La UNESCO redobla esfuerzos en pro de la conservación de la biodiversidad con la designación de 20 nuevas reservas de biosfera


 

Abuja, 15 de septiembre de 2021 – El Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) aprobó hoy la incorporación de 20 nuevos sitios de 21 países a la Red Mundial de Reservas de Biosfera. Con estas designaciones el número total de reservas de biosfera en el mundo asciende ahora a un total de 727 (22 de ellas transfronterizas), repartidas por 131 países. Las reservas de biosfera de la UNESCO cubren ahora más del 5% de la superficie terrestre, y en ellas, la conservación de la biodiversidad, la educación ambiental, la investigación y el desarrollo sostenible van de la mano.

En su reunión celebrada en Abuja (Nigeria) entre el 13 y el 17 de septiembre, primera celebrada en el continente africano, el Consejo Internacional de Coordinación del programa MAB aprobó esas designaciones y procedió también a ampliar o volver a zonificar dos reservas ya existentes. Este programa está cumpliendo 50 años de vida en 2021.

Este año, entre las nuevas reservas designadas para formar parte de la Red Mundial figuran las de Matšeng, Ashaafean y Juzur Farasan, ubicadas respectivamente en Lesoto, Libia y Arabia Saudita. Con esas designaciones estos tres países se incorporan por primera vez a la Red. En Europa, la Reserva de Biosfera de Mura-Drava-Danubio se convierte en el primer sitio de la Red gestionado conjuntamente por cinco países: Austria, Croacia, Eslovenia Hungría y Serbia.

“La UNESCO acompañará a los países para lograr la meta de que en 2030 el 30% del planeta esté formado por áreas protegidas. Y eso empieza aquí, con estas nuevas reservas que se unen a la Red del MAB”, declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “La educación ambiental es también esencial para reconstruir nuestra relación con la naturaleza, desde la primera infancia hasta los programas de investigación en biodiversidad. La UNESCO está movilizada para asegurar que el medio ambiente sea un componente esencial del currículo escolar antes de 2025”, agregó.

Las reservas de biosfera son un elemento esencial para la educación, la investigación y la concienciación para fomentar prácticas innovadoras en materia de desarrollo sostenible y contrarrestar la pérdida de biodiversidad. La red que forman apoya a las comunidades locales e indígenas y a los Estados Miembros en la tarea de conocer mejor, valorar y salvaguardar la riqueza biológica del medio ambiente en que viven.

 

Las nuevas reservas de biosfera son designadas cada año por el Consejo Internacional de Coordinación del MAB, un órgano ejecutivo rotatorio integrado por representantes elegidos de 34 Estados Miembros de la UNESCO. El MAB, creado en 1971, es un programa científico intergubernamental precursor desde hace medio siglo de la idea del desarrollo sostenible.

Las nuevas reservas son:

Reserva de Biosfera Plurinacional de Mura-Drava-Danubio (Austria, Croacia, Eslovenia, Hungría y Serbia) - La primera reserva de biosfera del mundo que se extiende por territorios de cinco países abarca el sistema fluvial más vasto y mejor conservado de Europa Central. Su finalidad es crear un modelo de cooperación internacional para la gestión de las cuencas fluviales y estrechar los vínculos entre sus habitantes y la naturaleza. Este sitio agrupa las siguientes reservas: la Reserva de Biosfera del Valle Inferior del Mura (Austria), la Reserva de Biosfera Transfronteriza de Mura-Drava-Danubio (Croacia y Hungría), la Reserva de Biosfera del Río Mura (Eslovenia) y la Reserva de Biosfera de Bačko Podunavlje (Serbia). 

Esta reserva alberga una población de 900.000 habitantes y su superficie de 931.820 hectáreas tiene por centro el río Danubio y dos de sus afluentes: el Mura y el Drava. El sitio en su conjunto se extiende desde los Alpes hasta las estribaciones de los Balcanes, pasando por la Cuenca de los Cárpatos, y establece un nexo entre 13 zonas naturales protegidas de gran importancia. 

