LOS RETOS DEL 2021. PROGRAMAS DE ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE Y LA COMUNICACIÓN

 LOS RETOS DEL 2021. PROGRAMAS DE ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE Y LA COMUNICACIÓN.

 


Por: Néstor Antonio Pardo Rodríguez

Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo

Titulado por la Universidad Nacional de Colombia

nestorpardo2000@yahoo.com

WhatsApp +57 3148550899

 

El 2020 nos deja un panorama desolador en cuanto al desarrollo del lenguaje en los niños. Evidentemente hubo mejoras notables en los aspectos tecnológicos de la comunicación, pero queda el interrogante de cómo contribuyó esto a la calidad de la interacción comunicativa y la estimulación del lenguaje en ellos.

 

Todas las facultades originales del ser humano, que empiezan a partir de las primeras relaciones sociales, son la ayuda básica y / o inicial para que el niño aprenda a usar la lengua y las diversas modalidades comunicativas. Es decir, antes de la comunicación lingüística, aprende otros sistemas funcionales de intercambio.

 

El desarrollo del lenguaje tiene una inmensa base pragmática. Lo que mueve al aprendizaje de la lengua es la necesidad comunicativa del ser humano. La ayuda que recibe el niño por parte de los adultos (especialmente padres), es esencial para dicha adquisición, comenzando con una adaptación lingüística de los mayores por medio de la cual se le habla al pequeño, utilizando un nivel lingüístico más comprensible.

 




Las rutinas cotidianas constituyen uno de los que ayudan al niño a desenvolverse lingüísticamente y conforman lo que se denomina “Sistema de Apoyo de Adquisición del Lenguaje”, el cual consiste en una serie de “formatos familiares” o convenciones que guían al aprendiz en un proceso progresivo y continuo, para el uso de las diversas modalidades comunicativas mediadas por el lenguaje.

 

Bruner (1983) afirma que los juegos practicados con los bebes lo van formando e integrando socialmente. A través de diversas actividades experimentales y / o pragmáticas, explica la importancia que tienen estos juegos mencionados para que el niño pueda acercarse progresivamente al uso del lenguaje.

 

Las habilidades de comunicación son importantes y contribuyen a la inclusión, como derecho humano fundamental. La comunicación incluye no sólo habla, sino también las expresiones faciales, sonrisas, gestos, signos kinésicos, y otros sistemas alternativos, como la lengua de signos y los sistemas computadorizados.


 

Niños y adultos están más predispuestos a interactuar cuando pueden comprender y hacerse entender. Hay muchas pre-competencias lingüísticas que pueden abordarse en el hogar antes de que el niño sea capaz de hablar, por lo que la estimulación debe comenzar lo más temprano posible, antes de que el niño diga su primera palabra. En casa, en la escuela, y en la comunidad, un sistema de comunicación funcional y comprensible facilita las relaciones entre los diferentes interlocutores.


El programa de estimulación para la comunicación debe ser diseñado de forma individual sobre la base de una evaluación transdisciplinaria cuidadosa de cada persona. Es especialmente importante incluir a la familia como principal integrante del equipo estimulador. Ésta, (incluidos hermanos y familia extensa), profesor, amigos y miembros de la comunidad son piezas fundamentales para el éxito comunicativo de la persona.

 

El Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo puede orientar, informar, y ayudar a facilitar y mejorar el proceso de aprender a comunicarse de manera efectiva. Pero el lenguaje es parte de la vida diaria y debe ser practicado y reforzado como parte de la vida cotidiana.

 

Durante los años de escuela, el programa de estimulación para la comunicación, debe tener como base las necesidades en la clase, la escuela y el currículo. También debe considerar las necesidades de la persona en relación con las actividades de la comunidad, tales como grupos religiosos y recreativos. La comunicación va más allá de las sesiones de “terapia”. La inclusión y la participación de la comunidad promueven la comunicación interactiva y proporciona los modelos de comportamiento social.


 

En el camino desde la infancia hasta la edad adulta, el niño puede necesitar una atención especializada para optimizar su desarrollo del habla y lenguaje en diversos momentos, pero lo más importante es que la familia obtenga la información necesaria, así como los recursos y la orientación para estimular al niño en casa.

 

Cuando el niño ingresa a la guardería o al preescolar, si ya se encuentra en la etapa de uso de tres palabras en sus oraciones, el programa de estimulación para la comunicación debe centrarse en la escucha activa, memoria auditiva y en la comprensión y seguimiento de instrucciones, que son destrezas importantes para los primeros años escolares. Igualmente en la elaboración de conceptos como colores, formas, direcciones (arriba y abajo) y preposiciones a través de experiencias y el juego.

 

A nivel expresivo incluirá el incremento en el uso de categorías semánticas, la ampliación de la mediana de la longitud del enunciado, y comenzará a incluir las estructuras sintácticas (el orden de las palabras) y terminaciones de palabras (como género o en plural).

 

 

Pueden abordarse, de otro lado, las habilidades pragmáticas como pedir ayuda, el uso adecuado de los saludos, las peticiones de información o responder a las solicitudes, así como juegos de rol en diferentes actividades de la vida diaria.

 

Durante los años en la escuela primaria, hay una gran cantidad de crecimiento en el desarrollo del lenguaje y en el habla. El programa de estimulación para la comunicación puede incluir la participación del profesor o tutor, enfatizando su acción dentro del aula de clase y otras actividades académicas.

 

Sin embargo, la interacción de los padres con el niño, en el hogar, es el punto de partida para su formación como sujeto social, capaz de comunicarse, participar realmente y de acuerdo con sus posibilidades en el medio social, cooperar, construir conocimientos y expresarse libre y creativamente. Educar en este contexto, supone facilitarle al niño experiencias e instrumentos variados, cada vez más ricos y complejos, para que construya aprendizajes realmente significativos, de acuerdo a su nivel evolutivo y al contexto sociocultural en el que vive.


Publicar un comentario

0 Comentarios