La CIDH otorga medidas cautelares a favor de Kevin Roberto Solís en Nicaragua,también por Yoel Suárez Fernández en Cuba

 


Comunicado de prensa 100/21  |  EN  

 

La CIDH otorga medidas cautelares a favor de Kevin Roberto Solís en Nicaragua

 

23 de abril de 2021

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el 22 de abril de 2021 la Resolución 33/21, mediante la cual otorgó medidas cautelares de protección a favor de Kevin Roberto Solís, tras considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Nicaragua.

Según la solicitud, el beneficiario –estudiante universitario, activista social y opositor–, se encuentra en una situación de riesgo en el marco de su privación de libertad producto de golpizas recibidas durante su detención, así como una alegada falta de atención médica y sus condiciones de detención.

La Comisión recibió información del Estado, en respuesta a su solicitud, respecto de las condiciones de detención y salud del beneficiario, así como las medidas que se habrían adoptado en el marco de la pandemia de COVID-19 para prevenir la propagación del virus en los centros penitenciarios del país. Sin perjuicio de esas acciones, se observó que, pese a que la información brindada por las organizaciones solicitantes indica que funcionarios del centro penitenciario habrían sido las personas responsables de haber sometido al beneficiario a golpizas, patadas y amenazas, el Estado no respondió a dichas alegaciones ni informó sobre acciones llevadas a cabo con la finalidad de investigar la posible participación de estos actores. Por ello, se consideró que los derechos a la vida, integridad personal y salud de Kevin Roberto Solís se encuentra en una situación de grave riesgo.

En consecuencia, de acuerdo con el artículo 25 del Reglamento de la CIDH, se solicitó a Nicaragua que: a) adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud del señor Kevin Roberto Solís; b) asegure que sus condiciones de detención sean compatibles con los estándares internacionales aplicables en la materia; c) tomando en cuenta el contexto de pandemia de COVID-19 y la situación de riesgo a la vida, integridad personal y salud como resultado de las circunstancias que rodean su privación de la libertad actuales, se evalúe, inmediatamente, la posibilidad del otorgamiento de medidas alternativas a la privación de la libertad, de conformidad con su normativa interna y a la luz de los estándares interamericanos aplicables; y, d) informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición.

El otorgamiento de la medida cautelar y su adopción por el Estado no constituyen prejuzgamiento sobre una eventual petición ante el sistema interamericano en la que se aleguen violaciones a los derechos protegidos en la Convención Americana y otros instrumentos aplicables.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

----------------------------


Comunicado de prensa 101/21  |  EN  

 

La CIDH otorga medidas cautelares a favor de Yoel Suárez Fernández en Cuba

 

23 de abril de 2021

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el 22 de abril de 2021 la Resolución 34/21, mediante la cual otorgó medidas cautelares de protección a favor de Yoel Suárez Fernández, tras considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Cuba.

Según la solicitud, el beneficiario es objeto de amenazas, hostigamientos, intimidaciones y detenciones por parte de agentes estatales, presuntamente como resultado de su labor como periodista independiente y escritor. La Comisión lamenta no contar con las observaciones del Estado, pese a que fueron solicitadas de conformidad con el artículo 25.5 de su Reglamento.

Tras analizar las alegaciones de hecho y de derecho aportadas por las organizaciones solicitantes, la CIDH considera que la información presentada demuestra prima facie que Yoel Suárez Fernández se encuentra en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en riesgo de daño irreparable. Por consiguiente, de acuerdo con el Artículo 25 del Reglamento de la CIDH, la Comisión solicita a Cuba que: a) adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal del señor Yoel Suárez Fernández y su núcleo familiar. A tales efectos, el Estado debe tanto asegurar que sus agentes respeten la vida e integridad personal de las personas beneficiarias, como proteger sus derechos en relación con actos de riesgo que sean atribuibles a terceros, de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos; b) adopte las medidas necesarias para que el señor Yoel Suárez Fernández pueda desarrollar sus actividades como periodista independiente sin ser objeto de actos de violencia, intimidación, hostigamientos y detenciones en el ejercicio de sus labores. Lo anterior incluye la adopción de medidas para que pueda ejercer su libertad de expresión; c) concierte las medidas a adoptarse con las personas beneficiarias y sus representantes; y, d) informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.

El otorgamiento de la medida cautelar y su adopción por el Estado no constituyen prejuzgamiento sobre una eventual petición ante el sistema interamericano en la que se aleguen violaciones a los derechos protegidos en la Convención Americana y otros instrumentos aplicables.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.


Publicar un comentario

0 Comentarios