Este sistema fluvial, único en su género, proporciona servicios esenciales a los ecosistemas y es vital para la supervivencia de hábitats y especies singulares de animales y vegetales. Trascender las fronteras para armonizar la conservación y la gestión sostenible de la biodiversidad constituye un gran paso adelante en materia de cooperación y reparto de responsabilidades entre los Estados interesados, así como una muestra de su voluntad conjunta de pensar a escala global y actuar en el plano local.

Reserva de Biosfera de Atl'ka7tsme/Howe Sound (Canadá) - Situada a escasa distancia de Vancouver, esta reserva de biosfera abarca el estuario formado por un profundo brazo de mar con islas que tiene una superficie de 218.723 hectáreas, de las cuales un 16% son zonas marinas. Debido a la influencia del Océano Pacífico y al considerable gradiente altitudinal de este sitio, su diversidad biológica es muy rica ya que cuenta con 721 especies nativas de animales terrestres entre las que figuran el oso pardo americano, el glotón y el águila calva. La reserva también alberga miles de especies marinas, como arrecifes vivos de esponjas silíceas que durante mucho tiempo se creyeron extinguidos desde hace unos 40 millones de años. 

Los miembros de las Primeras Naciones del Canadá se asentaron y prosperaron desde tiempos inmemoriales en este sitio, cuya denominación Átl’ka7tsem (pronúnciese At-Kat-sum) significa “remar” en el brazo de mar en el idioma del pueblo sḵwx̱wú7mesh (squamish). La reserva de biosfera cuenta con una población de 50.000 personas que, en su mayoría, trabajan en los sectores de la silvicultura y el ecoturismo sostenibles.

 

Debido a las repercusiones devastadoras de actividades incompatibles con la conservación del medio ambiente, como la pesca abusiva y la contaminación generada por la industria pesada, a mediados del decenio de 1970 se adoptaron medidas para conservar los recursos naturales del sitio y aprovecharlos razonablemente. Hoy, después de tres décadas de aplicación de esta política, se observan signos de recuperación muy alentadores. Han vuelto al estuario las poblaciones de ballenas, delfines y salmones rosados, y el ecosistema ha recobrado la riqueza de su biodiversidad y la productividad de sus servicios. Además, el sitio es una zona de reconocida importancia internacional para la conservación de las aves.

 

En su condición de custodios del territorio y depositarios de la sabiduría ancestral de sus pueblos, los miembros de las Primeras Naciones son colaboradores y copartícipes esenciales en la concepción de las perspectivas de futuro para esta reserva de biosfera. A fin de salvaguardar el valor cultural del sitio y el aprovechamiento integral sostenible de sus recursos terrestres y marítimos, se va a garantizar una representación equilibrada de las Primeras Naciones, de la sociedad civil y de las autoridades locales en el órgano rector de la reserva.

 

Reserva de Biosfera de Martinica (Francia) - Esta reserva de biosfera es la duodécima del arco volcánico del Caribe, que figura entre los 35 focos de biodiversidad de importancia crucial para el planeta. La riqueza de su diversidad biológica es única en su género ya que comprende múltiples especies de fauna y flora que viven en hábitats muy singulares en peligro de extinción. La reserva abarca todo el territorio de la isla y la superficie marina correspondiente a su zona económica exclusiva, totalizando 4.924.768 hectáreas. Las formaciones geológicas más notables del sitio son: el Monte Pelado, volcán activo de 1.397 metros de altura; los numerosos morros volcánicos inactivos; y el litoral costero de bahías y calas. El bosque pluvial que cubre las escarpadas laderas montañosas de la isla y los manglares que se extienden a lo largo de su costa evidencian la importancia de Martinica como parte integrante del corredor ecológico que enlaza el sur del continente americano con el norte.

El número de habitantes de la reserva de biosfera se cifra en unas 380.000 personas. Las tierras cultivables representan el 20% de la superficie de la isla y su economía se basa, por lo tanto, en la agricultura y la industria agroalimentaria, aunque el sector turístico también es importante ya que todos los años acude a Martinica un millón de visitantes aproximadamente.

