Decisión de los Estados Unidos de volver a participar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

 



Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina del Portavoz
Declaración del Secretario de Estado, Antony J. Blinken
8 de febrero de 2021

El gobierno de Biden ha reinstaurado el compromiso de los Estados Unidos con una política exterior centrada en la democracia, los derechos humanos y la igualdad. El uso eficaz de las herramientas multilaterales es un elemento importante de esa visión; en ese sentido, el Presidente ha dado instrucciones al Departamento de Estado de reestablecer inmediatamente y con firmeza sus relaciones con el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Reconocemos que el Consejo de Derechos Humanos es un órgano con defectos, que requiere reformas en su programa, su composición y su perspectiva, incluido su enfoque desproporcionado en Israel. No obstante, nuestra retirada en junio de 2018 no contribuyó a alentar un cambio significativo, sino que creó un vacío en lo relativo al liderazgo de los Estados Unidos que los países con agendas autoritarias han utilizado en su beneficio.

Cuando funciona bien, el Consejo de Derechos Humanos llama la atención sobre los países con los peores historiales en materia de derechos humanos y puede constituir un foro importante para aquellos que luchan contra la injusticia y la tiranía. El Consejo puede ayudar a promover las libertades fundamentales en todo el mundo, entre ellas las libertades de expresión, de asociación y reunión, y de religión o creencia, así como los derechos fundamentales de las mujeres, las niñas, las personas LGBTQI+ y otras comunidades marginadas. Para hacer frente a las deficiencias del Consejo y garantizar que cumple su mandato, los Estados Unidos deben participar en él con todo el peso de su liderazgo diplomático.
En lo inmediato, los Estados Unidos participarán en el Consejo en calidad de observadores, y en esa capacidad tendrá la oportunidad de hablar en el Consejo, participar en las negociaciones y asociarse con otros para presentar resoluciones. En nuestra opinión, la mejor manera de mejorar el Consejo es mantener relaciones con él y sus miembros de una manera basada en principios. Creemos firmemente que cuando los Estados Unidos participen de manera constructiva en el Consejo, en concierto con sus aliados y amigos, será posible lograr un cambio positivo.


Para ver el texto original ir a: https://www.state.gov/u-s-decision-to-reengage-with-the-un-human-rights-council/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.


Publicar un comentario

0 Comentarios