubre de este año, con el apoyo general de 26 Estados miembros en cada caso. Nos proponemos mantener una coalición amplia para apoyar la democracia e instar a una resolución firme que establezca un proceso para la adopción de medidas adicionales al amparo de la Carta Democrática Interamericana. Los países de la OEA deben exigir juntos la restauración de la democracia en Nicaragua y liberación inmediata e incondicional de los presos políticos detenidos por ejercer sus derechos humanos. Aquí, en Estados Unidos, puedo asegurarles que seguimos evaluando medidas diplomáticas y económicas que contribuyan a que el Gobierno de Ortega y Murillo rinda cuentas. Esto incluye imponer costos sobre los nicaragüenses que sean cómplices de los abusos del Gobierno de Ortega y Murillo. En ese sentido, consideramos positivo el mensaje en general y bipartidista que transmitió el Congreso al aprobar la Ley Renacer, así como los nuevos instrumentos que crea esa ley. Por ejemplo, una vez promulgada esta norma, nos permitirá tomar medidas contra actores nicaragüenses corruptos conforme a la lista de actores corruptos y antidemocráticos confeccionada en virtud del artículo 353. Nadie se deja engañar por la farsa electoral del 7 de noviembre. Seguiremos solidarios con el pueblo de Nicaragua. Continuaremos apoyando sus aspiraciones de elegir a sus autoridades mediante elecciones libres y justas, y de recobrar sus libertades democráticas. Gracias.

Moderadora: Muchas gracias. Ahora comenzaremos la sesión de preguntas. Presionen 1 0 en su teléfono para unirse a la fila de preguntas para hacer su pregunta en vivo. Si está usando el altoparlante, es posible que tenga que recoger el auricular del teléfono para presionar 1 0. Para aquellos que hagan preguntas, les rogamos que se limiten a una pregunta por periodista y que pregunten despacio, con una voz clara, para que se entienda bien su pregunta. Si envió preguntas por adelantado, ya he añadido esas preguntas a la fila. La primera pregunta fue enviada por Gisela Salomon de AP. La pregunta es: la Administración ha admitido que hasta ahora las sanciones impuestas a Nicaragua no han funcionado. ¿Estarían contemplando más sanciones o alguna otra medida diferente para alentar cambios en Nicaragua? ¿De qué tipo? ¿Podrían dar detalles de las medidas o acciones que estarían contemplando?

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Bueno, antes de todo, yo creo que es importante decir aquí que las sanciones tienen dos propósitos. Uno es, de responder claramente e impulsar el rendimiento de cuentas de personas que han violado en este caso los derechos de los nicaragüenses o han cometido algún otro abuso. Entonces, en ese caso, hemos tratado de enfocar estas sanciones acerca de las personas involucradas en esas acciones o entidades que han apoyado los esfuerzos para minar la democracia en Nicaragua o involucrados en el abuso de los derechos humanos en Nicaragua. Claro que seguiremos imponiendo esos costos a las personas que se vinculan a esas violaciones o que las cometen. También estamos estudiando la Ley Renacer, que permite el uso de medidas adicionales desde sanciones de visas a otras medidas para influir el panorama y las condiciones dentro de Nicaragua para favorecer un movimiento hacia la democracia. Ahora bien, creo que es importante subrayar que nosotros estamos también bajo la ley, pero con anterioridad a la ley, estamos actuando en conjunto con la Unión Europea, con otros Estados en las Américas y con otros actores que están apoyando el retorno a la democracia en Nicaragua. Entonces vamos a contemplar las próximas medidas en conjunto con otros socios que también forman parte de esta coalición enorme, por lo menos incluyendo estos 26 países que han votado a favor de resoluciones en la OEA.

Moderadora: Muchas gracias. La próxima pregunta va para Bricio Segovia.

Pregunta: ha señalado, si no me equivoco, por primera vez en la Administración, que Nicaragua se está convirtiendo en una dictadura dinástica, dicho literalmente. El presidente Joe Biden en su comunicado habla de familia autócrata, en el caso del Departamento de Estado, el secretario Blinken habla de gobierno todavía refiriéndose a la Administración Ortega. ¿Estados Unidos considera a la Administración de Ortega como un gobierno legítimo o lo considera ya como una dictadura, como usted ha dicho que iba camino a convertirse? Gracias.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Es una dictadura. Plena y simplemente es una dictadura. Y es una dictadura que carece de cualquier, es una autoridad que carece de cualquier mandato democrático. Los últimos comicios se suponía que iban a acabar con, estos últimos comicios representaban las próximas elecciones en Nicaragua, que iban a dar la oportunidad a los nicaragüenses de definir su gobierno y quién iba a liderar al país. Como estos comicios del día 7 no tienen credibilidad como un ejercicio democrático, no se puede decir que las personas supuestamente elegidas bajo ese proceso pueden ser consideradas como los líderes elegidos por los nicaragüenses. Que están en el poder, nadie lo puede negar. Que sea un gobierno, que sea una dictadura, tampoco se puede negar. Queda claro, y más claro que nunca, que Ortega y Murillo han impuesto una dictadura, una dictadura basada en el personalismo y el poder familiar, con algunos elementos que también apoyan y facilitan esa dictadura.