 

Reserva de Biosfera del Sur del Mosela (Francia) - Situada entre la región de las Ardenas y el macizo montañoso de los Vosgos, esta reserva de biosfera rural tiene una superficie de 139.257 hectáreas y cuenta con una población de 76.609 habitantes. Abarca el tramo francés del Valle del Mosela caracterizado por su paisaje geológico de laderas montañosas y llanuras abiertas que, con el correr del tiempo, se ha convertido en un paisaje cultural donde predomina la cría de ganado bovino y ovino. La mitad del territorio está cubierta por bosques, mientras que los humedales de su parte occidental, conocida por el nombre de “tierra de los estanques”, cuentan con un sinnúmero de balsas de agua creadas a lo largo de los siglos para drenar los terrenos dedicados a la ganadería y aprovecharlas sobre todo para la piscicultura.

Desde el Medievo, este valle ha sido una importante encrucijada económica y cultural. Está previsto que esta reserva de biosfera se convierta en un polo de actividades agropecuarias y ecoturísticas, así como en un centro de investigaciones sobre el medio ambiente.

Reserva de Biosfera del Monte Grappa (Italia) - Veinticinco municipios de la franja prealpina del este de Italia se han agrupado para constituir la Reserva de Biosfera del Monte Grappa que se extiende por una superficie de 66.067 hectáreas y cuenta con población de 174.184 habitantes. Situado en el afloramiento de una falla geológica y caracterizado por un paisaje de cumbres nevadas y praderas típicas de la cadena de los Dolomitas, el sitio del Monte Grappa domina los vastos ecosistemas de planicie de la región del Véneto y del Valle del Po.

La mancomunidad de municipios tiene previsto reanudar las actividades forestales y el pastoreo para atraer a nuevos habitantes e invertir la tendencia paulatina a la despoblación que dio comienzo en el siglo XIX en esta región. También está planeado que la reserva de biosfera sirva de laboratorio de ideas y de plataforma local para el fomento de una economía verde y circular.

 

Reserva de Biosfera de Kolsai Kolderi (Kazajstán) - Situada en la parte septentrional de la cordillera del Tien Shan, la reserva de biosfera de Kolsai Kolderi se caracteriza por sus excepcionales paisajes esteparios que llegan hasta las cumbres heladas de este macizo montañoso, así como por la presencia de quebradas, ríos y lagos pintorescos bordeados por bosques de coníferas y árboles caducifolios. Limítrofe en su parte meridional con la Reserva de Biosfera de Issyk-Kul (Kirguistán), este sitio se extiende por una superficie de 242.085 hectáreas y alberga especies animales raras y en peligro de extinción como el oso pardo del Tien Shan, el leopardo de las nieves y el lince del Turquestán.

Aunque la gran mayoría de los 8.000 habitantes de la reserva viven de la agricultura y la ganadería, el potencial turístico de la región es inmenso habida cuenta de la proximidad de la ciudad de Almaty, importante centro económico, financiero y cultural del país.

La finalidad principal de la reserva es preservar su excepcional peculiaridad medioambiental y fomentar en su territorio un desarrollo socioeconómico sostenible. 

 

Reserva de Biosfera de Matšeng (Lesotho) - La reserva de biosfera de Matšeng es la primera de Lesotho. Tiene una superficie de 112.033 hectáreas y está situada al norte del país, llamado a veces el “Reino en el Cielo” debido a la altitud de los dos grandes macizos montañosos que lo conforman: el de los Montes Maloti, al norte, y el de los Montes Drakensberg, al sur. El sitio de esta reserva es un ecosistema natural, apenas alterado, con un alto nivel de endemismo de sus especies vivas y con notables características medioambientales, como la presencia de los últimos bosques autóctonos conservados. Además, la reserva es una zona prioritaria para la protección de especies de aves endémicas como el serín azufrado de los Drakensberg (Crithagra symonsi).

