Estados Unidos promueve los valores democráticos bajo el compromiso de Lima



English Português

Hoja Informativa
Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental
29 de Julio de 2020

 

Estados Unidos es un socio firme de los países e instituciones de Latinoamérica y el Caribe en sus esfuerzos por combatir la corrupción y cumplir la promesa del Compromiso de Lima de la Octava Cumbre de las Américas organizada por Perú en 2018.  

Fortalecimiento de la gobernanza democrática contra la corrupción

La transparencia es uno de los remedios al efecto corrosivo de la corrupción sobre los cimientos de una sociedad democrática estable, próspera y bien gobernada. El gobierno de los Estados Unidos está comprometido a expandir el acceso abierto a la información y los datos.

  • Estados Unidos es miembro fundador de la Alianza de Gobierno Abierto. Hacer que la información del gobierno sea más abierta y accesible para todos puede aumentar la innovación, promover la investigación científica, mejorar la prestación de servicios públicos y facilitar una mayor supervisión pública de las operaciones del gobierno.
  • Estados Unidos es el mayor donante al Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción. El Mecanismo ayuda a garantizar que los países de la región, incluido Estados Unidos, cumplan con sus obligaciones internacionales para prevenir y combatir la corrupción.
  • Estados Unidos brinda capacitación, asistencia técnica y subvenciones a los gobiernos y las partes interesadas en toda Latinoamérica y el Caribe para apoyar los esfuerzos para poner fin a la corrupción y para defender la democracia, el buen gobierno, la transparencia fiscal, los derechos humanos y el estado de derecho.
  • Estados Unidos apoya los esfuerzos en curso en Latinoamérica para aumentar la capacidad de los periodistas de investigación para descubrir la corrupción y las finanzas ilícitas, las cuales facilitan la delincuencia organizada transnacional.
  • Estados Unidos trabaja en estrecha colaboración con los seis signatarios latinoamericanos de la Convención Antisoborno de la OCDE para crear y hacer cumplir la legislación que penaliza el acto de soborno a funcionarios de gobiernos extranjeros.
  • La Ley CARES autorizó a los Estados Unidos a extender e incrementar la participación de los Estados Unidos en los nuevos acuerdos del Fondo Monetario Internacional para pedir préstamos de aproximadamente US$ 39.000 millones a US$ 78.000 millones hasta fines de diciembre de 2025. Estados Unidos ha aprovechado su liderazgo en el FMI para promover la buena gobernanza a través de programas respaldados por el FMI, incluidos los más de US$ 4.000 millones en asistencia financiera de emergencia del FMI para abordar la COVID-19 en el Hemisferio Occidental.

Promover la seguridad y la prosperidad para todos a través de la inclusión

La inclusión es esencial para combatir la corrupción y defender la democracia en las Américas. El gobierno de los Estados Unidos trabaja para mejorar la capacidad, las oportunidades, la participación y la dignidad de las comunidades históricamente marginadas, como las mujeres y las niñas, las personas de ascendencia africana, los pueblos indígenas y las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), para enfrentar con éxito las barreras que les impiden participar plenamente en la vida política, económica y social.

  • Estados Unidos ha sido pionero de acuerdos e iniciativas bilaterales con Brasil, Colombia, México, Uruguay y Canadá sobre la igualdad racial, étnica y de género que aprovecha el apoyo de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, y trabaja para aumentar la visibilidad y promover el acceso a oportunidades para grupos históricamente marginados en todas las Américas.
  • Estados Unidos trabaja para promover la igualdad y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, brindando a las mujeres el conocimiento, las redes y el acceso para desarrollar su capacidad como emprendedoras a través de la Academia de Mujeres Emprendedoras (AWE) y el trabajo de la Iniciativa de Desarrollo Global y Prosperidad de las Mujeres (W-GDP), que está diseñada para empoderar a las mujeres de todo el mundo para que desarrollen su potencial económico.
  • Estados Unidos también aboga por la promoción y protección de los derechos humanos de las personas LGBTI en las Américas a través del Grupo Básico LGBTI de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Promover las buenas prácticas regulatorias y de adquisiciones

Estados Unidos está comprometido con procesos de adquisición de infraestructura de calidad en línea con las mejores prácticas internacionales sobre transparencia, estándares laborales y ambientales, y análisis del ciclo de vida del proyecto. El gobierno de los Estados Unidos colabora con una variedad de organizaciones, incluido el Banco Interamericano de Desarrollo, para promover las mejores prácticas y brindar asesoramiento técnico.