Moderadora: Gracias. La siguiente pregunta va para Jorge Agobian de Voz de América.

Pregunta: Hola, buenos días, gracias por hacer esta llamada. Si lo consideran como una dictadura, ¿por qué Estados Unidos planea seguir teniendo relaciones diplomáticas con esta Administración de Ortega? ¿Es algo que ustedes están considerando, el rompimiento de relaciones diplomáticas, como ocurrió en su momento en el caso de Venezuela, por ejemplo, muy similar a este? Y sé que es una sola pregunta, pero la segunda es: las sanciones que se emitieron antes de las elecciones buscaban que se liberara a los presos políticos y también que esto no ocurriera, lo que ocurrió el domingo, lo que ustedes han catalogado como una pantomima; si esas sanciones para evitar esto no cambiaron el comportamiento de Ortega, ¿qué les dice que a partir de ahora las sanciones puedan hacerlo? Gracias.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Bueno, dos cosas. Primero, lo importante aquí es indicar que, aparte de las sanciones, la diplomacia también es una de las herramientas que vamos a utilizar y nosotros medimos cada caso bajo las condiciones que existen. Nosotros sabemos que es importante mostrar y decir claramente que nosotros apoyamos a los actores democráticos en Nicaragua y que lo seguiremos haciendo así. En términos de las medidas y qué decisiones tomamos para ayudar a impulsar, a cambiar, el rumbo de Ortega y Murillo antes de las elecciones. Quedó claro que ellos tienen unos objetivos muy limitados. Si el objetivo de esta dictadura es simplemente mantener el poder, entonces es cierto que las herramientas tienen que reflejar eso. Nosotros sabíamos que había bastante apoyo diplomático a nivel regional para tomar medidas en conjunto, para tratar de, por lo menos, limitar los recursos que tenían por parte del gobierno para reprimir a la población. Y también había un esfuerzo en común para tratar de conseguir la liberación de los presos políticos en Nicaragua. Ahora estamos en una nueva situación donde me queda más que claro, a cualquier actor en las Américas, que lo que estamos viendo, infelizmente, es el desmantelamiento de la cultura democrática, de instituciones democráticas, de cualquier pretensión democrática en Nicaragua, que requiere una respuesta regional contundente.

Moderadora: Gracias. La próxima pregunta no las envió Karen Díaz de la Prensa en Nicaragua. Las dos preguntas son: ¿Daniel Ortega podría ser sancionado bajo la Ley Renacer? y ¿Qué se puede esperar de la Asamblea General de la OEA? ¿Nicaragua podrá ser suspendida?

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Bueno, en lo que se trata de sanciones personales no me voy a adelantar, porque esto es algo que se hace en su período, cuando se anuncian sanciones y no antes. En términos de la OEA, lo que nosotros pensamos que es importante es que durante esta reunión de la Asamblea General es importante que todos los países reconozcan lo que está sucediendo y que se defina, dentro del marco de la Carta Democrática, cuáles serían los próximos pasos. Creo que, obviamente, la expulsión de un país de la OEA es un asunto muy grave. Pero nosotros pensamos que lo importante es poner los elementos y presentar los elementos de los hechos, los acontecimientos que hemos visto ya en Nicaragua, y tener mucha claridad, mucha clareza dentro del Organismo acerca de con quién estamos tratando en Nicaragua y a quién estamos tratando de ayudar como comunidad internacional, que claramente son los actores democráticos y no los dictadores.

Moderadora: Gracias. Ahora le pasamos la palabra a Juan López de CNN.

