MAPP/OEA llama a persistir en el diálogo para resolver conflictos en Colombia

 


MAPP/OEA llama a persistir en el diálogo para resolver conflictos en Colombia

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) presentó hoy ante el Consejo Permanente su trigésimo informe semestral, correspondiente al segundo semestre de 2020, entre el 1 de julio y el 31 de diciembre.

En el documento, la MAPP/OEA constata los efectos del COVID-19 en las dinámicas del conflicto y la paz en el país, particularmente en los territorios donde convergen factores estructurales de violencia, inequidad, débil presencia estatal y baja conectividad. La Misión honra a los más de 115.000 colombianos y colombianas que han perdido la vida a causa de la pandemia, destaca la valentía de quienes enfrentan secuelas y reconoce los esfuerzos adelantados por el Estado.

Producto del monitoreo territorial, la MAPP/OEA evidenció con preocupación que durante los últimos seis meses de 2020 la violencia ejercida por grupos armados ilegales continuó impactando gravemente la vida, la integridad y los derechos de sectores sociales específicos. Liderazgos sociales, comunales y de derechos humanos; comunidades y autoridades étnico-territoriales; niños, niñas, adolescentes, mujeres y jóvenes; población migrante, y personas en proceso de reincorporación fueron los más afectados.

La Misión de la OEA también advierte que las amenazas y los homicidios contra los liderazgos y sus familias desincentivaron la participación y limitaron el impulso de diálogos amplios e incluyentes. Graves violencias en su contra por parte de grupos armados ilegales se registraron principalmente en Antioquia, Cauca, Nariño, Norte de Santander y Putumayo, mientras que en Meta, Caquetá y Guaviare estas afectaciones menguaron espacios de participación, a pesar de la exacerbación de conflictividades socio ambientales.

La MAPP/OEA identificó que a finales del año pasado, en medio del aislamiento obligatorio, la expresión ciudadana nacional continuó organizada alrededor de exigencias por el respeto, la protección y la garantía del derecho fundamental a la vida.

“Como imperativo humanitario y democrático, llamamos a seguir fortaleciendo los esfuerzos estatales para mitigar los factores de riesgo vigentes para comunidades e individuos. También, a mantener abiertos los canales para la resolución pacífica de los conflictos, la búsqueda conjunta de soluciones y la construcción de una paz verdaderamente completa. Condenamos toda violencia, e insistimos que el camino es el diálogo amplio, constructivo y eficaz”, aseguró Roberto Menéndez, jefe de la MAPP/OEA.

En este escenario, la Misión reconoce la voluntad institucional para mantener funcionales distintos espacios de participación. En particular, valora la instalación, reactivación y dinamización de los Consejos Territoriales de Paz, Reconciliación y Convivencia como espacios claves para abordar los desafíos de la construcción de paz. En Caquetá se reactivaron 13 Consejos, en Chocó se instalaron 5 nuevos, y en el Catatumbo se retomaron las sesiones de manera presencial o semipresencial.

La MAPP/OEA cumple en 2021 17 años de monitoreo y acompañamiento territorial permanente a la implementación de políticas de paz. Esto, además, se ha traducido en la presentación de 30 informes ante el Consejo Permanente que constituyen un legado testimonial y documental sobre la crudeza del conflicto armado interno, la búsqueda de acuerdos para finalizarla y los esfuerzos para alcanzar la paz. La Misión reitera su compromiso de seguir acompañando a los colombianos y colombianas en la construcción de nuevas esperanzas y de la anhelada Paz Completa.

Publicar un comentario

0 Comentarios