LAS PRIMERAS ASOCIACIONES DE TRABAJADORES

 LAS PRIMERAS ASOCIACIONES DE TRABAJADORES.

 

Por ; José Gómez Cerda



 

A finales del siglo XVIIIen Inglaterra, cuna de la industrialización, nacieron las primeras asociaciones de trabajadores, las llamadas sociedades de ayuda mutua (o "socorro mutuo"). Las integraban esencialmente artesanos que trabajaban bajo el Domestic System.

 

Su objetivo era la unión de los obreros para conseguir mejoras laborales y salariales, operando como cajas de resistencia frente a adversidades como la enfermedad o el desempleo.

 

A partir de 1830 nace una nueva etapa del movimiento de los trabajadores organizados; Para esa fecha sólo existían asociaciones y clubes de obreros, específicamente permitidos por las leyes, que prohibían la organización de los obreros.

 

 En ese año, en Inglaterra, aparecen las primeras asociaciones de obreros de un mismo oficio. Se constituye con sectores del textil , de Lancashire y de la construcción de Yorshire. 

 

Ese mismo año también se crea la Asociación Nacional para la Protección del Trabajo, una federación que unía todas las “ uniones de obreros” que existían, tenía como objetivos principales la creación de un fondo de resistencia de huelga, para socorrer a quienes, por orden de la asociación y en base a un problema, abandonaran sus trabajos, en señal de huelga, la cual debía ser escalonada. Además, la Asociación sirvió para enfrentar las disminuciones de salarios que acostumbraban hacer los patronos.

 

 Su principal líder fue John Doherty, un Irlandés, católico, nacido en 1789, quién desde niño había trabajo en las hilanderías de algodón, pasó una niñez muy dura y dolorosa en el trabajo de las fábricas. A los 20 años había sido nombrado secretario de la unión local de los hiladores de algodón, en Manchester.

 

 En 1829 Doherty organizó la Gran Unión de los Hiladores y Tejedores a Destajos de la Gran Bretaña   (que incluía a Inglaterra, Escocia e Irlanda).

En 1834 Robert Owen reunió varios sindicatos de oficio en la Great Trade Union, alcanzando tal éxito que fue ilegalizado por el gobierno.

 Después de un fracaso en una huelga de los hiladores de Antons-Under- Lyne, se dedicó a la tarea de organizar un movimiento obrero fuerte, para agrupar a todos los oficios: La Asociación Nacional para la Protección del Trabajo.

 

 Esta asociación llegó a organizar 150 uniones, con alrededor de 90.000 afiliados. Su periódico “ Voice of the People ( La Voz del Pueblo)” llegó a imprimir 30.000   ejemplares.

En 1832 esta organización se derrumbó y desapareció.

 

A finales de ese siglo, por medio de una legislación represiva, las “Combination Laws” (1799 y 1800), se prohibió todo tipo de asociacionismo obrero, con lo que las organizaciones de trabajadores pasaron a ser ilegales y hubieron de ejercer su actividad clandestinamente.

En Francia, durante la década de los treinta del siglo XIX también florecieron las sociedades de ayuda mutua. En la siguiente década el ambiente reivindicativo (libertad de asociación y reducción de la jornada laboral a diez horas) alcanzó su máxima expresión en la revolución de 1848.

 

Santiago de los Caballeros.


Publicar un comentario

0 Comentarios