Un emotivo encuentro de Navidad por adelantado

 Un emotivo encuentro de Navidad por adelantado

Los colaboradores de Chaly Fiesta fueron halagados en un encuentro, en el que predominó la alegría, el entusiasmo y el agradecimiento por las bendecidas recibidas en la vida, especialmente este año de pandemia.

Por María Mercedes

En una mañana muy lluviosa de noviembre, los colaboradores de Chaly Fiesta fueron convocados para compartir un encuentro navideño por adelantado, que tuvo como objetivo reconocer su dedicación en este año de grandes desafíos por la pandemia de la COVID-19.

Al dar la bienvenida formal, Liliam Cohen, propietaria de Chaly Fiesta, agradeció al personal de esta tienda que vende alegría y felicidad, el esmero con el que han realizado su trabajo desde su primer día, especialmente este 2020 que la pandemia del coronavirus ha modificado nuestra cotidianidad. “Hemos tenido un año de muchas enseñanzas. Como la gran familia que somos hemos aprendido que juntos podemos salir adelante y dar un buen servicio”.

Por tal motivo, les agradeció la milla extra que siguen dado en el desempeño de sus funciones con las nuevas reglas que nos ha impuesto la pandemia. “Mi respeto para todos ustedes. Sigamos trabajando con amor, fe, esperanza y entusiasmo”.

Recordó que “Chaly Fiesta”, es una empresa fundada en 1984, que brinda a sus clientes, productos y regalos novedosos para sus fiestas y celebraciones.

“Somos una empresa familiar que en estas tres décadas se ha mantenido ofreciendo artículos de vanguardia y ha dado a sus consumidores un trato personificado, mucho calor humano y una gerencia alcanzable, donde usted puede ser atendido por una de las dueñas”, dijo Liliam Cohen.

El encuentro continuó con la participación de Ana Angélica Moreno, quien hizo varias dinámicas centradas en fomentar la unidad, el amor propio y hacia los demás. El primer ejercicio consistió en hacer equipos de dos, quienes tuvieron la tarea de enumerar sus cualidades y temores. La conversación fue entre sí, y luego compartieron los resultados en público.

Esta dinámica dio como resultado muchos mensajes que evidenciaron el afecto, el respeto y la admiración que se profesan. Centrarnos en lo nuestro para no perder el objetivo.

Algunas de las cualidades que salieron a relucir en esta conversación sincera fueron la empatía, la entrega, atención, disposición, la humildad y el don de darse consejos. Entre sus temores mencionaron que le falten sus progenitores, y partir de esta vida sin Dios en sus corazones.

Sentirnos merecedores

Al evaluar estas respuestas, Ana Angélica dijo que las personas debemos sentirnos merecedores de las bendiciones que recibimos. “Ustedes tienen un trabajo que les ha unido en una gran amistad, pero también, tienen en común que son proactivos, alegres y muy colaboradores en el desempeño de sus funciones”.

Destacó como muy positivo que cada día somos capaces de brindar un buen servicio y subir la energía de quienes nos visitan, con una sonrisa y finas atenciones.

En cuanto a los miedos, aseguró que se puede combatir con amor. “Tener pensamientos positivos nos da energía y alegría”. “La responsabilidad más grande que tenemos es ser felices”.

También, hizo hincapié que debemos comer alimentos de la tierra, tenemos que reaprender para que nuestra familia crezca sana. “Comiendo mejor, ahorramos dinero y ganamos salud”.

Antes de finalizar el encuentro, a los colaboradores se les pidió que busquen una sorpresa colocada debajo de sus platos. Se trataba de mensajes reflexivos, los cuales compartieron en voz alta, y que en sentido general trataban sobre los desafíos que nos presenta la vida y el optimismo que debemos tener para superarlos.

Con música navideña de fondo, Lilliam Cohen, expresó que “Cada cliente nos trae una enseñanza distinta. Sigamos ejerciendo nuestras funciones con amor y dedicación porque ¡Aquí vendemos felicidad!”.



Pie de fotos.

Los colaboradores de Chaly Fiesta disfrutaron un inolvidable encuentro de Navidad. Fuente externa

 

 

Publicar un comentario

0 Comentarios