Las comunidades de Código Abierto transforman la forma de pensar la tecnología en un país

 Las comunidades de Código Abierto transforman la forma de pensar sobre la tecnología en Centro América

 


La Cultura Abierta que impulsan los proyectos de Comunidad de Desarrolladores de Open Source, permea la forma en que distintas organizaciones ven la tecnología y la apropian, de tal forma que empresas como Red Hat y sus iniciativas son focos de transformación para un país.

 

El código abierto tiene que ver con software, pero también se trata del impacto que están teniendo las comunidades alrededor de este concepto en distintos sectores claves para el desarrollo de cualquier país en todo el mundo, tanto en la educación, la atención médica y la agricultura, como en el arte y la transformación empresarial utilizando principios de código abierto.

 

Si bien el concepto de Código Abierto está muy extendido, nunca sobra repasar un poco lo que es y sus orígenes, sobre todo para entender por qué empresas como Red Hat desde un concepto de tecnología, ha desarrollado un concepto de cultura corporativa que revoluciona la forma de innovar en muchos campos y en la sociedad misma.

 

En primer lugar, el término se refiere a algo que las personas pueden modificar y compartir porque su diseño es de acceso público. Este se originó en el contexto del desarrollo de software para designar un enfoque específico para el desarrollo de programas de computadora.

 

Hoy, "Código Abierto" designa un conjunto más amplio de valores, un modelo cultural, "el camino del código abierto" según Red Hat, donde los proyectos, productos o iniciativas bajo este adoptan y celebran los principios de intercambio abierto, participación colaborativa, creación rápida de prototipos, transparencia, meritocracia y desarrollo orientado a la comunidad.

 

“Como la empresa de Código Abierto más grande del mundo, creemos que usar este modelo permite crear tecnologías más estables, seguras e innovadoras. En Red Hat, hemos dedicado más de 20 años a colaborar en proyectos de la comunidad y proteger las licencias de open source, para que podamos seguir desarrollando sistemas de software que traspasen los límites de la capacidad tecnológica y lleguen a transformar la manera en que las personas y las comunidades ven la tecnología”, afirma Pedro Solórzano, Gerente Comercial para el Sector Financiero en Red Hat Centro América y el Caribe (CEACA)

 

Quienes optan por este concepto, que hoy es un modelo de desarrollo y una cultura, consideran que pueden desarrollar mejores sistemas de software si aprovechan las innovaciones y la cooperación de las personas más hábiles de las comunidades open source sin obstáculos geográficos, culturales o étnicos. “Este principio y modelo de colaboración potencia gran parte de la tecnología que usamos en la actualidad, desde plataformas open source, como Linux y Kubernetes, hasta navegadores open source, como Firefox y Chromium”, explica Pedro Solórzano.

 


Muchos negocios y comunidades de Código Abierto (open source en inglés) se encuentran en proceso de adaptación para poder satisfacer las necesidades de los negocios y necesidades digitales que se configuran hoy. Red Ha ha evidenciado que la incorporación de metodología open source y la Cultura Abierta para las empresas, organizaciones, instituciones y gobiernos les aporta grandes beneficios, y a través de ellas, a la sociedad. 

Sociedad en Código Abierto

 

En la actualidad hay muchas comunidades de Código Abierto en el mundo cambiando la forma en que distintos sectores apropian la tecnología y a partir de la colaboración y una mentalidad de Cultura Abierta rompen barreras de forma rápida y efectiva para lograr cambios en la sociedad, aquí tenemos un ejemplo.

 

En el caso de una institución educativa que necesitaba construir identidad y comunidad para sobrevivir, una historia que pueden estar viviendo muchas organizaciones ahora mismo, la escuela Franklin de Enseñanza Media en un sector de renta baja en Minneapolis, EE.UU., que después de varios años de cierre fue reabierta con el reto de atraer estudiantes de otras instituciones y lograr una comunidad que le permitiera su funcionamiento sostenido.

 

"Realmente estábamos luchando por no tener una identidad", dice su directora. "Como éramos una escuela nueva, no teníamos una historia compartida a la que pudiéramos recurrir". A medida que avanzaba el año escolar y crecían los problemas disciplinarios, era urgente que los estudiantes construyeran sentido de pertenencia, misión para la cual se recurrió a la metodología de Michael Bratsch, o "Mr. B", como prefiere que lo conozcan, uno de los profesores inaugurales de Franklin.

 

Además de enseñar inglés como segundo idioma, el Sr. B es coordinador y cofundador del programa extracurricular de Franklin, The Futureboys & Girls Club, donde enseña principios de liderazgo. Su metodología se basa en un Marco Abierto: Los estudiantes aprenden a desarrollar proyectos creativos aportando conceptos individuales y colaborando para darles vida. Este proceso muestra a los estudiantes que las buenas ideas pueden provenir de cualquier lugar y que compartir esas ideas las mejora exponencialmente.

 

El Club identificó que una de las oportunidades de construir identidad podría ser tener una canción propia para Franklin. Así que durante los siguientes meses hicieron que los estudiantes se dedicaran a construir esta solución.

 

Los estudiantes comenzaron a escribir versos basados ​​en el concepto de "despegar como cohetes" a propósito de la mascota de la escuela. Luego trabajaron sus letras con Mr. B y el cofundador de Futureboys & Girls, Andre "Mr. Dre" Hudson.

 

Como método, cada estudiante vendría con sus propias ideas iniciales para la canción. Se los propondrían al resto del grupo. Y, en lugar de rechazar o aceptar una sola contribución, el Sr. B alentaría a los otros estudiantes a tomar esa idea y desarrollarla. A través de este proceso abierto, los estudiantes reconocieron cómo la colaboración mejoró sus ideas y el resultado final.

 

Además de la canción se acordó la producción de un videoclip para esta. Finalmente, los estudiantes, maestros, padres y miembros de la comunidad local llenaron el auditorio de la escuela para escuchar el nuevo himno.

 

"Realmente transformó la comunidad escolar", dice la directora. La canción de la escuela Franklin atrajo la atención de varios medios de comunicación y se volvió viral, obteniendo más de 10.000 visitas en YouTube.

 

Además de sentirse orgullosos de haber ayudado a crear la nueva identidad de su escuela, los estudiantes del Futureboys & Girls Club aprendieron una lección valiosa: un proceso de desarrollo abierto puede conducir a resultados asombrosos. 

De esta manera, Mr. Dre dice que la filosofía del club está en línea con los principios del código abierto. "El código abierto consiste en abrir tu mente y compartir tus ideas con el mundo", afirma.

Publicar un comentario

0 Comentarios