Las principales actividades económicas en la reserva son la agricultura de subsistencia y la ganadería. La primera se practica en pequeñas explotaciones agrarias y huertos dedicados a toda una serie de cultivos susceptibles de aportar ingresos o alimentos suplementarios a los campesinos que los necesitan. La segunda comprende la cría de bovinos, la de ovejas y cabras para la producción de fibras textiles de lana y mohair, la de caballos de tiro y la de asnos de carga. 

Está previsto propiciar en la reserva la creación de una economía próspera, basada en la biodiversidad, mediante el fomento de una agricultura inteligentemente adaptada al cambio climático y la impulsión del turismo ecológico y cultural, a fin de hacer aún más atractivos sus impresionantes paisajes montañosos y sus itinerarios ideales para la práctica del senderismo y las excursiones a caballo o a pie.

 

Reserva de Biosfera de Ashaafean (Libia) - La reserva de biosfera de Ashaafean es la primera de Libia y se halla en la parte nordeste de la región montañosa de Nafusa, perteneciente a la zona biogeográfica mediterránea. Su paisaje se caracteriza por la presencia de una gran variedad de hábitats de bosques secos y pastizales esteparios al norte, así como por el predominio de zonas extremadamente áridas al sur, en el Desierto del Sahara.

Protegido por un decreto gubernamental desde 1978, el núcleo central de la reserva tiene una superficie de 83.060 hectáreas y alberga toda una serie de especies vegetales y zoológicas, raras o en peligro de extinción, entre las que figuran numerosas plantas medicinales y aromáticas, así como los siguientes animales inscritos en la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN): la hiena rayada (Hyaena hyaena), la tortuga mora (Testudo graeca) y la avutarda hubara (Chlamydotis undulate).

Esta reserva proporciona una plataforma para que puedan perfeccionarse e investigar los estudiantes que cursan estudios universitarios relacionados con la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible. La gran mayoría de las 65.000 personas que pueblan el territorio de la reserva viven de la agricultura tradicional sostenible, de la recogida de leña para combustible y de la apicultura. La región del sitio es reputada por la calidad de sus aceitunas y su aceite de oliva.

 

Reserva de Biosfera de Penang Hill (Malasia) - Situado en un foco de diversidad biológica de importancia mundial, la isla de Penang, este sitio es uno de los destinos turísticos más frecuentados de Malasia al que acuden cada año 1,6 millones de visitantes. La reserva cuenta con superficie total de 12.481 hectáreas, de las que 5.196 pertenecen a zonas marinas, y posee el único lago meromíctico del país cuyas aguas saladas profundas, al estar recubiertas por una capa de agua dulce, forman un ecosistema excepcional que alberga animales acuáticos en situación delicada o en peligro de extinción, como el sapo isleño endémico Ansonia penangensis.

La Reserva de Biosfera de Penang es todo un mosaico de paisajes urbanos, agrícolas y naturales. Estos últimos cuentan con uno de los últimos bosques pluviales costeros del país, y también con bosques de dipterocarpáceas montunas, tierras bajas costeras, manglares, humedales, playas de arena y arrecifes de coral. Todos estos hábitats albergan una vasta gama de especies de flora y fauna. Entre los especímenes endémicos de animales que se hallan en peligro cabe mencionar, en particular, el delfín del Irawadi (Orcaella brevirostris) y el armadillo de la Sonda (Manis javanica), así como toda una serie de aves migratorias. Las playas de la reserva son comúnmente frecuentadas por tortugas marinas en peligro de extinción que buscan lugares par el desove y la nidificación.

Desde el siglo XIX el sitio de Penang Hill fue un importante polo de atracción para el turismo y muy especialmente para los especialistas en botánica y los funcionarios de las administraciones coloniales. En 1884 se crearon los Jardines Botánicos que sirvieron de reserva de la fauna y flora isleñas. Hoy en día se preservan en ellos unas 2.400 especies de plantas, de las que unas 200 son orquídeas de diferentes clases.

 

Reserva de Biosfera Transfronteriza de la Depresión del Lago Uvs (Mongolia y Federación de Rusia) - Rodeado por las estribaciones semiáridas de la parte meridional de los Montes Altai, el lago Uvs está situado en la frontera con la Federación de Rusia, cubre una superficie de 335.000 hectáreas y es el más vasto de toda Mongolia. Debido a su cuenca llana y poco profunda es un lago salado natural. 

