En segundo diálogo de alto nivel entre RD y EEUU discuten sobre reformas

 

Santo Domingo.- “Mi compromiso con la República Dominicana es el de legar a las futuras generaciones un país mucho más seguro, económicamente estable y con un crecimiento consolidado”, afirmó el presidente Luis Abinader durante el segundo diálogo de alto nivel sobre reformas institucionales entre la República Dominicana y los Estados Unidos.

Abinader afirmó que desde que asumió la presidencia su compromiso con la transparencia, la lucha contra el narcotráfico y todas las formas conexas contra ladelincuencia que afectan a la región son banderas que enarbola con orgullo y eficacia.

En el acto, el mandatario anunció que planteará la celebración de una Cumbre por la Democracia para lograr los cambios que necesita el país.

En esta reunión, con la participación de Samantha Power, administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se trataron temas tan trascendentales como la Estrategia Nacional, la Reforma Policial y la Reforma de la Contratación Pública.

Asimismo, el Decomiso Civil de bienes ilícitos, conocido popularmente como la Ley de Extinción de Dominio, para cuya configuración y pronta aprobación, dijo el jefe de Estado que trabajarán sin descanso.

De igual forma, las partes abordan la reforma de las Entidades Supervisoras del Estado, la trata y el tráfico de personas.

El gobernante reafirmó su compromiso con la transparencia, la lucha contra el narcotráfico y todas las actividades delincuenciales.

Dijo que lo que verdaderamente representa este encuentro es un acto de vital importancia en el que ambos gobiernos reafirman mutuo entendimiento, la vigencia de acuerdos en distintas materias, y ratifican la confianza mutua y el compromiso con el mantenimiento de las excelentes relaciones bilaterales.

“Los Estados Unidos se comprometen con nosotros para ayudar activamente en la tan necesaria reforma de la Policía Nacional; nos brinda su colaboración en la lucha contra la corrupción, el mejoramiento de la transparencia y en conseguir finalmente un buen resultado en materia de seguridad ciudadana”, puntualizó.

Valoró la voluntad del Gobierno de los Estados Unidos de apoyar en esta lucha contra el crimen organizado y las mafias; cuyas acciones, a razón de la globalización, afectan a todos los países del mundo.

Agradeció a la directora de USAID, y a todo su equipo, por el empeño en hacer posible este Segundo Diálogo de Alto Nivel entre los países.

El mandatario precisó que el encuentro tiene como objetivo tratar distintos temas de la agenda común de ambos países, para el fortalecimiento de la institucionalidad, la cooperación entre estados y el reforzamiento de la democracia en la región y el mundo. 

Expuso que no es casualidad que los países sean promotores de estas iniciativas en favor del desarrollo y la estabilidad económica, social y política.

Excelentes relaciones

El presidente Abinader definió de excelentes las relaciones entre la República Dominicana y los Estados Unidos de América.

“El compromiso que hemos adquirido es el de trabajar en pos del desarrollo de nuestros pueblos, del crecimiento de nuestras economías y en favor del fortalecimiento de nuestros sistemas democráticos”, expuso.

Recordó que hace unos meses hablaron de la importancia que tiene para el país la seguridad ciudadana, como un elemento común al que prestan la mayor atención y sobre la cual entienden necesaria la colaboración al más alto nivel.

Vivir en paz y libertad

El presidente Abinader sostuvo su palabra de que la República Dominicana será un país para la convivencia y el respeto a los derechos individuales, el crecimiento económico y el desarrollo de las familias y sus proyectos de vida.

Entiende que del éxito de un efectivo sistema de seguridad ciudadana se desprenden las garantías de paz y libertad de los pueblos.

De ello, agregó, se desprenden elementos claves para el desarrollo socioeconómico que aportan las inversiones extranjeras, las que traen consigo además la generación de puestos de trabajo de calidad y el crecimiento de la pujante industria turística.

Insistió en que el pueblo dominicano merece vivir en paz y en libertad.

“Los obstáculos son muchos. El cambio no será fácil. Nunca lo ha sido. Pero sé también, como he dicho en varias ocasiones, que este es el momento para impulsar esas reformas. Y que estamos preparados, que el país está preparado. Y no hay vuelta atrás”, reiteró.

En el acto estuvieron presente los ministros de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez; Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza y el Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Robert Thomas.

También los presidentes del Senado, Eduardo Estrella, de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, de la Cámara de Cuentas, Janel Ramírez; los ministros de Interior y Policía, Jesús -Chu- Vásquez; de Hacienda, Jochy Vicente; el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta; el director de la Policía Nacional, Edward Sánchez; la directora de Ética Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, entre otros.

Publicar un comentario

0 Comentarios