Guardia Costera repatria a 11 inmigrantes que fueron rescatados por el MSC Giselle tras zozobrar un viaje ilegal en el Canal de la Mona

 Guardia Costera repatria a 11 inmigrantes que fueron rescatados por el MSC Giselle tras zozobrar un viaje ilegal en el Canal de la Mona

 


SAN JUAN, Puerto Rico - La Guardia Costera repatrió entre el lunes y el martes a 11 inmigrantes a la República Dominicana, tras zozobrar un viaje ilegal en el Canal de la Mona.

 

Los sobrevivientes son 10 hombres y un menor varón, quienes fueron rescatados por el MSC Giselle, luego de que se volcara a unas 20 millas náuticas al noroeste de la Isla de Mona, Puerto Rico.

 

Los vigilantes de la Guardia Costera en el Sector San Juan recibieron una comunicación el sábado a las 8:20 p.m. del MSC Giselle, un buque portacontenedores con bandera panameña de 984 pies, informando que el buque estaba en escena con una embarcación virada y personas en el agua.

Los vigilantes de la Guardia Costera desviaron al buque Guardacostas Donald Horsley y un avión HC-144 Ocean Sentry a la escena. Poco después, el MSC Giselle transmitió que la tripulación pudo rescatar a todas las personas de la embarcación zozobrada. Al llegar a la escena, la tripulación del buque Donald Horsley embarcó y brindó asistencia a los sobrevivientes.

Una vez a bordo de un buque de la Guardia Costera, todos los inmigrantes reciben comida, agua, refugio y atención médica básica.



“Los viajes de inmigrantes ilegales son extremadamente peligrosos, y estas 11 personas son muy afortunadas de estar vivas gracias al capitán y la tripulación del MSC Giselle”, dijo el teniente Charles Chavtur, comandante del buque Guardacostas Donald Horsley.  “Me alegro que llegamos rápidamente y que pudimos ayudar a los sobrevivientes y garantizar su regreso seguro a la República Dominicana”.

 

“Para cualquiera que esté considerando participar de un viaje ilegal para cruzar el Canal de la Mona, no salga a la mar, está poniendo en riesgo su vida y la de los demás”, dijo el Comandante Beau Powers, jefe de respuesta de la Guardia Costera en el Sector San Juan. “Estos viajes altamente peligrosos ocurren con frecuencia a bordo de embarcaciones que no están aptas para la navegación ya que van sobrecargadas, continuamente filtran agua y tienen poco o ningún equipo de salvamento a bordo”.



 

El buque Guardacostas Donald Horsley es un escampavía de respueta rápida de 154 pies con puerto base en San Juan, Puerto Rico.

 

Para noticias del momento síganos por Twitter y Facebook.

-USCG-

Publicar un comentario

0 Comentarios