Cuomo: se derrumba la última dinastía política Estadounidense


 Cuomo: se derrumba la última dinastía política Estadounidense

 
J.C.Malone
 
Nueva York.-Cuando anunció su renuncia a la gobernación de Nueva York el martes último, Andrew Cuomo admitió que el mundo cambió sin el notarlo, “y debí haberlo notado”.
      Su salida de la vida política por un lado marca el fin de una de las últimas dinastías políticas sobrevivientes, pero no significa que Cuomo será irrelevante.
Tiene $18.0 millones para lo que era su campaña reeleccionista, quizá que invierta en candidatos a diferentes cargos, para mantener una cuota de poder político estatal.
      “En mi mente, nunca crucé la línea con nadie, pero no advertí hasta donde movieron la línea”, dijo el gobernador, en cuya mente crecían aspiraciones presidenciales.
      Aunque aseguró que “nunca” cruzó la línea, con nadie, 11 mujeres acusaron Cuomo de haberla cruzado con ellas.
Al anunciar su renuncia, Cuomo confesó, con su arrogancia característica, que está fuera de contacto con la realidad.
      “Hubo un cambio generacional y cultural que yo simplemente no lo advertí, y debí advertirlo”, dio el gobernador al anunciar su renuncia. Su dimisión tiene todo el sentido del mundo, quien ignora los cambios de una sociedad, no puede gobernarla.
      Lo que se dificulta cada vez mas es decir una cosa en público y hacer otra en privado. Cuomo fue formado a la sombra esas viejas y malas artes que controlaron la política del siglo pasado.
      Tras alegar su propia ignorancia, posición jurídicamente insostenible, Cuomo alegó ser “víctima”, de esos cambios que no advirtió.
      Cuomo es hijo del extinto gobernador Mario Cuomo, y fue el último heredero una dinastía política del pasado.
     
 
Las Dinastías
      Aunque los Estados Unidos es una democracia fundada contra las monarquías europeas, aquí florecieron varias dinastías políticas familiares. 
Cuatro familias han tenido dos miembros que han ocupado la presidencia y otras tantas tienen varios miembros que han ocupado gobernaciones estatales y escaños congresuales.
John Adams, uno de los fundadores de la nación y vicepresidente de George Washington, el primer presidente, se convirtió en el segundo presidente. Su hijo, John Quincy Adams fue el octavo presidente estadounidense.
Los Harrison, como los Adams, participaron en la fundación del país. William Henry Harrison fue el presidente que menos gobernó, murió 31 días después de ser electo. Luego gobernó su pariente Benjamín Harrison, fue electo noveno presidente, al término del mandato de Adams, el octavo presidente.
Theodore Roosevelt and Franklin D. Roosevelt primos, fueron presidentes con 31 años de diferencia entre ellos. El aspecto dinástico de esta familia llegó al extremo de que Eleanor, la esposa de Franklin, era su prima.
George H.W. Bush fue electo el 41 presidente y su hijo George W. Bush fue el 43 presidente.
Los Kennedy se establecieron como dinastía política aunque solo John Fitzgerald llegó a la presidencia. Los Bill Clinton y su esposa Hillary se establecieron como dinastías políticas. Ambas dinastías fueron desplazadas por el presidente Donald Trump.
A nivel estatal hubo varias familias que se establecieron como dinastías, como los Romney. George Romney fue gobernador de Michigan entre 1969-73 y su hijo Mitt fue gobernador de Massachusetts,  fracasó en una candidatura presidencial y ahora es senador.
Nueva York tuvo dos dinastías, la Rockefeller, que se quedó fuera del juego político, retornando a administrar su fabulosa fortuna.
Mario Cuomo fue gobernador neoyorquino entre 1983 y 1994. Le ofrecieron la candidatura presidencial en dos ocasiones y la rechazó, su hijo Andrew Cuomo, acaba de renunciar, peroeso  no significa que desaparecerá de la vida política.
 
Tiene $18 millones
 
En el año 2008 el entonces gobernador Eliot Spitzer renunció tras comprobarse sus relaciones con prostitutas en Washington D.C. Tras renunciar, Spitzer tenía $2.9 millones acumulados en su fondo de campaña.
      En el 2018, cuando el Fiscal General del Estado, Eric Schneiderman renunció envuelto en un escándalo de abusos físicos y sexuales, tenía $8.5 en su cofre de campaña.
      El renunciando gobernador Cuomo tiene $18 millones en su cofre y debe gastarlo, no se sabe como lo gastará, pero un nuevo desarrollo en su historia puede dar una pauta.
      La legislatura estatal neoyorquina que le preparaba un juicio político en su contra abandonó ese proyecto.  Cuomo no será enjuiciado políticamente, lo cual sugiere que todavía le queda vigencia política y muchísimo dinero.
      Hay quienes dicen que puede volver a postularse, otros dicen que financiará otros candidatos para mantener su vigencia política.
      Solo el tiempo dirá lo que hará, pero un hombre forrado de billetes, con ambiciones y vigencia política es capaz de cualquier cosa.
 
 
 
 

Sigueme en Youtube

Publicar un comentario

0 Comentarios