Testigo del Tiempo- Cuomo: la última dinastía

 


Testigo del Tiempo
Cuomo: la última dinastía
 
J.C. Malone
 
      Nueva York.-El espectacular derrumbe del gobernador Andrew Cuomo, un niño malcriado y prepotente de 63 años, marcará el fin de las dinastías político-familiares en la historia estadounidense contemporánea. La nación fue fundada como una alternativa a las monarquías europeas, pero degeneró en una sucesión de dinastías político-familiares.
      La primera dinastía moderna fue de los Kennedy, ellos colapsaron con los asesinatos del ex presidente John F. Kennedy, su hermano Robert F. Kennedy.  
La dinastía Clinton sufrió escándalos de corrupción, el ex presidente Donald Trump la mató derrotando a Hillary Clinton.
      Trump asumió la candidatura del Partido Republicano, quitándoselo a la dinastía Bush, que produjo dos presidentes.
      Ahora Cuomo, tres veces gobernador neoyorquino, es hijo del también tres veces gobernador neoyorquino, Mario Cuomo, está en problemas, sus  sueños presidenciales se desvanecen.
      Con seis mujeres quejándose de sus inconductas sexuales, el chisme de Cuomo tiene mas jugo que una tonelada de tomates podridos.
Cuomo demostró que el ex gobernador Elliot Spitzer era “muy decente”, porque pagaba por lo que quería.
      Spitzer renunció por sus negociaciones con prostitutas. Cuomo, acusado de manosear a varias mujeres, no quiere renunciar.
      Los dos senadores, la mayoría de los congresistas, asambleístas y senadores estatales demócratas piden que Cuomo renuncie.
      Cuomo no tiene aliados, solo tiene seguidores incondicionales.
Subió pateando gente que ahora lo patean para acelerar su caída, renunciará, porque de un “impeachment” saldría preso.
      Las dinastías político-familiares nacieron John Adams, fue presidente del 1797 al 1801. Su hijo John Quincy Adams presidió del 1825 al 1829.
      Theodoro Roosevelt gobernó del 1901 al 1909 y su primo, Franklin Delano Roosevelt gobernó del 1933 al 1945.
      Diferencias no hay entre una monarquía controlándolo todo, y una familia controlando todo un partido.
      Los tiempos cambiaron, ya no necesitamos ni aceptamos dinastías.
 
 
     
 

Sigueme en Youtube


Publicar un comentario

0 Comentarios