El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba US $185,32 millones en apoyo de emergencia a Nicaragua para abordar la pandemia del COVID-19

 


El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba US $185,32 millones en apoyo de emergencia a Nicaragua para abordar la pandemia del COVID-19

20 de noviembre de 2020

  • El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó hoy la solicitud de Nicaragua de asistencia financiera de emergencia por US $ 185,32 millones para ayudar al país a atender las necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de la pandemia de COVID-19.
  • El financiamiento de emergencia se utilizará para cubrir los gastos sociales y relacionados con la salud que se necesitan con urgencia.
  • Las autoridades transferirán la mitad de los fondos de emergencia a la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) y al Programa Mundial de Alimentos (PMA) que ayudarán con la ejecución transparente del gasto requerido.

Washington, DC: El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy la solicitud de Nicaragua de asistencia financiera de emergencia por un monto total de aproximadamente US $ 185,32 millones para ayudar a Nicaragua a satisfacer las necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de la pandemia de COVID-19. Esta asistencia proviene de dos instrumentos: la Facilidad de Crédito Rápido (FCR) equivalente a DEG 43,33 millones (aproximadamente US $ 61,77 millones, o un 16,7 por ciento de la cuota), y el Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) equivalente a DEG 86,67 millones (aproximadamente US $ 123,55 millones o 33,3 por ciento de la cuota).

La pandemia se suma a una recesión de dos años en Nicaragua. Con ingresos considerablemente más bajos y una severa restricción en el financiamiento, la crisis del COVID-19 ha agregado tensión a un panorama macroeconómico debilitado. Para aliviar el impacto en los más vulnerables, las autoridades están aumentando el gasto público en salud y en asistencia social.

El financiamiento FCR/IFR ayudaría a abordar las necesidades urgentes de la balanza de pagos, proporcionaría recursos para fortalecer el sistema de salud y apoyar a la población más afectada por la pandemia, preservaría el espacio fiscal y catalizaría financiamiento concesional. Una vez que la crisis disminuya, las autoridades tienen la intención de implementar medidas fiscales para garantizar la sostenibilidad de la deuda y reformas estructurales para promover un crecimiento inclusivo.

Las autoridades han tomado acciones importantes para mejorar la transparencia fiscal, especialmente relacionadas con el gasto de COVID-19. El Ministerio de Finanzas ha comenzado a publicar los detalles de todos los gastos relacionados con el COVID-19 y de todos los contratos públicos en su sitio web. Los gastos relacionados al COVID-19 estarán sujetos a una auditoría externa independiente dentro de un año. El gobierno también ha solicitado la asistencia de la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para la ejecución de los gastos de emergencia. Las autoridades se han comprometido a transferir la mitad de los fondos de emergencia recibidos del FMI a ambos organismos. La UNOPS ayudará con la ejecución del gasto en atención médica, mientras que el PMA implementará un programa de apoyo agrícola de emergencia para garantizar un suministro alimentario adecuado.

Tras la reunión del Directorio Ejecutivo sobre Nicaragua, Mitsuhiro Furusawa, Director Gerente Adjunto y Presidente interino, emitió la siguiente declaración:

“La pandemia de COVID-19 está exacerbando los desafíos económicos existentes, creando más necesidades fiscales y de balanza de pagos urgentes. El financiamiento de emergencia del FMI en el marco de la Facilidad de Crédito Rápido y el Instrumento de Financiamiento Rápido ayudará a atender las necesidades de la balanza de pagos así como para financiar un mayor gasto social y en salud. También catalizará más asistencia de otras instituciones multilaterales, fundamental para cerrar el déficit de financiamiento restante y aliviar la carga del ajuste.

“Es apropiado ampliar el déficit presupuestario este año para preservar la salud pública y contener el impacto económico de la pandemia. El compromiso continuo de mejorar la transparencia en el gasto público y garantizar el buen uso del financiamiento de emergencia sigue siendo importante. Las autoridades están comprometidas en salvaguardar la sostenibilidad de la deuda a mediano plazo y reconstruir las reservas una vez que los efectos de la pandemia disminuyan.

“Para facilitar la recuperación y contrarrestar los choques futuros, las autoridades planean mantener la postura acomodaticia de la política monetaria y salvaguardar la estabilidad del sistema financiero. Están comprometidos a realizar esfuerzos continuos para emprender reformas estructurales a mediano plazo, incluido el fortalecimiento de la gobernanza y la transparencia, y la lucha contra la corrupción.”


-------------------------------------

Comunicado del Personal del FMI sobre Argentina

20 de noviembre de 2020

Washington, DC: Un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezado por Julie Kozack, Subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, Jefe de Misión para Argentina, visitó Buenos Aires del 10 al 20 de noviembre de 2020 para iniciar conversaciones formales con las autoridades argentinas sobre un nuevo programa con el FMI para respaldar sus planes económicos. Al concluir la misión, la Sra. Kozack y el Sr. Cubeddu emitieron la siguiente declaración:

“El equipo del FMI y las autoridades argentinas [1] , comenzaron a delinear los contornos de un programa con el FMI que podría respaldar los planes del gobierno para hacer frente a los profundos desafíos económicos y sociales del país que se han visto agravados por la pandemia del COVID-19.

El equipo acogió positivamente la intención de las autoridades de solicitar un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en ingles) así como su intención de respaldarlo con un amplio consenso político y social. Se han logrado buenos avances en definir los elementos iniciales de dicho programa y se espera que las negociaciones entre los equipos continúen de manera remota durante las próximas semanas. Existe una visión compartida entre el equipo y las autoridades: para abordar los desafíos de corto y mediano plazo de la Argentina se requerirá un conjunto de políticas cuidadosamente calibradas para fomentar la estabilidad, restablecer la confianza, proteger a los más vulnerables y establecer las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo.

El equipo quisiera agradecer a las autoridades por su apoyo durante nuestra visita y esperamos continuar con nuestra colaboración productiva de cara al futuro.”



[1] El personal del FMI se reunió con el Ministro de Economía Martín Guzmán, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, el Ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, el Ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, el Ministro de Defensa Agustín Rossi, el Ministro del Interior Wado de Pedro, el Ministro de Trabajo Claudio Moroni, el Ministro de Obras Publicas Gabriel Katopodis, la Ministra de Seguridad Sabrina Frederic y el Ministro del Ambiente Juan Cabandié. El equipo también mantuvo reuniones con la Vicejefa de Gabinete Cecília Todesca y otros altos funcionarios públicos y con el Presidente del Congreso de la Nación Sergio Massa. El Director Ejecutivo del FMI para Argentina, Sergio Chodos, participó en las discusiones. El equipo también se reunió con funcionarios de gobiernos provinciales, miembros del Congreso de la República, representantes de la academia, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado.


Publicar un comentario

0 Comentarios