Pregunta: Ricardo, muchas gracias. Mencionabas la promulgación de la Ley Renacer. ¿Hay idea de cuándo va a ser promulgada la ley, aunque eso corresponda al Ejecutivo? y ¿Las sanciones van a depender de la Ley Renacer o lo que contempla la Ley Renacer y lo que ustedes puedan hacer a través de las medidas para sancionar a funcionarios que atentan contra la democracia y que son corruptos? Gracias.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Gracias. Acerca de la , no voy a hablar por la Casa Blanca. Ellos tienen que determinar acerca de cuándo se confirma esa ley. Lo que puedo decir es que los elementos que se encuentran en la ley corresponden bastante a la visión que tiene la Administración Biden para imponer costos a los que están ejecutando actos o de corrupción o de violaciones de derechos humanos, o que están participando en este desmantelamiento de la democracia en Nicaragua. Y nosotros pensamos que las contempladas y las otras acciones contempladas bajo la ley tienen bastante sentido. Vamos a trabajar con el Congreso para ver qué más se puede hacer y también, es importante subrayarlo de nuevo, trabajar con la comunidad interamericana, con la Unión Europea y con otros actores para ver qué podemos hacer para apoyar a los elementos democráticos dentro de Nicaragua.

Moderadora: Gracias. La siguiente pregunta ahora va para Martina Putruele de Infobae.

Pregunta: ¿Qué tal? Buenas tardes. Yo quería preguntar qué tiene para decir sobre los países como Argentina, Bolivia, Venezuela, que avalaron o no condenaron el resultado electoral en Nicaragua y si piensan tomar alguna medida en vistas a las elecciones que se vienen en Venezuela.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Bueno, yo creo que lo importante es preguntarles a esos gobiernos una explicación de ese voto. Yo creo que quedó muy claro por parte de las muchas declaraciones a través de toda la región que, o condenaron las acciones del día 7, o subrayaron que carecen de legitimidad o de credibilidad esos mismos comicios. Acerca de lo de Venezuela, infelizmente lo que podemos ver es que yo creo que tal vez queda más claro que nunca que estamos hablando de ciertos actores que han, digamos, quitado la capacidad de su pueblo de votar en elecciones libres y creíbles y confiables. Y lo importante es actuar como una región para asegurar que todos los países que se han comprometido a través de la Carta Democrática cumplan con esos requisitos.

Moderadora: Gracias. La próxima pregunta va para Cindy Regidor de Confidencial.

Pregunta: Hola, muchas gracias. Sí, yo quería preguntarle, usted habla de que no romperían relaciones diplomáticas y por otro lado preionarían a través de los mecanismos disponibles, como la Ley Renacer. ¿Cuál sería el objetivo final? ¿Sería acaso establecer o presionar por un diálogo con el régimen de Ortega y Murillo? Y ¿qué tanto ha cambiado la situación de Nicaragua en el orden de prioridades de la Administración Biden ahora que se ha consumado esta votación que llaman una farsa?

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Es una farsa. Yo creo que aquí lo importante es, como pueden ver en esta legislación, la atención bipartidaria por parte de los Estados Unidos seguirá enfocada en la situación en Nicaragua. ¿Por qué? Porque, infelizmente, hemos visto que un actor que sabía que no podía ganar elecciones libres y transparentes usó métodos para controlar las instituciones existentes en el país, para imponer leyes que eran, nada más y nada menos, para destruir y minar la democracia en el país. Tenemos el temor de que, si no hay un costo en el caso de Nicaragua, o, más que todo, si no hay un esfuerzo regional para responder a estos acontecimientos, esto pueda suceder en otros países. No es una cuestión de ideología. Aquí es simplemente una cuestión de cumplir o no cumplir con las propias leyes del país y más que todo con el marco democrático que forman la base de los valores de los países de las Américas. Entonces lo de Nicaragua seguirá siendo muy importante. Nosotros vamos a utilizar todas las herramientas, sean sanciones o sean por vías diplomáticas, para presionar a la dictadura en Nicaragua y para ayudar y mostrar solidaridad con las personas que están abogando a favor de la democracia y los derechos humanos en Nicaragua.

Moderadora: Gracias. La siguiente pregunta nos la mandó Lucía Pineda de 100% Noticias. La pregunta es: ¿cree que en Nicaragua se deben celebrar nuevas elecciones? Ortega insultó a presos políticos y dijo: “Que se los lleven los yanquis”. ¿Estados Unidos estaría dispuesto a recibirlos si a Ortega se le ocurre desterrarlos, ya que declaró que no los considera nicaragüenses?

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Oiga, nosotros no vamos a responder a todas de las declaraciones ridículas de Ortega. Las personas no pueden ser tratadas como, este no es un juego de ajedrez donde pueden utilizar a personas como piezas en ese juego. Esta es una situación donde hay actores que están tratando de cumplir con el marco legal y democrático de Nicaragua, y los que han tumbado ese marco legal y democrático en Nicaragua. Hay instituciones que han estado tratando de eliminar o de controlar. Deberían estar en las manos soberanas del pueblo de Nicaragua. No es una cuestión de tener nuevas elecciones. Para nosotros estas elecciones carecen totalmente de credibilidad. La cosa es que hacen falta elecciones verdaderas, libres y transparentes en Nicaragua. No han ocurrido para nosotros. Lo que hemos visto aquí lo llamamos una farsa porque es simplemente utilizar las formas y todos los elementos de control del Estado para montar las formas de una elección sin poder tener cualquier condición para una verdadera elección. Entonces para nosotros lo importante sería poder ayudar a crear las condiciones para que el pueblo de Nicaragua pueda ejercer su voto de una forma libre y transparente.

