La Misión de Observación Electoral de la OEA felicita al Perú por una jornada electoral pacífica y democrática


 La Misión de Observación Electoral de la OEA felicita al Perú por una jornada electoral pacífica y democrática

 

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Perú felicita al pueblo peruano por haber acudido a las urnas ayer domingo 6 de junio para expresar su voluntad de manera pacífica y democrática, y reconoce a las autoridades electorales por la organización de un proceso de gran complejidad, marcado por la pandemia y la polarización política.

Durante la jornada electoral, la Misión estuvo desplegada en 18 provincias del territorio nacional y 5 ciudades en el exterior, lo que permitió dar seguimiento integral a diferentes aspectos del proceso electoral y observar los comicios desde la apertura de los centros de votación hasta el cierre y el conteo de los votos. Al igual que en los comicios de abril, la Misión contó con datos cuantitativos sobre la apertura, el desarrollo de la votación y el conteo de votos en las mesas.

Los datos recopilados por la Misión confirman la estrechez de los resultados que fue presentada tanto por los conteos rápidos como por los datos oficiales que hoy muestra la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). Si bien la ciudadanía ha emitido ya su voto, el proceso electoral continua. Cabe recordar que aún quedan pendientes de procesar actas a nivel nacional y del extranjero, así como las actas observadas que serán desahogadas en los jurados electorales especiales.

La Misión reconoce a las candidaturas por sus llamados a la tranquilidad y hace votos porque esa actitud democrática continúe prevaleciendo y que las eventuales inconformidades se diriman por las vías legales a su alcance. Asimismo, hace un respetuoso llamado a la ciudadanía y a los actores políticos a que aguarden con paciencia y serenidad los resultados oficiales que darán a conocer las autoridades, y a que se conduzcan con responsabilidad y talante democrático en esta etapa del proceso. Su conducta en estas horas cruciales será determinante para mantener un clima de tranquilidad y paz social en el país.

La Misión lamenta las agresiones recibidas por representantes de los medios de comunicación en el ejercicio de sus funciones, y hace un llamado para que se respete la labor periodística y la integridad de quienes la ejercen.

Encabezada por el ex canciller de Paraguay, Rubén Ramírez Lezcano, la Misión está integrada por 40 observadores y especialistas de 16 nacionalidades que llegaron al país de manera escalonada a partir del 30 de mayo. Durante su estancia en el territorio nacional, los integrantes de la Misión sostuvieron reuniones con autoridades electorales y de gobierno, ambas candidaturas en contienda, académicos, representantes de organizaciones de la sociedad civil y otros actores relevantes.

El día de la elección, la Misión compiló información sobre el desarrollo de la votación en 191 recintos y 861 mesas de votación. Sus integrantes constataron la implementación total o parcial de gran parte de las recomendaciones emitidas por la MOE/OEA en su informe preliminar de la primera vuelta, entre las que destacan aquellas encaminadas a fortalecer la capacitación de los funcionarios en distintos niveles, a agilizar el proceso de recepción y procesamiento de las actas en las Oficinas Descentralizadas de Procesos Electorales (ODPE), y optimizar los espacios de votación, con una mejora significativa en materia de señalética e iluminación. En este sentido, la Misión valora la apertura de las autoridades electorales y su permanente disposición para mejorar los procesos comiciales.

Los integrantes de la Misión observaron que la instalación de las mesas transcurrió con fluidez y sin mayores inconvenientes. Hacia el mediodía, la Misión tuvo conocimiento de la instalación del 100% de las mesas. La Misión saluda que más de la mitad de las personas que fungieron como delegados de las organizaciones políticas fueron mujeres, así como también la participación de indígenas y afroperuanos en este rol.

La Misión constató que las mesas contaban con todos los materiales electorales esenciales, así como que tanto los funcionarios de mesa como los electores portaban equipo de protección personal y otros elementos de bioseguridad. Asimismo, la MOE/OEA pudo constatar que, en términos generales, los espacios de votación eran adecuados, que contaban con una señalización apropiada que facilitaba el proceso de votación y el mantenimiento de la distancia social. También se observó presencia de la fuerza pública y que se garantizó el derecho al voto secreto, así como que prácticamente la totalidad de las mesas daban preferencia a adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad.

La Misión tuvo conocimiento de incidentes aislados, así como del señalamiento de que se habrían encontrado cédulas marcadas a favor de una de las fuerzas políticas en contienda. En ese sentido, la MOE/OEA saluda la intervención inmediata de las autoridades electorales, a quienes corresponde dar seguimiento y aclarar lo ocurrido.

Tal y como se tenía previsto, a las 7 de la noche se cerraron las mesas de votación. La Misión constató que se permitió votar a los electores que permanecían en la fila, así como que la gran mayoría de las mesas contaban con representantes de las dos organizaciones políticas en contienda, que éstos recibieron una copia del acta de escrutinio, y que el escrutinio se realizó de conformidad con los procedimientos establecidos. El repliegue de las actas oficiales se realizó según lo planificado y se respetó la cadena de custodia. La Misión observó que ese traslado funcionó con mayor celeridad en comparación con la primera vuelta.

La noche de la elección, la ciudadanía se informó sobre las tendencias de la votación principalmente a partir de una encuesta de boca de urna y un conteo rápido realizado por una empresa privada.

La ONPE divulgó los primeros resultados a las 11:30 de la noche, cuando había un 42% de actas procesadas. Cabe destacar que, a partir de la llegada de las actas a las ODPE y su procesamiento, no se registraron cortes en el flujo de la información, que se hizo de manera pública y transparente a través del portal de la ONPE, lo que permitió a la ciudadanía seguir el cómputo y consultar información de manera ininterrumpida. Para la 1:30 de la tarde del día siguiente, el avance ya superaba el 94%.

La Misión felicita a las autoridades electorales por la utilización de este tipo de mecanismos que abonan a la transparencia de los procesos electorales y dan certeza a la ciudadanía.

La Misión de Observación Electoral de la OEA continuará acompañando el proceso hasta su conclusión y presentará un informe preliminar en los próximos días.

La MOE/OEA agradece al Gobierno, al Ministerio de Relaciones Exteriores, a las autoridades electorales y al pueblo peruano por las facilidades otorgadas para llevar a cabo su trabajo, así como a las contribuciones financieras de Bolivia, Brasil, Canadá, Corea, España, Estados Unidos, Francia, Ghana, Guatemala, Italia, México, República Dominicana y Suiza, que hicieron posible la Misión.

Publicar un comentario

0 Comentarios