Procuraduría de Medio Ambiente detiene a decenas de personas por contaminación sónica y daños a los recursos naturales

 


Las acciones realizadas en la última quincena de abril respondieron a delitos como quema y tala de árboles y contaminación sónica en distintos puntos del país

SANTO DOMINGO (República Dominicana). La Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales apresó a decenas de personas, cerró negocios y ocupó diversos equipos por diferentes tipos de violaciones a las normas ambientales, fruto de los operativos y acciones regulares realizadas en la última quincena de abril.

El 22 de abril pasado, la regional de Proedemaren en el Sur, encabezada por el procurador Juan Castillo Cabral, llevó a cabo acciones contra incendios forestales en la zona norte de la provincia San Juan y en el Bosque del Morro, del municipio Bánica, de la provincia de Elías Piña.

Con la participación del Ministerio de Medio Ambiente y del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), también fueron detenidas varias personas por haber quemado unas 500 tareas de terrenos en hechos separados, lo que afectó a unos 4,500 árboles adultos. Las personas involucradas, unas 15, fueron detenidas.

Ese mismo día, la Proedemaren provincial de Pedernales logró que un juez de instrucción le impusiera a la señora Mirta Matos una garantía económica por valor de RD$50,000, tras ser sorprendida en flagrante delito traficando con la especie de guaconejo, un árbol en peligro de extinción. Fue detenida con el apoyo del SENPA y la Dirección Provincial de Medio Ambiente de Pedernales.

En la provincia de María Trinidad Sánchez, el 24 de abril pasado, en compañía de la Policía Nacional y del Ministerio de Salud Pública, los fiscales de esta procuraduría especializada realizaron un operativo contra la contaminación sónica y el incumplimiento de los protocolos de salud, en el municipio Nagua y el Distrito Municipal de las Gordas.

Como resultado, cerraron dos establecimientos y ocuparon 12 bocinas, además someter a los responsables a la acción de la justicia.

También el 24 de abril, en el Distrito Nacional, Santo Domingo Este y Norte, los magistrados Rudy Pérez Medrano y Héctor Peralta encabezaron operativos de combate a la contaminación sónica y de la realización de actividades festivas que infringen las restricciones preventivas ante la COVID-19, en conjunto con el Programa de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA), del Ministerio de Interior y Policía, y el Ministerio de Salud Pública.

Durante la jornada, el Ministerio Público detuvo a 20 personas que incumplían el toque de queda en el sector El Majagual, de Sabana Perdida, mientras que el Ministerio de Salud Pública clausuró dos negocios de bebidas alcohólicas por la misma causa.

Los agentes actuantes ocuparon bocinas, equipo para DJ (disc-jockey), narguiles, más conocidas como hookahs, una máquina tragamonedas, además de varios vehículos cuya música se proyectaba a altos decibeles.

Mientras que, en Puerto Plata, como resultado de la coordinación entre la dirección provincial de la Proedemaren, la Policía Nacional, el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), Salud Pública y el COBA, se realizaron operativos en varias áreas de esa ciudad norteña, con el objetivo de procurar que se cumpliera con el toque de queda, con el distanciamiento social y con las leyes de antirruido. Durante el recorrido se incautaron varias bocinas que producían contaminación sónica.

Mientras que, en Bonao, como resultado de otro operativo antirruido realizado el 26 de este presente mes, fueron retenidos equipos de sonido, una yipeta, narguiles, además de cerrarse un establecimiento comercial por incumplir con las disposiciones legales en cuanto a la contaminación sónica y el uso de narguiles.

Publicar un comentario

0 Comentarios