"La visita de papá"

· 
"La visita de papá"


Siendo Hipólito Mejía un expresidente de la República, no resulta nada extraño que haga una visita al Palacio Nacional, todavía ocupado por el presidente Danilo Medina.
Mejía nos tiene a todos acostumbrados a sus "salidas verbales extraordinarias", a su jovialidad y su "relajo" incluso con cosas serias,sus malas palabrotas,etc.
A su llegada a Palacio, el ex presidente Mejía, fue recibido por funcionarios del gobierno como José Ramón Peralta, Gustavo Montalvo, y el portavoz de la presidencia Roberto Rodríguez Marchena entre otros, antes de reunirse con el presidente Medina.
Como resultado, desde esa personalidad muy particular del ex presidente Mejía, escuchamos a tono de burla decirle a sus anfitriones y a la prensa que se agolpó para cubrir el evento de su visita- que había prometido que -cuando el PLD perdiera las elecciones volvería al Palacio Nacional, pero que había que esperar que perdiera- y de paso en su propia cara le dijo a los funcionarios que le recibieron !e pa fuera que van!. Pero todo indica que no fue sólo a eso que el ex presidente Mejía visitó el Palacio Nacional, hay mucho más, y la realidad puede ser para el una tarea -imprudente y difícil- en el entorno actual en que vivimos en que gran parte de la población espera y exige que se haga justicia con los abusos de poder, las violaciones, la negación de Derechos y la posible corrupción en que puedan estar involucrados funcionarios salientes del Palacio Nacional.
Mejía es un político "atípico" de la República Dominicana que mantuvo su personalidad, incluso siendo presidente de la República donde debía honrar con el comportamiento y las expresiones, la institucionalidad de su mandato, y la figura jurídica y simbólica de la Presidencia de la República..
Es una persona muy expresiva, directo, impactante con sus palabras espontáneas y simples, pero también es muy sincero y llano, y siendo presidente de la República admitió que había cometido "muchos errores".
El hecho de que haya decidido visitar en Palacio Nacional al presidente Medina en un momento en que este prepara su salida de la Casa de Gobierno para que a partir del 16 de agosto asuma el presidente electo Luis Abinader, es lo que ha -llamado la atención- de su visita, y no la visita propiamente dicha.
En este momento, todo el mundo se pregunta a qué fue Hipólito Mejía al Palacio Nacional?.
Hay mucha expectativa entre los actuales funcionarios del Palacio Nacional por su salida del poder, y muchos de ellos sospechan que pueden enfrentarse a cargos judiciales derivados de sus responsabilidades presuntamente penales en el ejercicio del poder. Vimos a Jose Ramón Peralta,hablarle al oído a Mejía,y de lo dicho,el gesto correspondiente.


Si le tomamos la palabra al ex presidente Mejía de que llevaba una -relación de cordialidad -con el presidente Medina, y que apostaba por la -cordura y las buenas relaciones entre los políticos-, se podría especular que su visita tuvo que ver con la construcción de una "sombrilla de impunidad protectora" para los que van a ser exfuncionarios a partir del 16 de agosto.
Hipólito Mejía es el autor de la frase de que ! - a los expresidentes no se les mete preso - ! , cuando al salir del poder el ex presidente Leonel Fernández estuvo a punto de ser llevado a los tribunales. En ese entonces el presidente de la República era precisamente Hipólito Mejía.
Mejía pierde de vista, que hasta el presidente de la República tiene límites en el ejercicio del poder.
En una democracia, existe la separación de los poderes, y el presidente de la República constitucionalmente no podría interferir en el ámbito judicial. Si aparecen expedientes construidos alrededor de las actividades en el poder de los funcionarios salientes y hay méritos punibles, los tribunales sólo tienen una salida admitirlos, calificarlos y juzgarlos. Tampoco sabemos si obviando el reclamo nacional de juzgar a los corruptos,el presidente Abinader,estaría dispuesto a interferir en la justicia,porque se lo pida el ex-presidente Mejía.De hacerlo,eso lo llevaría a confrontarse con amplios segmentos de la población que reclama el cese de la impunidad.
Es bueno recordar que en la República Dominicana tuvimos al ex presidente Salvador Jorge Blanco preso, acusado de corrupción. Siendo Joaquín Balaguer el presidente de la República Jorge Blanco fue llevado a los tribunales y juzgado por imputaciones que se podrían considerar de -rango menor- porque se trató de la sobrevaluación de piñas y víveres en las cantinas de las Fuerzas Armadas.
Lo ocurrido a Salvador Jorge Blanco aquella vez, que acabó con su carrera política y su reputación personal, sin embargo no le ha servido de "escarmiento" a ningunos de los ex presidentes que hemos tenido.
De la administración del presidente Medina hay muchos casos de -Peso Pesado- de impacto nacional e internacional que merecen ser respondidos por los posibles autores de hechos posiblemente punibles en el ejercicio del poder, por mencionar unos casos por ejemplo los sobornos de Odebrecht, y sobrevaluación de otras obras, el otorgamiento de contratos de grado a grado, y la cuestionada construcción y costo de construcción de la termoeléctrica -Punta Catalina- entre otros.
Por otro lado , hay alta expectativa en gran parte de la población Dominicana de que los delitos cometidos desde el poder y que han afectado la situación nacional, la vida y el futuro de Los dominicanos, posibles delitos punibles cometidos del poder, no queden de nuevo bajo la sombrilla de la impunidad como sistema de protección a los abusos de poder y actos de corrupción.
No sabemos aún si la gestión del expresidente Mejía podría sobreponerse a los deseos de Justicia del pueblo dominicano,si fue a construir impunidad para el equipo de gobierno saliente la razón de la .- "La visita de papá" -

Publicar un comentario

0 Comentarios