Rafael -Pepe- Abreu, presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical- pandemia del Covid-19 produjo un millón 300 mil parados, cifra bajó a 284,000

 El presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael -Pepe-Abreu, afirmó que el empleo en el país se ha ido recuperando luego que en marzo del 2020 la pandemia del Covid-19 originó que un millón 300 mil personas quedaron suspendidas, cifra que actualmente se coloca en 284,000.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, sostuvo que el proceso de vacunación puede ser clave para que se reactiven los empleos en el país.

“Es algo inédito, nunca habíamos visto un estado de suspensión tan grande y que se expandiera tanto, prácticamente a toda la esfera de la economía”, acotó.

Indicó que excepto las industrias de la alimentación y de la salud, el reto de la economía se mantuvo paralizado.

Sin embargo, sostuvo que paulatinamente fueron entrando las zonas francas, medianas y pequeñas empresas, el sector turístico comenzó a rehabilitarse, la industria de la construcción se ha ido despertando y el comercio.

“Esto ha hecho que la cantidad de empleados suspendidos no sea tanta. A nosotros nos preocupa más el tema referido a las cancelaciones que se produjeron”, recalcó.

Comentó que como el Programa Fase del gobierno quedará sin efecto a partir de abril, se debe buscar la forma en que quienes perdieron sus empleos se reinserten de nuevo.

“Hay que decir que el empleo ha sido muy maltratado en la República Dominicana”, enfatizó, tras agregar que, por tradición, el país ha tenido un desempleo estructural que ronda los el 14%, que en ocasiones baja hasta colocarse en un 9%.

Sin embargo, comentó que la situación de la pandemia del Covid-19, que ha provocado cierre de empresas, disminución de personal y contracción económica, el desempleo estructural se ha colocado en tan alto, que los 100,000 empleos que se iban creando anualmente han quedado nulos.

Abreu manifestó que hay 284,000 trabajadores que no han podido regresar a sus empleos. “Algunos porque sus contratos ya están rotos de manera definitiva, esa es la mayoría, hay otros que siguen todavía suspendidos, tienen esperanza de un reintegro, permanecen en el plan Fase I”, significó.

Planteó que por el tipo de empresas en que laboran, como las turísticas que no han abierto plenamente, permanecen en estado de suspensión,

Considera que frente a esta situación, el gobierno, el sector empresarial y el sindical deben encaminar conjuntamente una agresiva campaña de promoción al empleo.

 

“Sólo hay RD$1,000 millones de fondos de emergencia”

 

El presidente del CNUS, Rafael -Pepe- Abreu, reveló que el sistema de seguridad social cuenta con solo RD$1,000 millones acumulados correspondiente al fondo de emergencia.

Argumentó que de los RD$8,000 millones que habían, RD$7,000 millones se consumieron en sustentar a los trabajadores que no podían cotizar en la seguridad social.

“Pero sustentarlos no solo a ellos, sino también a sus familiares, o sea, que el seguro no se le suspendió al trabajador, aunque estaba suspendido de su trabajo, el trabajador no podía cotizar, la empresa tampoco estaba cotizando, entonces había que sustentar la atención de salud”, agregó.

Abreu planteó que por eso el fondo de reserva de la seguridad social bajó a niveles altamente peligrosos.

“Esperamos que ahora con la reactivación económica vuelva a recuperar su terreno”, dijo el dirigente sindical.

 

“Si se entregan los fondos de pensión, se desarma el sistema”

 

El sindicalista Rafael-Pepe- Abreu advirtió que los fondos de pensiones solo se les pueden devolver a las personas que llegaron tardíamente al sistema, razón por la cual no podrán disfrutar de una pensión.

Asimismo, dijo que también se les puede devolver a las personas que trabajan en el extranjero, que no serán pensionados por el sistema y tienen un fondo acumulado que pueden utilizarlo a su favor.

Alertó que si se hace generalizada esa devolución, se desarma al sistema lo cual generaría una situación peligrosa.

Abreu explicó que el sistema de capitalización individual de los fondos de pensiones ha sido solicitado en más de diez países, pero sólo en Chile y Perú los gobiernos convinieron en aceptar devolución de fondos.

Especificó que, en el caso chileno, primero el gobierno devolvió un 10% y posteriormente esa misma cantidad, pero hay dos millones de trabajadores que se quedaron sin reservas de fondos para su pensión.

Planteó que un sistema de pensión tiene un lineamiento básico, como lo es la protección del retiro, en la enfermedad y la discapacidad.

“Si usted dispersa ese dinero en una crisis como la que se ha dado, al final de la jornada laboral de esos mismos trabajadores que usted está dispersando eso, va a tener que responder buscando los fondos que permitan que esas personas, cuando se retiren, tienen que garantizar como Estado que se haga sin recurrir a los fondos de pensiones”, agregó.



Publicar un comentario

0 Comentarios