Declaración del presidente Biden durante el evento “Acciones respecto a bosques y uso de tierras”

 


Traducción cortesía del Departamento de Estado de los Estados Unidos



La Casa Blanca
Washington D. C.
2 de noviembre de 2021

Recinto escocés del evento
Glasgow (Escocia)
10:00 horas, hora de Greenwich

EL PRESIDENTE: Buenos días a todos. Es un honor estar con ustedes. Mis colegas líderes, me siento honrado de representar a los Estados Unidos en este importante diálogo.

La conservación de nuestros bosques y otros ecosistemas críticos es indispensable, una pieza indispensable para mantener nuestros objetivos climáticos al alcance, así como muchas otras prioridades clave que tenemos juntos: garantizar agua limpia, mantener la biodiversidad, apoyar a las comunidades rurales e indígenas y reducir el riesgo de propagación de enfermedades.

Nuestros bosques son también los captadores de carbono de la naturaleza, ya que eliminan el CO2 de nuestra atmósfera. Y deseo reconocer a los presidentes de la República del Congo y de Gabón, que están aquí hoy, por su considerable compromiso para conservar… para conservar sus bosques.

Si todos trabajamos juntos para asegurarnos de que estos preciosos recursos se conserven en África y en todo el mundo, los bosques tienen el potencial de reducir… reducir el carbono a nivel mundial en más de un tercio.

Por lo tanto, tenemos que abordar esta cuestión con la misma seriedad que la descarbonización de nuestras economías. Eso es lo que estamos haciendo en Estados Unidos.

Ya hemos superado el objetivo del Desafío de Bonn para 2020, que consiste en restaurar más de 20 millones de hectáreas de terreno forestal.

Durante mi primera semana en el cargo, emití una orden ejecutiva que establecía el objetivo de conservar al menos el 30 por ciento de todas las tierras y aguas de Estados Unidos para el año 2030.

Hemos puesto en marcha… la protección del bosque Tongass en Alaska, el mayor bosque templado intacto del mundo.

Y hoy anuncio un nuevo plan para conservar los bosques del mundo, que reunirá toda la gama de herramientas del gobierno de Estados Unidos: diplomáticas, financieras y políticas; para detener la pérdida de bosques, restaurar nuestros críticos sumideros de carbono y mejorar la gestión de la tierra.

Por medio de este plan, Estados Unidos ayudará al mundo a cumplir nuestro objetivo común de detener la pérdida de bosques naturales y restaurar al menos 200 millones de hectáreas adicionales de bosques y otros ecosistemas para el año 2030.

Se trata de un plan que es el primero de su tipo, que adopta un enfoque integral del gobierno, y que trabaja, en nuestro caso, con el Congreso para desplegar hasta 9.000 millones de dólares en fondos estadounidenses hasta 2030 para conservar y restaurar nuestros bosques y movilizar miles de millones más de nuestros socios.

Como parte de esto, vamos a trabajar para garantizar que los mercados reconozcan el verdadero valor económico de los sumideros naturales de carbono y motivar a los gobiernos, los propietarios de tierras y las partes interesadas para que den prioridad a la conservación.

Trabajaremos para alinear los flujos de inversión del sector privado en nuestros objetivos de conservación del clima …. y metas de conservación, incluyendo la reducción de las causas de la deforestación, la creación de cadenas de suministro sostenibles y la búsqueda de un abastecimiento más sostenible de los productos básicos.

En cada etapa, trabajaremos en colaboración con las personas más afectadas por la deforestación y con más experiencia en la gestión sostenible de la tierra: comunidades locales, pueblos indígenas, gobiernos locales, sociedades civiles; para asegurarnos de que nuestros enfoques son eficaces y se centran en las necesidades de las poblaciones vulnerables.

La conservación de los bosques y otros ecosistemas puede y debe desempeñar un papel importante en el cumplimiento de nuestros ambiciosos objetivos climáticos como parte de la estrategia de cero emisiones netas que todos tenemos.

Y Estados Unidos va a liderar con nuestro ejemplo en el país y a apoyar a otros países con bosques y a los países en desarrollo en el establecimiento y la consecución de medidas ambiciosas para conservar y restaurar estos sumideros de carbono.

Estoy seguro de que podemos hacerlo. Todo lo que tenemos que hacer es reunir la voluntad de hacer lo que sabemos que es correcto y necesario y que sabemos que está dentro de nuestra capacidad.

Así que, por muy sencillo que parezca, creo que es así de sencillo. Pongamos manos a la obra. Podemos hacerlo. Y tendrá un impacto generacional.

Gracias (Aplauso).

10:04 horas, hora de Greenwich


Para ver el texto original ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/11/02/remarks-by-president-biden-at-the-action-on-forests-and-land-use-event/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Traducción cortesía del Departamento de Estado de los Estados Unidos



La Casa Blanca
2 de noviembre de 2021

Scottish Event Campus
Glasgow, Escocia

3:07 p.m. hora del meridiano de Greenwich

EL PRESIDENTE: Gracias. Damas y caballeros, nuestro objetivo máximo aquí en Glasgow es plantear aspiraciones más ambiciosas para nuestro compromiso de que siga siendo posible el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius.

Sin embargo, plantear metas ambiciosas es apenas la mitad de la ecuación, como bien saben. También tenemos planes concretos acerca de cómo vamos a cumplir con esos objetivos y librar de carbono a nuestras economías para llegar a un nivel de cero emisiones netas para 2050.

Para empezar, algo que es obvio, es que tenemos que actuar de inmediato para dar mayor escala a las tecnologías no contaminantes que ya se comercializan y tienen un costo competitivo, como las de fuente eólica y solar.

