La comunidad internacional no debe abandonar a Haití, la República Dominicana no puede solucionar la crisis

 


ONU/Cia Pak
El presidente Luis Abidaner Corona, de la República Dominicana, habla en el debate de la Asamblea General.

El presidente dominicano urge al mundo a hacer de la crisis haitiana una prioridad, advirtiendo que es un factor de inseguridad en la región. Pugna también por un mecanismo de financiamiento para que los países que lo precisen puedan solventar con liquidez los estragos económicos de la pandemia.

El jefe de Estado de la República Dominicana se dirigió este miércoles a la Asamblea General de la ONU para conminar a la comunidad internacional a “asumir con urgencia y de una vez y por todas, la crisis haitiana como una de altísima prioridad y de permanente seguimiento”.

Luis Abinader Corona señaló que su país ha venido alertando sobre la posibilidad de que la situación de Haití desborde las fronteras del país, incidiendo como un factor de inseguridad en la región.

El mandatario recordó que la República Dominicana ha encarado prácticamente sola las consecuencias de la inestabilidad haitiana durante años y manifestó con certeza que “ninguna acción unilateral será suficiente para superar esa dramática situación”.

Antes que nada, restaurar la seguridad

“Es imperativo manifestar de la manera más firme y tajante posible que la comunidad internacional no debe, ni puede, abandonar al pueblo haitiano en este momento en que los niveles de inseguridad lo están llevando a su autodestrucción”, apuntó.

Explicó que dada la división entre el liderazgo haitiano y las bandas criminales que controlan buena parte del territorio, los haitianos no podrán pacificar su país ni garantizar las condiciones para establecer un mínimo de orden por sí solos.

Por ello, Abinader Corona consideró que es urgente restablecer la seguridad del país inmediatamente para entonces y sólo entonces poder celebrar unos comicios justos, libres y creíbles.

Abundó que después de eso se deberá preparar “un verdadero plan integral de desarrollo económico y social, con todos los recursos necesarios y apoyado solidariamente por la comunidad internacional, pues ya no se puede pensar únicamente en medidas de carácter humanitario”.

El presidente refrendó la solidaridad de su país con el pueblo haitiano, pero advirtió que “no hay, ni habrá jamás una solución dominicana a la crisis de Haití”.

Alto endeudamiento

Abidaner Corona abordó, en otro momento de su alocución, el endeudamiento desmedido al que se han visto forzados los países de ingresos medios para enfrentar los estragos económicos y sociales generados por la pandemia de COVID-19 y deploró que no exista ningún mecanismo de acceso a financiamiento concesionario que les permita solventar la crisis de liquidez.

Criticó que los derechos especiales de giro por 650.000 millones de dólares dispuestos por el Fondo Monetario Internacional para fortalecer la liquidez mundial hayan parado en gran parte en las economías desarrolladas y no en las que más los necesitan.

“Para resolver esta injusta situación, los países industrializados deberían dedicar dichos recursos a la creación de un mecanismo que permita canalizar las cuotas que recibieron hacia los países de ingresos medios y bajos, brindándoles acceso a fondos concesionarios”, propuso.

El mandatario dominicano sostuvo que esa iniciativa tendría un impacto muy positivo en los mercados financieros internacionales, puesto que daría mayor sostenibilidad a la deuda y fortalecería la confianza en las economías en desarrollo, mejorando así el costo del financiamiento.

Argumentó que la crisis financiera y el mayor endeudamiento actual no puede resolverse incrementando impuestos en los países, con las consecuentes presiones sociales que esto acarrea.

“Estamos convencidos de que, sin costo para sus gobiernos, las instituciones financieras multilaterales y bilaterales pueden otorgar facilidades crediticias a través de mecanismos transparentes y accesibles, concertados y no discriminatorios, que contribuyan a que los países en dificultades recuperen con prontitud la sostenibilidad financiera y el acceso a los mercados financieros internacionales, con tasas preferenciales que no sean afectados por el índice de riesgo país”, puntualizó Abinader Corona.

Fuente- Noticias ONU

Publicar un comentario

0 Comentarios