Declaraciones de la Vicepresidenta Harris Durante la Mesa Redonda Virtual de Expertos Sobre el Triángulo Norte

 



La Casa Blanca
Por teleconferencia
Oficina de Ceremonial de la Vicepresidencia

10:08 a.m. hora de verano del Este

LA VICEPRESIDENTA: Tengo grandes expectativas depositadas en nuestro diálogo de esta mañana. Y a modo de introducción a este diálogo, como todos saben, les comento que algunas semanas atrás el Presidente me pidió que asumiera un rol de liderazgo en las acciones para abordar las causas fundamentales de la migración y que me centrara en los países del Triángulo Norte, una tarea similar a la que llevó adelante cuando ejerció como Vicepresidente algunos años atrás.

El trabajo que estamos realizando está definido por ese enfoque, esa estrategia y esa dirección. Es una labor que también está marcada, a mi criterio, por ciertos principios y creencias básicos.

Uno es que la mayoría de las personas no desean irse de su lugar de origen. No desean irse del lugar donde vivieron sus abuelos. No desean irse del lugar donde están familiarizados con la cultura y el idioma. Voy a usar una frase de la vieja serie de televisión “Cheers” que dice, como ya saben, “el lugar donde todos saben cómo te llamas”. La mayoría de las personas no desean irse de su casa.

Y cuando lo hacen, suele ser por una de dos razones, o por una combinación de ambas: huyen de alguna situación de peligro o, si se quedan donde viven, es para seguir en un contexto en el cual no tendrán ninguna oportunidad de satisfacer necesidades esenciales como alimentar a sus hijos, tener una vivienda y llevar a cabo un trabajo productivo.

Así que ese es un aspecto de cómo se define mi perspectiva sobre este tema de hacer frente a las causas fundamentales.

El otro es el siguiente: hay una palabra muy importante, que yo deseo que nos inspire en todo momento a hacer nuestro trabajo, y que no es otra que “esperanza”. En este sentido, al centrarnos en el Triángulo Norte, consideramos que tenemos una oportunidad como Estados Unidos de América, con los recursos con los que contamos y nuestra voluntad, de brindar a las personas del Triángulo Norte cierta esperanza de que, si se quedan en su lugar de origen, la ayuda ya está en camino y pueden guardar la esperanza de que se atenderán en cierta medida las oportunidades que buscan y las necesidades que tienen.

Ahora diré que voy a ser muy clara, sé que todos los somos. Este es un grupo de expertos, y realmente tengo mucho interés en escuchar lo que tengan para decir. Todos hemos sido muy claros acerca de que el trabajo que podemos hacer en el Triángulo Norte, no se evidenciará de la noche a la mañana.

Estamos hablando de cuestiones que han estado en proceso desde hace mucho tiempo. Lidiamos con cuestiones que se vinculan con la necesidad de desarrollo económico, la necesidad de resiliencia con respecto al cambio climático, el hecho de que gran parte de la base económica de estos países del Triángulo Norte fue la agricultura y que las experiencias climáticas severas han realmente menoscabado y perjudicado su posibilidad de sostener ese propulsor económico en sus países.

Nos enfrentamos a cuestiones que se relacionan con la violencia y la corrupción.

Estamos ante una situación de inseguridad alimentaria extrema, que debe abordarse allí.

Entonces, el enfoque que le estamos dando a nuestro trabajo en el Triángulo Norte consiste en evaluar y dilucidar qué podemos hacer para alentar el crecimiento económico, y abordar lo que sabemos que está – está presente en términos de la necesidad de abordar cuestiones relacionadas con la integridad del gobierno, el Estado de derecho y la corrupción, pero considerando también esto en el contexto de lo que podemos hacer con los recursos que tenemos para brindar asistencia en áreas como agricultura, ganadería e irrigación. En mi caso, tengo sumo interés en la política hídrica.

Estamos considerando cómo podemos internacionalizar nuestro esfuerzo, y ya hay una labor muy valiosa que se está produciendo dentro de nuestra iniciativa. Eso incluye llegar a nuestros aliados, a través de la ONU.