En Estados Unidos, hemos planteado el objetivo de contar con 30 gigavatios de producción eólica marítima para 2030, lo cual permitirá crear decenas de miles de puestos de trabajo para trabajadores estadounidenses y atender las necesidades energéticas de 10.000 de hogares estadounidenses cada año.

Esto es algo que podemos hacer ahora. No es necesario que esperemos.

A su vez, reconocemos que nuestra tecnología actual no nos llevará al punto donde necesitamos estar. Por ende, también deberá ser una década decisiva para la innovación: será preciso desarrollar, demostrar y comercializar nuevas tecnologías de energía no contaminante para 2030 que puedan implementarse de manera generalizada a tiempo para cumplir nuestros objetivos de cero emisiones netas para 2050.

Hablamos del hidrógeno no contaminante, el almacenamiento energético de larga duración, la próxima generación de energías renovables y energía nuclear, la captura de carbono, la agricultura sostenible, y mucho más. Tenemos que invertir en avances totalmente innovadores, y considero muy positiva la agenda para la Innovación de Glasgow.

La innovación es clave para desbloquear las oportunidades de nuestro futuro. Por eso, Estados Unidos está trabajando para cuadruplicar el financiamiento que se destine a la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias en los próximos cuatro años.

Y en 2022 vamos a encabezar un año de acciones orientadas a promover las energías no contaminantes a nivel mundial.

En los últimos dos días, anuncié varias iniciativas que lidera el Gobierno de EE. UU. orientadas a desarrollar y dar mayor escala a la transmisión de energías no contaminantes, pero no conseguiremos nuestros objetivos tan solo a través de la acción gubernamental.

Estoy viendo a algunos de los hombres y las mujeres que están ante mí y que pueden acelerar y desarrollar las tecnologías para la energía limpia. Estados Unidos y el Foro Económico Mundial están preparando el lanzamiento de la “First Movers Coalition”.

Permítanme explicarles qué es la First Movers Coalition, aunque posiblemente ya lo sepan.

La First Movers Coalition comienza con más de dos decenas de las empresas más grandes y más innovadoras del mundo. La coalición representa ocho sectores de gran importancia que comprenden el 30% de las emisiones globales de las cuales nos estamos ocupando en este momento: acero, transporte marítimo, aluminio, cemento, transporte por camiones, aviación, productos químicos y captura directa de aire.

Estas empresas serán socios claves para impulsar alternativas comercialmente viables para descarbonizar los sectores industriales, estos y muchos sectores más y, al mismo tiempo, impulsar la innovación estadounidense en empleos bien remunerados. Y el gobierno de EE. UU. usará su enorme poder de mercado como el mayor comprador mundial de bienes y servicios —con compras anuales por valor de alrededor de USD 650 mil millones— para hacer lo mismo. Las compras del gobierno alcanzan esa cifra.

Combinadas, estas políticas, si Dios quiere, provocarán una oleada de productos nuevos y mejores en el mercado, así como de nuevas empresas y proyectos que generarán puestos de trabajo bien remunerados.

Entonces, estamos abordando el desafío desde ambos lados. Estamos enviando una señal de demanda clara y contundente, e invirtiendo en investigación y desarrollo para ampliar la oferta.

No nos proponemos simplemente innovar en el sector industrial, sino que el sector agrícola también desempeña un papel fundamental. Como custodios de la tierra, el lugar natural de nuestros agricultores es la primera línea de la lucha por las cuestiones climáticas.

A su vez, de manera conjunta con los Emiratos Árabes Unidos, me enorgullece anunciar el lanzamiento de la Misión de Innovación Agrícola para el Clima (AIM for Climate).

Esto es algo que propusimos por primera vez en la Cumbre de Líderes sobre el Clima que organicé. En los últimos seis meses, hemos trabajado para más de… con más de 75 socios para propulsar la inversión pública y privada en agricultura inteligente con respecto al clima y la innovación en los sistemas alimentarios.

En el día de hoy, junto con 75 socios, lanzaremos en todo el mundo una inversión inicial de USD 4.000 millones. Y Estados Unidos se propone movilizar USD 1.000 millones de estos USD 4.000 millones en los próximos cinco años.

Invito a todos ustedes a acompañarnos en el trabajo que implica duplicar las inversiones para cuando nos reunamos en la COP27.

Al igual que con cada aspecto de la crisis climática, nadie puede llevar adelante esta tarea por sí solo. Es preciso que todos trabajemos juntos.

Sé que están cansados de escuchar eso, ya que se repite una y otra vez. Pero es algo cierto.

Y tal como lo hacemos ahora. Estados Unidos se propone liderar este esfuerzo dando el ejemplo y transmitiendo al mundo nuestro inmenso potencial de innovación.

Como lo diría mi abuelo, “con la gracia de Dios, la voluntad de nuestros vecinos y si el destino lo permite”, vamos a conseguir grandes adelantos.

Y no es broma, creo que prácticamente no hay nada que no podamos hacer, sobre todo si lo hacemos juntos.

Una vez más, agradezco a la totalidad del sector privado por el trabajo que llevan adelante. Gracias. (Aplausos).

3:12 p.m. hora del meridiano de Greenwich


Para ver el texto original, ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/11/02/remarks-by-president-biden-at-accelerating-clean-technology-innovation-and-deployment-event/ 

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

No hay comentarios

Sea libre de comentar,con decencia,respeto a la opinión del otro,a la diversidad de criterios

Con la tecnología de Blogger.