El Día Mundial de la Libertad de Prensa 2021 promoverá la información como bien público en un panorama mediático muy cuestionado

 


El Día Mundial de la Libertad de Prensa 2021 promoverá la información como bien público en un panorama mediático muy cuestionado

París, 26 de abril – La UNESCO y el Gobierno de Namibia celebrarán en Windhoek del 29 de abril al 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Conferencia Mundial de la Libertad de Prensa. Durante la conferencia, el 2 de mayo, se honrará al ganador del Premio UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa 2021.  

Los periodistas profesionales y otras partes interesadas de los medios de comunicación que participan en la Conferencia pedirán que se tomen medidas urgentes para contrarrestar las amenazas que están debilitando a los medios de comunicación independientes y locales de todo el mundo, una crisis agravada por la pandemia de la COVID-19. Propondrán soluciones para reforzar la viabilidad de los medios de comunicación, impulsarán una mayor transparencia de las empresas de redes sociales y medidas para mejorar la seguridad de los periodistas y apoyar a los medios independientes. También se espera que los participantes insten a los gobiernos a invertir en formación mediática e informacional para ayudar a la gente a reconocer, valorar y defender el periodismo basado en hechos como parte esencial de la información como bien público.

Durante los cinco días de la conferencia se celebrarán unas 40 sesiones, entre las que se incluyen tres debates temáticos sobre cuestiones que afectan actualmente a la viabilidad de los medios de comunicación, la transparencia de las plataformas en línea y las formas de reforzar la alfabetización mediática e informacional.

Hage Geingob, Presidente de Namibia, y la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, intervendrán en la conferencia el 2 de mayo, junto con altos funcionarios de los gobiernos africanos y el Secretario General de la ONU, António Guterres (a través de un mensaje en vídeo).

Durante el evento se celebrarán conferencias y entrevistas con más de 250 periodistas de renombre mundial, líderes de los medios de comunicación y de la tecnología, expertos, responsables políticos y activistas. Ello brindará a los participantes inscritos la oportunidad de establecer contactos e interactuar con los ponentes, y de acceder a una oferta de podcasts, películas y contribuciones artísticas que se postearán en una plataforma en línea.

Entre los principales oradores figuran:

  • Joseph Stiglitz, (Estados Unidos) Premio del Banco de Suecia de Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel 
  • Irene Khan, Relatora Especial de la ONU sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión 
  • Agnès Callamard, Secretaria General de Amnistía Internacional
  • Swe Win (Myanmar), Jefe de redacción de Myanmar Now, medio de prensa reconocido por sus reportajes colaborativos y de investigación sobre ataques contra los Derechos Humanos
  • Maria Ressa, (Filipinas) Presidenta de la empresa de medios digital filipina Rappler
  • Julie Owono, Miembro del Consejo de Supervisión de Facebook. Directora Ejecutiva de Internet sans Frontières
  • Miranda Johnson, Editora Ejecutiva Adjunta de The Economist
  • Stephen Dunbar-Johnson, (Estados Unidos) Presidente internacional de The New York Times
  • Sir Nicholas Clegg, Vicepresidente de Asuntos Mundiales y Comunicaciones de Facebook 

Entre los aspectos más destacados del programa figuran:

  • Seis Foros Regionales sobre aspectos específicos y regionales de la libertad de prensa y formas de abordar las tendencias y retos actuales. Los Foros se basan en los seminarios regionales que siguieron al primer seminario de la UNESCO sobre la libertad de prensa en África, celebrado en Windhoek en 1991.
  • Un diálogo sobre la información como bien público entre Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, y Miranda Johnson, editora ejecutiva adjunta de The Economist.
  • 30 de abril: Presentación de las principales conclusiones del estudio mundial de la UNESCO sobre la violencia en línea contra las mujeres periodistas, un proyecto de investigación pionero que evalúa el alcance y el impacto de la nueva primera línea de la seguridad de los medios de comunicación a través de análisis de grandes datos y una revisión bibliográfica en profundidad.
  • 29 de abril: Lanzamiento de Recomendaciones sobre la sostenibilidad del periodismo para un “New Deal” de los medios de comunicación, una publicación presentada por el Foro sobre Información y Democracia.

Enlace para registrarse aquí 

La revolución digital ha debilitado los modelos de negocio de la mayoría de los medios independientes y ha dañado su viabilidad. Se calcula que la pérdida de ingresos en 2020 ascenderá a 30.000 millones de dólares. Los “desiertos” de noticias locales son cada vez más comunes, ya que los medios de comunicación cierran, se fusionan o se reducen enmuchas partes del Norte y del Sur mundiales, y los grupos de interés político toman el control de los medios de comunicación en dificultades. Según una encuesta realizada por la Federación Internacional de Periodistas (FIP), dos tercios de los periodistas en plantilla y autónomos de todo el mundo también han sufrido recortes salariales, pérdida de ingresos, pérdida de puestos de trabajo, cancelación de encargos o empeoramiento de las condiciones laborales. Una encuesta realizada por el Centro Internacional de Periodistas y el Tow Center de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) reveló que más del 40% de los periodistas encuestados declararon haber perdido más de la mitad de sus ingresos.

Además, la pandemia de la COVID-19 ha provocado un fuerte aumento de las agresiones a periodistas y un debilitamiento de las normas que protegen la libertad de expresión. El próximo estudio de la UNESCO sobre la violencia en línea contra las mujeres periodistas muestra que el 73% de las mujeres periodistas encuestadas han sufrido violencia en línea relacionada con su trabajo. La violencia en línea, a menudo en forma de ataques misóginos coordinados, va desde el lenguaje de odio hasta las amenazas de violencia sexual o física. Según el Instituto Internacional de la Prensa, los países han denunciado más de 400 violaciones de la libertad de los medios de comunicación relacionadas con la crisis de la COVID-19, incluidas las restricciones al acceso a la información y las excesivas regulaciones contra las supuestas noticias falsas, aparentemente destinadas a hacer frente a la desinformación relacionada con la COVID-19.

El papel de los periodistas en la producción y el intercambio de información objetiva es esencial para todos los miembros de la sociedad. Ya sea sacando a la luz la corrupción, alertando de los conflictos o desmontando la desinformación sobre la COVID-19, la información que proporcionan debe ser reconocida como un bien público.

La celebración mundial de este año de la Libertad de Prensa también marca el 30º aniversario de la Declaración de Windhoek, elaborada por periodistas africanos que presionaban por una prensa africana libre, independiente y pluralista en un seminario organizado por la ONU y la UNESCO en Windhoek en 1991. Esta declaración desembocó después en la proclamación del 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa por parte de la Asamblea General de la ONU. La ceremonia de entrega del Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano tendrá lugar el 2 de mayo.

El Premio, único en el sistema de las Naciones Unidas, honra a una persona, organización o institución que haya contribuido de forma destacada a la defensa y/o promoción de la libertad de prensa en cualquier parte del mundo, especialmente en situaciones de peligro.

Enlaces útiles:

 

#DíaMundialdelaLibertadePrensa



Publicar un comentario

0 Comentarios