Está el trabajo que debemos hacer para considerar la estabilidad en materia de seguridad alimentaria, pero también la estabilidad en lo que refiere a cerciorarse de que se esté protegiendo a las mujeres y niñas, y que estas tengan las oportunidades que merecen.

Entonces, esas son algunas de las áreas de enfoque que tenemos. Y hoy estamos convocando a este grupo de expertos para escucharlos, ya que todos ustedes han estados trabajando durante años en la región. Quiero aprender de ustedes y recibir su asesoramiento experto acerca de qué medidas son eficaces y cuáles no lo son para abordar las causas fundamentales por las cuales las personas se van del Triángulo Norte, de modo que, como miembros del Hemisferio Occidental, podamos hacer lo que esté a nuestro alcance para dar respuesta a esas necesidades, sabiendo que esto afecta a la totalidad del Hemisferio Occidental, es decir, a nosotros.

Dicho esto, quisiera agradecer a todos por acompañarnos hoy. Tengo mucho interés en empezar nuestra conversación.

P: Señora Vicepresidenta, ¿piensa visitar la frontera sur? ¿Tiene programado algún viaje? ¿Tiene previsto planificar un viaje en el futuro si la situación migratoria no se resuelve por sí sola?

LA VICEPRESIDENTA: Como lo mencioné a los expertos, el Presidente ha pedido al secretario Mayorkas que responda a lo que ocurre en la frontera. Ha estado abocado intensamente a esa tarea y ya se están viendo avances que son el resultado de esa ardua labor. Me han pedido que lidere el abordaje de las causas fundamentales en el Triángulo Norte, tal como lo hizo el entonces Vicepresidente hace muchos años.

Pero les digo que estos problemas no van a poder resolverse de la noche a la mañana, es decir, las causas fundamentales. Gran parte de nuestro enfoque es de carácter diplomático, en cuanto a lo que podemos hacer, y se trata de trabajar con estos países.

Por ejemplo: he hablado con el presidente de México y el presidente de Guatemala. Tenemos planes en curso —y tal vez esté diciendo demasiado— de ir a Guatemala tan pronto como sea posible, considerando todas las restricciones relativas al COVID y esas cuestiones de esa naturaleza.

Pero estas son áreas de particular interés por un motivo muy importante y válido. Debemos dar respuesta a los síntomas y eso es lo que ocurre con el grupo de personas con quienes trabajamos en la frontera, bajo el liderazgo de Ali Mayorkas. Pero también tenemos que ocuparnos de las causas fundamentales, o de lo contrario corremos el riesgo de quedarnos en un sistema perpetuado que solo se ocupa de los síntomas.

Nos enfocamos en las causas fundamentales y tengo gran expectativa de viajar, en lo que espero que pueda ser mi primer viaje, al Triángulo Norte, con escala en México, y luego ir a Guatemala en el futuro próximo.

P: Señora Vicepresidenta, ¿cómo evalúa el éxito? ¿Cómo evalúa el éxito? Este ha sido un problema irresoluble durante años.

LA VICEPRESIDENTA: Son muchas las métricas, y me complacerá dar un seguimiento al tema con ustedes luego de hablar con los expertos. Pero concuerdo con usted: tenemos que determinar cómo vamos a evaluar nuestro impacto.

Permítanme ser clara, y esto es algo que les dirán todos los que han estado trabajando en esto por décadas: no será algo que se logre rápidamente. El trabajo que tenemos que realizar va a necesitar de un compromiso continuo, que podamos institucionalizar con nuestros socios.

Y esa es la tarea que estoy dispuesta a afrontar, que consiste en emprender un proceso de trabajo genuino, sabiendo que vamos a necesitar una estrategia a largo plazo. Llevará tiempo poder apreciar los beneficios de ese trabajo, pero valdrá la pena.

Muchas gracias.

FIN 10:16 a.m. hora de verano del Este


Para ver el texto original ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/04/14/remarks-by-vice-president-harris-at-virtual-roundtable-of-experts-on-the-northern-triangle/ 

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.


Publicar un comentario

0 Comentarios