  • Estados Unidos lanzó la iniciativa América Crece (Growth in the Americas) en 2019 para fomentar el crecimiento económico sostenible mediante la catalización de la inversión del sector privado en energía y otros proyectos de infraestructura en Latinoamérica y el Caribe basados en principios de mercado, transparencia, buenas prácticas de adquisición y marcos regulatorios sólidos.
  • Bajo la Iniciativa global de adquisiciones, Estados Unidos ayuda a los encargados de la toma de decisiones de contratación pública en las economías emergentes a obtener el mayor valor en la utilización del dinero público. La implementación de las mejores prácticas conduce a inversiones más estructuradas con ahorros generales para el gobierno, al tiempo que nivela el campo de juego en las licitaciones internacionales para las empresas que operan según los principios del mercado y respetan el estado de derecho.
  • Estados Unidos apoya la Red Interamericana de Compras Gubernamentales, que convoca a los funcionarios de adquisiciones gubernamentales de más alto nivel para facilitar la cooperación técnica, la capacitación y la inclusión de los comentarios de las partes interesadas públicas.

Valoración de la sociedad civil y otras partes interesadas

Estados Unidos es firme en su defensa de la participación de las partes interesadas en el proceso de la Cumbre de las Américas. Los líderes de la sociedad civil y del sector privado son voces esenciales para informar las decisiones que toman los gobiernos para promover la democracia y fortalecer la economía.

  • Estados Unidos ha apoyado la participación de representantes independientes de la sociedad civil de todos los países de la región en la Cumbre de las Américas, y apoya activamente el Observatorio Ciudadano contra la Corrupción, que desarrolla la capacidad de la sociedad civil para monitorear la implementación de los gobiernos del Compromiso de Lima y otros esfuerzos anticorrupción.
  • Estados Unidos apoya con entusiasmo la incorporación de consultas periódicas con el sector privado como parte integral del proceso de Cumbres a través del Diálogo Empresarial de las Américas y en la Cumbre Empresarial de las Américas para convocar a líderes empresariales a trabajar con los gobiernos para mejorar el crecimiento económico y combatir la corrupción.

Combatir las finanzas ilícitas

Estados Unidos se compromete a combatir el lavado de dinero y los flujos financieros ilícitos derivados de la corrupción. Para abordar el riesgo de estas actividades en el sistema financiero de los EE.UU., el gobierno de los EE.UU. ha desarrollado un sólido marco contra el lavado de dinero basado en leyes y reglamentos sólidos, una implementación efectiva y una aplicación equilibrada.

  • Estados Unidos lleva a cabo diálogos estratégicos y convoca grupos de trabajo de banca público-privada con países cuyos sistemas financieros están particularmente entrelazados con los Estados Unidos. Estados Unidos proporciona asistencia técnica, capacitación y desarrollo de capacidades globalmente contra el lavado de dinero y anticorrupción. Estos esfuerzos promueven las buenas prácticas, el cumplimiento de las normas pertinentes y la cooperación.
  • El Grupo de Acción Financiera (GAFI) es fundamental para la estrategia estadounidense contra el lavado de dinero y la corrupción. Reconocemos al GAFI como el organismo global que establece normas para combatir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación. La red global del GAFI está compuesta por más de 200 países y jurisdicciones, cubriendo casi todo el mundo. El trabajo del GAFI para prevenir los flujos financieros ilícitos en el sistema financiero mundial es esencial para privar a los delincuentes de los beneficios financieros del narcotráfico y del crimen organizado transnacional, y de otras formas de financiamiento ilícito. Bajo la presidencia de los Estados Unidos, el GAFI acordó medidas vinculantes sobre cómo todas las jurisdicciones deben regular y supervisar las actividades financieras de activos virtuales y a los proveedores de servicios de activos virtuales. Estados Unidos continúa apoyando los esfuerzos del GAFI para garantizar que las jurisdicciones de todo el mundo implementen estas medidas en la práctica y estén regulando, supervisando y tomando las medidas de cumplimiento necesarias para prevenir los flujos financieros ilícitos en el sistema financiero global.

Publicar un comentario

0 Comentarios