EXPECTATIVAS NACIONALES.... "SOLO OBSERVEMOS Y ESPEREMOS"....

EXPECTATIVAS NACIONALES.... "SOLO OBSERVEMOS Y ESPEREMOS"....

Después del 5 de julio en qué más de 4 millones de dominicanos de los mas de 7 millones inscritos en el registro electoral acudieron a las urnas,- grandes expectativas de cambio- Se han quedado en la sociedad Dominicana.
Aún no estamos plenamente seguros, de sí esas expectativas de cambio, se podrán ir logrando con la Asunción al poder del presidente electo Luis Abinader, del cual, a pesar de su propuesta ya conocida, hay que dejar que el tiempo y los hechos digan sí podrá asumir e impulsar algún compromiso de su enfoque prometido, para dirigir los asuntos de Estado..
Por muy buenas intenciones que tenga un gobernante hay que recordar que será el presidente -de todos-. Y en ese todo, qué compone la sociedad Dominicana, hay una suma de "intereses creados y distintos". Jugar al equilibrio con esos intereses sin generar mayores conflictos es una forma de hacer un gobierno estable.
Sin embargo la sociedad Dominicana está pendiente de si en la política se va a ir pagando los déficit- las deudas sociales- que se han ido generando y acumulando por la negación de los Derechos en anteriores gestiones.
Luis Abinader y el Partido Revolucionario Moderno son del "sistema político" qué tenemos instaurado por más de 40 años en la democracia. No hay grandes sorpresas, porque Luis Abinader no es un" peligro" para ese sistema con el que se nos ha gobernado en las últimas cuatro décadas.
Luis Abinader no le provoca "sobresaltos" a los empresarios ni a los industriales, ni a los comerciantes ni a otros actores de la economía y de la política, porque lo pensamos como un político -moderado y prudente- que puede generar confianza y estabilidad social.


El gabinete que ha ido conformando Luis Abinader manda un mensaje de responsabilidad y serenidad que parece va a caracterizar la próxima gestión.
Podemos decir ,que el pueblo dominicano se expresó en las urnas el pasado 5 de Julio rechazando el "modelo danilista" en la gestión pública, y que Luis Abinader solamente con ir negando ese modelo corrupto y descarriado en el poder, ya es una buena señal.
El cúmulo de actos de corrupción cometidos en forma descarada y prepotente,en forma desafiante, en el gobierno danilista protegidos esos hechos, por un anclaje de impunidad sistemática, desató la ira en el electorado, que con decisión firme, fue a las urnas a sacar a Danilo Medina y su modelo corrupto de gobernar ,del Palacio Nacional.
Este va siendo un país distinto,con nuevos enfoques,nuevas visiones y anhelos,mas atento con el accionar de los políticos,mas exigente con el mejor comportamiento y desempeño en el poder, un cambio de perspectivas,que ha dejado a Danilo Medina y al Comité Político del PLD,"desfasados y anclados en la primera mitad del siglo 19.Sin capacidad de interpretar y responder a las demandas nacionales acumuladas en el tiempo.
Amplios sectores de la sociedad nacional tienen sed de darle muerte definitiva a la -impunidad sistemática- instaurada en el gobierno de Medina, y de que se haga justicia firme e independiente, justicia de calidad.
Una de las bases del despegue económico y de la consolidación de la economía, es la seguridad jurídica, pues se atraen las inversiones tanto locales, como internacionales.
Si el pueblo dominicano puede confiar en que una gestión de Luis Abinader no repetirá los "vicios del danilismo" ya eso es ganancia y satisfacción nacional.
Las elecciones que acaban de concurrir, se celebran por primera vez- en un ambiente electoral sin precedente porque ocurren en un momento en que el país está en una emergencia sanitaria por el coronavirus covid-19, el virus ha desnudado las debilidades nacionales, pero también nos da la oportunidad de descubrir dónde están nuestras potencialidades y trabajar hacia ella para poder recuperarnos.
Evidentemente, que el próximo gobierno no lo podemos dejar solo, se necesita de la conciencia, de la responsabilidad y la unidad nacional para entre todos, construir un mejor país.
Asegurarle al país una mejoría en los servicios básicos, mejor calidad y eficiencia de los servicios públicos, y un estilo más sensato,sereno y responsable de los funcionarios y servidores públicos es una forma de ir satisfaciendo las expectativas que tiene el pueblo dominicano acerca del nuevo gobierno.
Respetar la institución del Poder Ejecutivo,y de los otros poderes del Estado,Congreso y Justicia,respetar los Fondos Públicos,enfrentar con firmeza los actos de corrupción,si se logra,es un buen indicio para que avancemos a ese "cambio" que reclamamos.
Sólo a partir del 16 de agosto próximo es que el pueblo dominicano puede ir viendo las señales de sí su apuesta a la idea de producir un cambio en el país, se podrá ir logrando con el nuevo gobierno del presidente electo Luis Abinader. Nosotros preferimos darle tiempo al tiempo y observar el devenir que nos espera....

Publicar un comentario

0 Comentarios