OPS presenta nueva publicación sobre desinstitucionalización de la atención psiquiátrica en América Latina


OPS presenta nueva publicación sobre desinstitucionalización de la atención psiquiátrica en América Latina

20 Nov 2020

El documento ofrece estrategias para prestar una atención comunitaria eficaz y accesible a las personas con padecimientos mentales en una región donde el 60% del presupuesto en salud mental se destina a financiar hospitales psiquiátricos

Washington, D.C., 20 de noviembre del 2020 (OPS) - La Organización Panamericana de la Salud (OPS) presentó una nueva publicación sobre la desinstitucionalización de la atención psiquiátrica, que ofrece estrategias para transformar la atención de la salud mental en América Latina y el Caribe al fomentar el tratamiento de las personas con trastornos de salud mental en sus propias comunidades en lugar de en entornos institucionales.

La publicación Desinstitucionalización de la atención psiquiátrica en América Latina y el Caribe de la atención psiquiátrica fue publicada esta semana en el marco del 30.º aniversario de la Declaración de Caracas, un conjunto de principios históricos que marcaron el cambio regional de la atención psiquiátrica institucional a la atención comunitaria.

“La atención comunitaria no solo es la atención más eficaz, también salvaguarda los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastornos de salud mental”, afirmó la Directora de la OPS, doctora Carissa Etienne. “Hemos recorrido un largo camino para alcanzar nuestro objetivo de ofrecer un tratamiento más humano y desinstitucionalizado, pero todavía queda mucho por hacer. Demasiadas personas están todavía confinadas en instituciones que no les permiten alcanzar su pleno potencial como seres humanos.”

Aproximadamente un 2% del presupuesto en salud se destina a la atención de salud mental en la Región y cerca de un 60% de este monto se emplea en financiar hospitales psiquiátricos. Los países de la Región han fomentado legislación a favor de la transición hacia servicios comunitarios de salud mental, pero solo unos pocos países proporcionan residencias comunitarias para personas con trastornos graves de salud mental. En los últimos años, la Región ha tenido algunas experiencias fructíferas con la elaboración de planes y regulaciones de externamiento psiquiátrico a nivel nacional y la creación de servicios comunitarios de salud mental, que pueden servir de ejemplo para ampliar la atención comunitaria.

Esta publicación sobre la desinstitucionalización psiquiátrico es una compilación de resultados y enseñanzas extraídas de una revisión de la bibliografía existente, de una serie de seminarios celebrados con las autoridades de salud de los países y de una encuesta a personas que ocupan puestos de liderazgo en los sistemas regionales de atención de salud. Entre algunos de los obstáculos a los que se enfrenta la desinstitucionalización psiquiátrica se cuenta un presupuesto limitado destinado a la atención de salud mental, un número muy bajo de trabajadores de salud mental, la promoción desigual de la causa y una grave falta de apoyo político.

Este documento promueve estrategias para:

  • obtener un apoyo político sostenido a la desinstitucionalización psiquiátrica, en el que se incluyan políticas de salud mental, leyes, programas y servicios con un enfoque comunitario;
  • incrementar la inversión financiera para reestructurar los sistemas de salud mental que permitan la desinstitucionalización psiquiátrica;
  • fortalecer los servicios de salud mental en las comunidades y ofrecer apoyo a la vivienda antes y después de que la desinstitucionalización psiquiátrica tenga lugar;
  • integrar la salud mental en la atención general de salud, especialmente en la atención primaria de salud;
  • abogar por que se protejan los derechos humanos de las personas con trastornos de salud mental; y
  • aumentar la concientización general en las comunidades sobre los trastornos de salud mental.

El doctor Renato Oliveira e Souza, jefe de Unidad de Salud Mental y Consumo de Sustancias de la OPS, señaló que “a pesar del compromiso con los principios de la Declaración de Caracas, no hemos avanzado tanto como esperábamos. Sabemos cómo alcanzar la desinstitucionalización psiquiátrica y hay estrategias basadas en la evidencia. Sin embargo, debemos trabajar con mayor ahínco para conseguir la voluntad y los recursos financieros para ejecutarlas.”

En noviembre de 1990, la OPS y la OMS, con el coauspicio de instituciones de salud internacionales, regionales y nacionales, organizaron la Conferencia sobre la Reestructuración de la Atención Psiquiátrica en América Latina dentro de los Sistemas Locales de Salud, celebrada en Caracas, Venezuela. La Declaración de Caracas resultante fue adoptada por 200 participantes de 11 países. El evento de hoy se celebró para reflexionar sobre los avances logrados, transmitir las experiencias nacionales y establecer los próximos pasos para continuar impulsando los procesos de desinstitucionalización psiquiátrica.


 

Publicar un comentario

0 Comentarios