La depresión que alberga el lago Uvs es el núcleo principal del Altai Sayan, una región natural de importancia mundial que ahora pasa a formar parte de la recién designada reserva de biosfera transfronteriza. Esta nueva reserva se extiende por un vasto territorio de 2.242.112 hectáreas que sirve de enlace entre dos biomas: la taiga siberiana y las estepas mongolas. Sus hábitats albergan algunos animales emblemáticos como el muflón argali, el leopardo de las nieves y el íbice del Altai, así como diversas especies de aves migratorias.

Este nuevo sitio transfronterizo agrupa ahora las dos antiguas reservas de biosfera designadas en 1997: la de la Cuenca del Uvs Nuur, situada en Mongolia, y la de Ubsunorskaya Kotlovina, situada en la Federación de Rusia.

Los trabajos preparatorios para unir ambas reservas biosfera dieron comienzo en 2011 con la creación de un órgano conjunto de coordinación que convocó toda una serie de reuniones y seminarios participativos para impulsar la conservación de la naturaleza a ambos lados de la frontera entre los dos países. Diez años después, esta colaboración a largo plazo ha dado sus frutos facilitando la creación ejemplar de una región natural protegida conjuntamente.

 

Reserva de Biosfera del Archipiélago de las Wando (República de Corea) - Situado en el extremo meridional de la Península de Corea, el Archipiélago de las Wando lo componen 265 islas. Solamente 55 de ellas están deshabitadas y las restantes cuentan con una población de unos 50.000 habitantes que reciben cada año cerca de 3 millones de visitantes. Las zonas marinas adyacentes a las islas representan casi el 90% de las 403.899 hectáreas de superficie de la reserva de biosfera.

Las escarpaduras montañosas de las islas del archipiélago están cubiertas por bosques templados de hoja ancha perenne que se extienden a lo largo de todas sus costas, caracterizadas por la presencia de una variada gama de ecosistemas: marismas, hábitats rocosos, arenales, bajíos y zonas intermareales y sublitorales que se adentran en el mar. Todos esos ecosistemas albergan por igual una gran diversidad de seres vivos marinos.

En esta reserva de biosfera se pueden observar excelentes ejemplos de prácticas tradicionales de ordenación del territorio. Por ejemplo, la llamada maeulsup, consistente en el mantenimiento de bosques y arboledas en los pueblos para proteger a sus habitantes y los campos de cultivo contra los vientos huracanados, o bien la denominada gudeuljangnon que tiene por objeto la plantación de arrozales en terrazas. Los pobladores del archipiélago estiman que estas y otras prácticas sostenibles, así como el mantenimiento de un medio ambiente sano, constituyen un importante valor añadido para sus actividades en los ámbitos del turismo y la recogida de mariscos.

Reserva de Biosfera Avireri-Vraem (Perú) - Situada en las provincias de Satipo y La Convención, en el centro de Perú, Avireri-Vraem abarca altitudes de 280 m a 6.271 m y alberga 12 ecosistemas diferentes en tres ecorregiones: la selva amazónica al pie de los Andes, Yungas en las laderas escarpadas de las montañas con bosques montanos y nublados, y la Región Andina en las alturas de la cordillera de los Andes. Acoge 257 especies de fauna endémica, 307 especies de flora también endémica y en peligro de extinción y 115 especies de fauna amenazadas de extinción incluidas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. 

La reserva cuenta con una población de 458.701 habitantes, incluidas las comunidades locales e indígenas, que hablan ocho lenguas diferentes. Su patrimonio cultural tangible e intangible constituye un elemento definitorio de la diversa identidad del Vraem de Avireri. “Avireri” es un héroe mítico ashaninka que ayudó a dar forma al mundo separando el día de la noche, la estación seca de la lluviosa, y creando música para cada una de ellas. También mantuvo alejados a los invasores convirtiéndolos en rocas. “Vraem” es el acrónimo del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro.