Moderadora: Gracias. La próxima pregunta va para Uriel Velásquez de Despacho 505. ¿Uriel, te tenemos en línea? Ok, la próxima pregunta va para Ingrid Castellano.

Pregunta: Sí, muy buenos días, Ingrid Castellano del noticiero de Canal 6 desde El Salvador. Yo quería conocer también en concreto, tal vez si nos pueda mencionar las sanciones que ustedes aplicarían y tal vez si nos puede dar algunos ejemplos de los actores a los cuales se les aplicaría esas sanciones, según lo que usted ha mencionado, que obviamente son personas que apoyan al Gobierno de Daniel Ortega, pero tal vez si usted pudiese mencionar algunos de esos actores y las sanciones. Gracias.

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Bueno, aquí lo importante es, me voy a enfocar bastante en las instituciones y en muchas personas que han sido señaladas a través de las sanciones que hemos enumerado, otras personas que han sido sancionadas a través del retiro de las visas y otras respuestas que son más a título personal por las acciones que han tomado ciertas personas. Lo que podemos hacer es, nos obliga la Ley Renacer a estudiar el papel de Nicaragua dentro del Cafta, dentro del tratado Cafta, nos obliga a trabajar con los Gobiernos de Canadá y de la Unión Europea para implementar más sanciones a personas vinculadas a la eliminación de la democracia en Nicaragua. Nosotros también utilizaremos otros elementos de las leyes que nos permiten añadir a actores nicaragüenses, como tenemos en otra legislación, como actores que han actuado contra la democracia o por forma corrupta en el país. Entonces vamos a tomar esas medidas como consecuencia de esa ley y seguiremos atentos también y trabajaremos en conjunto con el Congreso para ver qué más podemos hacer dentro de la legislación actual y en vigor en este momento. Aparte de eso, también requiere que nosotros hablemos de la influencia de Rusia y las actividades de Rusia en Nicaragua. Entonces seguiremos viendo qué más podemos hacer al respecto.

Moderadora: Tenemos tiempo para una última pregunta. La última pregunta va para Jason Calderón de NTN 24.

Pregunta: Gracias, señor Zúniga. Quisiera preguntarle por una medida que hace unos años había decretado el entonces presidente Donald Trump de declarar a Nicaragua como amenaza para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos. ¿Esa amenaza se sigue considerando dentro del gobierno de Joe Biden?

Secretario Adjunto Principal, Ricardo Zúniga: Lo que podemos ver es que, antes de todo, el Gobierno de Ortega es una amenaza al pueblo de Nicaragua. Eso lo ha dejado clarísimo. Segundo, cualquier retroceso en el marco democrático en el apoyo a las instituciones democráticas en la zona, ese es un asunto que nos afecta a todos. No es una cuestión acerca de la política estratégica de los Estados Unidos, sino que ese deterioro en el apoyo a la democracia es un asunto que nos afecta a todos, porque debilita el consenso que ha existido por tantos años a favor de la democracia. Todos sabemos que todos los países, inclusive los de los países democráticos, tienen problemas que tienen que resolver nuestra, nosotros estamos apostando a que la democracia es la mejor forma de atender a los problemas que afectan a los pueblos y que resuelve los problemas cotidianos y mayores de todas las poblaciones. Cuando vemos algo como lo que ha sucedido ahora en Nicaragua, claro que llama la atención, pero nos llama a la acción también y tenemos que actuar en conjunto, como hemos hecho en los últimos meses, para señalar que no es aceptable que se elimine un Estado democrático dentro de las Américas.

Moderadora: Y con esto terminamos la llamada de hoy. Muchísimas gracias al Secretario Adjunto Principal Zúniga por unirse a nosotros. También le quiero dar las gracias a todos los periodistas que llamaron por su participación. Estaremos compartiendo la grabación del audio y la transcripción de esta llamada. Si tienen alguna duda sobre esta llamada, por favor mándennos un e-mail a la dirección incluida en la invitación. Muchísimas gracias y que tengan una buena semana.

No hay comentarios

Sea libre de comentar,con decencia,respeto a la opinión del otro,a la diversidad de criterios

Con la tecnología de Blogger.