No deben premiarse los esfuerzos intimidatorios de Irán

 No deben premiarse los esfuerzos intimidatorios de Irán


Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Declaración del Secretario de Estado, Michael R. Pompeo
11 de diciembre de 2020

 

Estados Unidos condena la ley que aprobaron recientemente el Majlis y el Consejo de Guardias de Irán, que no es más que la última táctica del régimen para usar su programa nuclear con el fin de intimidar a la comunidad internacional. De implementarse, esta ley permitiría a Irán enriquecer uranio a la peligrosa concentración del 20%, al tiempo que el país ya excede los límites sobre enriquecimiento establecidos en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), expande las reservas de uranio y avanza en la investigación, la producción y la instalación de centrifugadoras de última generación. Irán no ha planteado criterios técnicos creíbles para explicar por qué necesita de manera súbita enriquecer uranio a ese nivel para fines pacíficos.

Asimismo, la ley obligaría al gobierno iraní a reducir los niveles de cooperación ya inaceptables que mantiene con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Por casi dos años, Irán ha bloqueado todos los esfuerzos de la OIEA orientados a aclarar preguntas sobre posibles materiales y actividades nucleares no declarados en Irán, a raíz de lo cual la Junta de la OIEA exigió en junio de 2020 que Irán implementara cabalmente el Acuerdo para la Aplicación de Salvaguardias en Relación con el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares y las obligaciones conforme al Protocolo Adicional. Una menor cooperación de Irán con la OIEA o el enriquecimiento al nivel del 20% constituirían una escalada grave que posiciona Irán más cerca de obtener un arma nuclear.

La comunidad internacional no debe premiar la peligrosa jugada del régimen con el apaciguamiento de las medidas económicas. Si el régimen iraní pretende que se cancelen las sanciones y acceder a oportunidades económicas, entonces debe antes demostrar que tiene la seria determinación de revertir completamente su comportamiento desistiendo de la extorsión nuclear y negociando un acuerdo integral que aborde su desarrollo de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo, las detenciones injustas y otras actividades desestabilizantes en la región. La comunidad internacional ha sido clara en cuanto a que Irán debe empezar a cooperar plenamente con la OIEA sin dilación. De no ser así, la comunidad internacional no debería otorgar concesiones, sino insistir con las presiones diplomáticas y económicas y el aislamiento del régimen iraní.  


Publicar un comentario

0 Comentarios