Rania quiere volver a Siria pero no puede


Hoy se cumplen 10 años de la guerra en Siria, un conflicto que deja 5.6 millones de personas refugiadas y 6.7 millones de desplazamientos internos.

Nos gustaría compartir con ustedes las palabras de Rania, quien se vio obligada a huir de su casa y ahora vive en Beirut, Líbano.
Mi precioso país, he estado lejos de ti durante mucho tiempo. Han pasado diez años y seguimos separados.

Anhelo mi hogar, las reuniones de Ramadán y el café que hacía mi madre todas las mañanas. Extraño las promesas durante la oración de mi padre y sus buenos deseos para nosotros. Extraño las voces de mis hermanos por toda la casa. Echo de menos las visitas de los vecinos todas las mañanas para tomar una taza de café, sus charlas y risas. Extraño su amor y su entusiasmo por ayudarse mutuamente como si fueran una familia.

Anhelo cada calle, acera y tienda de Alepo. Siento nostalgia por el olor del árbol de jazmín en la casa de mi abuelo y por las historias de mi abuela. Anhelo los recuerdos de mi escuela (cuando solíamos sentirnos orgullosos cada vez que un maestro nos pedía que le demos algo a otro maestro). Extraño a mis amigos de la infancia. Extraño todos los detalles de mi vida diaria a los que solía no prestar atención. Extraño un país que me brinda libertad y dignidad, y no ser etiquetada como “refugiada”. Deseo volver a Siria, pero mi país está sufriendo, sangrando y está arruinado.

Le pido a Dios que proteja y cuide a mi país y a su gente.
LEA Y COMPARTA LA DECLARACIÓN DEL JRS
Facebook
Twitter
Instagram
YouTube
Website
Email


 

Publicar un comentario

0 Comentarios