La recién designada reserva de biosfera, de 4.110.762,685 hectáreas, establece un vínculo entre las reservas de biosfera de Oxapampa Ashaninka Yanesha y del Manu, y reforzará el desarrollo inclusivo y sostenible de la región.

Reserva de Biosfera de Kuznetski Alatau (Federación de Rusia) - Frente a las extensiones siberianas que se despliegan al norte y apoyada en los montes Altái al sur, la cordillera de Kuznetski Alatau permanece prácticamente inalterada desde la última era glacial. Abarca montañas donde alternan abetos y pinos siberianos, ecosistemas de tundra y taiga donde viven renos de los bosques, alces y osos pardos. A orillas de sus ríos y lagos prosperan nutrias, visones, ratas almizcleras y castores. La reserva de biosfera, de 2.698.772 de hectáreas, tiene una población de 138.632 habitantes y es la morada del pueblo shoriano.

En estas remotas montañas, la reserva de biosfera servirá de centro para servicios sociales, pequeñas empresas orientadas al medio ambiente y locales de ecoturismo y de reactivación de la cultura indígena local. Más de 100.000 turistas visitan cada año sus monumentos, presencian ritos tradicionales y degustan la gastronomía local.

Reserva de Biosfera del Gran Bogdo (Federación de Rusia) - Entre los meandros del Volga, al oeste, y las estepas de Kazajstán, al este, esta reserva de biosfera de 60.423 hectáreas constituye un cruce de paisajes y culturas. Alberga 230 especies de aves, como pelícanos ceñudos, ratoneros moros, varias especies de águilas y halcones, y en las rutas migratorias varias especies de aves protegidas por la Convención de Ramsar. Este ecosistema montañoso y semiárido guarece también 88 especies de plantas vasculares superiores, 12 especies de reptiles, entre las que destaca la salamanquesa endémica Alsophylax pipiens, más de 160 taxones de insectos y 113 especies de arácnidos, 46 especies de mamíferos, entre los que se encuentran una población relicta de antílope Saigatatarica, jabalíes, alces y corzos.

En el centro de la reserva de biosfera, el lago Baskunchak, conocido en toda Rusia por su producción de sal, destaca entre los matorrales que lo rodean. La reserva de biosfera, punto de referencia de la depresión del Caspio, contiene numerosos monumentos arqueológicos y culturales que atestiguan su posición en la Ruta de la Seda. Su escasa población incluye a rusos, kazajos, ucranianos, chechenos, tártaros, coreanos, azerbaiyanos y calmucos, que viven principalmente de la agricultura, la ganadería y la cría de caballos. La reserva de biosfera servirá como centro de conservación de la naturaleza y de investigación sobre el uso medicinal tradicional de las plantas y la arcilla, así como de turismo.

Reserva de Biosfera de Juzur Farasan (Arabia Saudita) - El archipiélago de Juzur Farasan, en Arabia Saudita, es un grupo de islas situado en el extremo suroeste del país, cerca de la frontera con Yemen. Esta zona de 820.000 hectáreas combina hábitats marinos y terrestres y constituye un complejo de importantes ecosistemas en el sur del Mar Rojo. 

Las islas Farasan cuentan con especies raras y endémicas tanto de flora como de fauna que contribuyen a hacer de esta primera reserva de biosfera de Arabia Saudita un lugar excepcional. En particular, alberga tres de los 13 lugares registrados en Arabia Saudita con mangle rojo Rhizophora mucronate, que está amenazado, así como una población relicta de dugón, que figura como vulnerable en la Lista Roja de la UICN, la mayor población de gacela Idmi del país y varias especies de aves marinas (nidos de pelícano rosado, águila pescadora, chorlito cangrejero), especies marinas (varias especies de delfines, ballenas, tortugas carey, corales y mantas) y reptiles.

La lejanía de las islas ha contribuido a la conservación de muchas tradiciones agrícolas ancestrales. La población local aún mantiene el cultivo en terrazas construidas y emplea sistemas de riego seculares. Las comunidades también utilizan formas tradicionales de agricultura de subsistencia a pequeña escala en zonas donde se mantienen pozos poco profundos que se utilizan para regar variedades de plantas locales, como cereales y verduras. 

