Para Salvar el Sector Pecuario Hay que Incentivar la Producción de Soya Y Maíz en RD

 


Para Salvar el Sector Pecuario Hay que Incentivar la Producción de Soya y Maíz en RD

Por Milton Olivo

 

RD no puede seguir dependiendo de alimentos pecuarios importados. Por carecer el país de soya como fuente de proteína para los alimentos. En la Acuicultura, el costo de los alimentos actualmente significa el 44% del costo de producción de Tilapia,  por el altísimo costo del alimento importado, cuando podríamos estarlo fabricando localmente, si existiera cultivo de soya y maíz suficiente.

 

Seria excelente negocio para el sector agrícola  el cultivo de la soya. Por ser la fuente de proteína por excelencia para los alimentos pecuarios en todo el planeta.  Representa una tremenda oportunidad para los productores agropecuario, tanto por su demanda global, como por la demanda  local para su uso como alimento en el sector pecuario.

 

La demanda de alimento en base a soya, se incrementa globalmente y se incrementará  a nivel local, por el auge del sector acuícola en el país. Para el cual, repito, la soya, es la fuente de proteína por excelencia para alimentar los peces. Además que seguir importando el alimento que demanda el sector pecuario nacional,  no es negocio, ni para el país, ni para los productores  del sector ganadero, avícola, porcino, acuícola, etc. Y carecer de la materia prima, limita las posibilidades de convertir RD en un exportador de alimento pecuario.

 

Y es una lástima, que RD sea un gran importador de soya. Cuando la soja es un cultivo que no exige  suelos ricos en nutrientes, por lo que a menudo es un cultivo que se emplea como alternativa para aquellos terrenos poco fertilizados que no son aptos para otros cultivos.


La soya, es un cultivo que se desarrolla en suelos neutros o ligeramente ácidos. Con un pH de 6 hasta la neutralidad se consiguen buenos rendimientos. Es especialmente sensible a los encharcamientos del terreno, por lo que en los de textura arcillosa con tendencia a encharcarse no es recomendable su cultivo.


En RD tenemos decenas de miles de tareas en todo el territorio nacional aptas para este cultivo,  especialmente en las provincias fronterizas del sur, las cuales podrían estar siendo aprovechadas para el cultivo de soya. Y produciendo riqueza. Y es un producto de una demanda y precio creciente a nivel global.

Y el gran problema actual, es que el costo de los alimentos pecuarios importados, conspira contra el desarrollo del sector pecuario, y en mi especial caso de interés conspira contra el desarrollo del sector acuícola. Por ejemplo, para la cría de tilapias, los precios de los alimentos, son los siguientes:

1-      Pre-iniciador  50 Lbs   RD$ 2,500 pesos

2-      Iniciador          50 lbs   RD$  1.700 pesos

3-      Crecimiento   100 lbs  RD$  2,400 pesos

4-      Engorde          100 lbs  RD$  2,300 pesos

Lo que significa que una tilapia de cosecha a los 6 meses, para alcanzar los 350 grs, con una conversión alimento-carne 1:1.2 consume alrededor de 1.46 libras de alimento, equivalente a RD$ 39.86 pesos. Representando un 44.28 % de su valor a precio de venta de 90 /lbs. Estableciendo el costo promedio del quintal consumido en RD$ 2,730 pesos.


De manera, que invito a los productores locales a cultivar Maíz y Soya. Y a las autoridades del Ministerio de Agricultura, a incentivar estos cultivos, para que la RD disponga de la materia prima para producir localmente los alimentos que demanda el sector pecuario. Lo que incentivara el establecimiento de fábricas locales de alimentos, creándose más empleos, porque también podremos convertirnos de importadores a exportadores de alimentos.


Así usaremos, el maíz como fuente de carbohidratos, y la soya como fuente proteica. Y, a futuro, con el incremento del cultivo de la tilapias, y el futuro desarrollo del procesamiento y fileteo de este pescado, ya con sus cola, esqueleto y viseras disponibles en los centros de procesamiento, podrá RD comenzar a fabricar Harina de pescado, para disponer de fuente local, de mayor nivel porcentual de proteína.

El autor es agrónomo egresado de la Universidad ISA. Y preside la Fundación para el Desarrollo Oceánico y la Acuicultura.






Publicar un comentario

0 Comentarios