"Sombras de la alianza público- privada "

"Sombras de la alianza público- privada "


En un artículo anterior referimos que hemos visto con preocupación, el empeño del presidente Luis Abinader en promover como una marca de su gestión la alianza público- privada como una forma dinamizar una economía alicaída por la pandemia del coronavirus covid-19.
El esfuerzo del presidente Abinader, puede ser de buenas intenciones y hasta podríamos verlo, como una necesidad del momento. El problema está en el fondo. Otras experiencias de la alianza público- privada no solamente en la República Dominicana, sino en otros países, no han sido lo exitosas que se esperaba y han desatado muchas críticas y protestas.
Habíamos expuesto qué se trata de dos modelos y de dos compromisos distintos en sus objetivos,con los que se promueve "alianza".
Del sector público, se espera la -protección social-, y del sector privado, la oportunidad de -hacer negocios- y ampliar capitales. Esas -dos visiones- trabajando juntas para un propósito nacional es de dudosos resultados positivos para la nación.
Porque el sector privado sobretodo el dominicano, es "rentista", poco preparado para ser competitivo por su cuenta propia, y sus negocios están enfocados más en lo público y en el respaldo político.
La propuesta del presidente Abinader, no es nueva, ya tenemos experiencias de muy malos recuerdos, de lo que ha implicado la alianza público privada, donde el sector privado sale ganando y lo publicó sale perdiendo o muy "debilitado".
Los ejemplos de Alianza público-privada en los primeros gobiernos del expresidente Leonel Fernández fue donde el patrimonio público ha ido a parar graciosamente a manos privadas, y al país no se le ha rendido cuentas al respecto.
Hemos dicho que en la práctica, este modelo de negocios entre lo público y lo privado resulta ser un "trasvase" de los "bienes públicos" al control privado. Y podemos ver, que carece de una "legitimidad legítima", aprovechar el paso por la Presidencia de la República para sin -un consenso popular- disponer del patrimonio del pueblo para pasarlo al dominio privado. Lo hizo Fernández,y vemos que Abinader,se prepara para continuarlo.
Aunque se trata de un proyecto, y de un modelo que está retomando el presidente Abinader, no recordamos que ni en los tiempos de Leonel Fernández ni en el presente, se haya buscado el -amplio consenso- para salir de los bienes públicos y pasárselo prácticamente, incondicionalmente, al sector privado. Esas decisiones,están pendientes de debate. El patrimonio del CEA,CORDE,hoy solo es historia de una riqueza pública que fue a parar a manos privadas.
Una alianza público privada no puedes significar que se le pase- la propiedad de público al sector privado- para que saque beneficios privados,a partir de lo público, en la mayoría de los casos, sin hacer inversiones y sin rendir cuentas. En nombre de la alianza pública y Privada aquí se han hecho muchas estafas y muchos contratos leoninos, por lo que hay razones para sospechar de los objetivos. Uno de ellos es el acuerdo sombra del sector privado internacional y el Estado para la autopista Santo Domingo- Samaná, donde el Estado tiene que pagarle a la empresa privada por los vehículos que dejen de pasar y pagar su peaje en esa autovía.
Otro acuerdo público privado que es una estafa para el país es el contrato que aprobaron sin leerlo los congresistas para que la Barrik Gold se lleve el oro dominicano en un formato donde la minera canadiense tiene derecho al 93% de los beneficios y sólo el 3% al Estado dominicano. Ese tipo de contrato fue el que celebró con mucha parafernalia el ex presidente Danilo Medina quién le hizo creer al país que había logrado rescatar el oro dominicano y sacarle más condiciones ventajosas al país a partir de ese contrato, el cual fue aparentemente renegociado.
Es una muestra de cómo determinados sectores políticos en el poder ,han sustraído los bienes públicos para entregárselo al sector privado Incluso el extranjero.
Veamos algunos ejemplos que nos ha ayudado a recordar el jurista Tomás Castro quien estuvo como invitado en el programa "Acción Popular RD", que produce el profesor Fernando Sibilio.
Tomás Castro se hizo la pregunta alrededor de Cuáles han sido los beneficios para la República Dominicana de la alianza público privada?
Puso de ejemplo la renegociación del contrato con la minera Barrick Gold donde el estado solo tiene un 3% de la participación.
- El proceso de capitalización de las empresas públicas donde 34 empresas del estado se le entregaron al sector privado sin condiciones. Unas 5 familias dominicanas se han hecho con las propiedades de las empresas públicas.
-Entrega de los puertos y aeropuertos a familias ricas incluyendo la terminal marítima San Sousi.
Aporte a la zona franca de Santiago de 33 millones de dólares para la supuesta ampliación.
500 billones de dólares aportados al hospital homs de Santiago.
Asimismo la construcción con recursos públicos de la Plaza de la salud en Santo Domingo dónde ni en Santiago ni en la capital los pobres dominicanos pueden acceder a los servicios de esos centros de salud construidos para las élites con los fondos públicos.
De igual manera el CEDIMAT. Nos hicieron con dinero del pueblo pero en ninguno de ellos puede ir un pobre a buscar atenciones de salud.
Acuerdo como esos han sido el resultado de la alianza público privada, de manera que el abogado Tomás Castro pregunta si en ese modelo es que se piensa introducir la termoeléctrica punta Catalina y los proyectos turísticos de Pedernales en Bahía de las águilas?
Advirtió que si el empeño de los legisladores es de aprobar el viejo proyecto de la Ley de Agua, para privatizar,las aguas y su distribución,la paz social está en peligro.

Publicar un comentario

0 Comentarios