Reserva de Biosfera Ribeira Sacra e Serras Do Oribio e Courel (España) - Situada en Galicia, en el extremo montañoso del noroeste de la Península Ibérica, esta reserva de biosfera de 306.534,77 hectáreas es un lugar de gran belleza natural enriquecido por un rico patrimonio cultural. 

El río Miño serpentea al fondo de los vertiginosos cañones del Sil, en un paisaje de valles, depresiones terciarias y estribaciones de matorral, lo que da lugar a una diversidad de microclimas.

La recién designada reserva de biosfera engloba ahora un Geoparque Mundial de la UNESCO y seis espacios de la red Natura 2000 en un refugio único para la biodiversidad que alberga 1.214 especies de flora vascular, el 52,7% de la diversidad florística de Galicia, y 277 especies de fauna. El lugar es la prolongación más occidental del corredor ecológico formado por las reservas de biosfera de la Cordillera Cantábrica y las zonas protegidas de la costa atlántica europea.

Habitado por 75.203 personas, el sitio cuenta con una historia de investigación y actividades educativas dedicadas a la conservación y la gestión sostenible, centradas especialmente en los agrosistemas equilibrados y el ecoturismo. El patrimonio cultural también goza de un alto nivel de protección. El sitio es famoso por formar parte de los Caminos de Santiago de Compostela, inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1993. También cuenta con cuevas, abrigos rocosos, petroglifos, megalitos, monasterios, iglesias, asentamientos antiguos y puentes que atestiguan el alto valor de la región.

Reserva de Biosfera de Doi Chiang Dao (Tailandia) - La Reserva de Biosfera de Doi Chiang Dao está situada en el distrito de Chiang Dao de la provincia de Chiang Mai, en Tailandia. Es la única región del país cubierta de vegetación subalpina, que también se encuentra en el Himalaya y en el sur de China. En esta reserva de biosfera de 85.909,04 hectáreas viven muchas especies raras, en peligro o vulnerables, como el gibón de manos blancas (Hylobates lar), el langur de Phayre (Trachypithecus phayrei), el goral chino (Naemorhedus griseus), el tigre (Panthera tigris) o la pantera nebulosa (Neofelis nebulosa).

En el paisaje abundan las cuevas formadas por la infiltración del agua de lluvia a través de las formaciones calcáreas. La mayor y más importante es la cueva de Chiang Dao, de la que toma su nombre la reserva de biosfera. La cueva está asociada a la leyenda de Chao Luang Chiang Dao, el rey de todos los espíritus, que se cree que reside en la imponente montaña Doi Chiang Dao; ambos son venerados como lugares sagrados. Un templo budista de estilo lanna marca la entrada de la cueva. La cueva y la montaña atraen a muchos visitantes cada año, y se ha implantado un modelo de gestión del impacto ejercido por los visitantes. El ecoturismo, la observación de aves y de las estrellas son otras atracciones turísticas locales. 

La agricultura, que utiliza un sistema tradicional de riego por gravedad llamado Maung Fai, es una actividad notable en el lugar, donde las prácticas y los conocimientos locales se han perpetuado a lo largo de casi 800 años.

 Reserva Estatal de Biosfera del Bajo Amudarya (Uzbekistán) - La Reserva Estatal de Biosfera del Bajo Amudarya (LABR), en Uzbekistán, está situada en la parte norte del curso inferior del río Amudarya, al sureste de la antigua costa del Mar de Aral. El sitio es una de las mayores zonas de tugai natural de Asia Central que, desde una perspectiva mundial, es un ecosistema único y amenazado.

Al entrar en la Red Mundial de Reservas de Biosfera, las partes interesadas de la LABR tendrán como objetivo principal conservar y restaurar los paisajes naturales, las especies animales y vegetales de los bosques de tugai, así como otros rasgos naturales característicos de los bosques ribereños de Asia Central.

La zona constituye un importante hábitat para la vida vegetal y animal y contiene la mayor biodiversidad de las regiones desérticas de Asia Central. También es el entorno natural y protegido del amenazado ciervo de Bujara (Cervus hanglu bactrianus).

Reserva de Biosfera de Nui Chua (Viet-Nam) - Las 106.646,45 hectáreas de la Reserva de Biosfera de Nui Chua abarcan las zonas terrestres y marinas de la provincia de Ninh Thuan y están situadas en el extremo de la cordillera de Truong Son, donde el clima es severo, con un tiempo soleado, caluroso y árido, y unas precipitaciones mínimas. La reserva de biosfera es una zona representativa en términos de biodiversidad, con un mosaico rico y diverso de ecosistemas característicos de la región centro-sur de Viet-Nam, que incluye una vegetación semiárida única, playas de anidación de tortugas marinas y arrecifes de coral. 

En el lugar vive una población total de 447.162 personas, entre las que se encuentran los principales grupos étnicos Kinh, Cham, Raglai, Hoa, Tay, Nung y Muong, todos ellos con diversas culturas, tradiciones artísticas, religiosas y arquitectónicas, así como numerosos rituales y grandes festivales.

Reserva de Biosfera de Kon ha Nung (Viet-Nam) - Kon ha Nung está situada en las tierras altas del centro de Viet-Nam, en el llamado “Techo de Indochina”, cuyo pico más alto supera los 1.700 m. y se extiende por 413.511,67 hectáreas y alberga a 267.493 habitantes. La reserva de biosfera acoge también especies raras, como el douc de patas grises (Pygathrix cinerea), una especie de primate rara y endémica de Viet Nam, clasificada como en peligro crítico, con sólo unos 1.000 ejemplares en estado salvaje.

La reserva de biosfera se gestiona de acuerdo con los conocimientos tradicionales de las comunidades locales, incluidos los saberes indígenas y populares sobre producción y organización social. El Comité Popular de la provincia de Gia Lai formula políticas relativas a la asignación de tierras y bosques a los hogares, el pago por los servicios de los ecosistemas forestales y el desarrollo del ecoturismo sostenible.

 

Extensión, recalificación o cambio de nombre de las reservas de biosfera existentes:

 

Reserva de Biosfera del Apenino Tosco-Emiliano (Italia) - La reserva de biosfera se ha ampliado en 275.384 hectáreas y ahora abarca un total de 498.613 hectáreas, con una población permanente de más de 378.424 habitantes.

La ubicación del sitio en el límite geográfico y climático entre la Europa continental y la mediterránea proporciona una gran biodiversidad, con al menos 260 especies de plantas acuáticas y terrestres y 122 especies de aves, anfibios, peces e invertebrados de interés comunitario y regional.

La ampliación servirá para comprometer a las comunidades locales a vivir en armonía con la naturaleza, fomentar el reconocimiento local del valor de los servicios de los ecosistemas, de los que las comunidades son las principales beneficiarias, y ofrecer oportunidades de inversión en la conservación y el desarrollo de estos servicios de los ecosistemas.

Reserva de Biosfera Lauca (Chile) - La superficie total de la Reserva de Biosfera Lauca (Chile), creada en 1981, se ha ampliado de 358.000 hectáreas a 1.026.567 hectáreas y ahora abarca las comunas de General Lagos, Putre y Camarones, situadas en el noreste del país, en la frontera con Bolivia y Perú.

Alrededor de un tercio de la fauna chilena está presente en la Reserva de Biosfera Lauca y, debido al alto valor ecológico de la región, en su perímetro ya se encuentra un sitio RAMSAR y tres Áreas Silvestres Protegidas nacionales. 

La reserva de biosfera ampliada alberga una población de 4.734 residentes permanentes, incluidas 50 familias indígenas. La región está clasificada como Zona de Desarrollo Indígena, por lo que la ampliación de la reserva de biosfera ofrece a las comunidades locales la oportunidad de ampliar el diálogo y compartir los conocimientos indígenas, ya que la participación de la comunidad indígena es clave para la gestión de la reserva de biosfera.

 

**** 

Publicar un comentario

0 Comentarios