Secretario de Estado, Michael R. Pompeo durante sesión con la prensa acerca de la divulgación del Informe sobre Libertad Religiosa Internacional de 2019


English Português
Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su divulgación inmediata
Declaraciones a la prensa
10 de junio de 2020
Sala de prensa
Washington D.C.
SECRETARIO POMPEO: Buenos días a todos. Es muy grato estar hoy con todos ustedes. Me enorgullece estar aquí una vez más para hablar sobre la libertad y las sociedades libres. Si bien Estados Unidos no es una nación perfecta en muchos sentidos, siempre apuntamos a lograr una unión más perfecta e intentamos mejorar. Seguimos siendo la nación más extraordinaria en la historia de la civilización.
Una de las cosas que hacemos en este gobierno es abocarnos a la protección de la libertad religiosa en todo el mundo. La semana pasada, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que por primera vez da instrucciones a todas las instituciones que conforman el Gobierno de EE.UU. de dar prioridad a la libertad religiosa. 
Aquí, en el Departamento de Estado, yo he sido anfitrión de la Reunión Ministerial por la Libertad Religiosa. Hemos lanzado la Alianza por la Libertad Religiosa Internacional. Hemos capacitado a nuestros funcionarios en el Servicio Exterior para que comprendan con mayor profundidad las cuestiones vinculadas con la libertad religiosa. 
Y hoy me enorgullece presentar el Informe sobre Libertad Religiosa Internacional de 2019. Ninguna otra nación tiene un compromiso mayor con la libertad religiosa, al punto que reunimos testimonios de todo el mundo; el informe contiene un compendio inmenso y muy completo de este derecho humano fundamental.
Quisiera destacar algunos acontecimientos positivos que hemos observado durante el último año:
Gambia, un país miembro de la Alianza por la Libertad Religiosa Internacional, ha presentado valerosamente un caso ante la Corte Internacional de Justicia relativo a delitos perpetrados contra la población rohinyá.
Los Emiratos Árabes Unidos, que han sido tradicionalmente un aliado en Medio Oriente en materia de libertad religiosa, se han convertido en el primer país del Medio Oriente en permitir la construcción de un templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
En Uzbekistán, se han dado pasos para mejorar la situación de la libertad religiosa y esos avances continúan. Cuando estuve allí previamente este año, tuve un diálogo muy productivo con líderes religiosos.
Durante 2019 no documentamos ninguna redada policial durante encuentros de grupos religiosos no registrados, en comparación con las 114 que comprobamos en 2018 y las 240 del año anterior. Estos son adelantos muy significativos, verdaderos avances, e indican que los esfuerzos de nuestro Departamento de Estado estarían dando resultados.
Pero también hay mucha oscuridad en aquellas partes del mundo donde se persigue o se niega el derecho de culto a las personas de fe:
El Gobierno nicaragüense hostiga e intimida a líderes religiosos y feligreses y profana espacios religiosos, a menudo con la intervención de actores interpósitos.
En Nigeria, ISIS y Boko Haram siguen perpetrando ataques contra musulmanes y cristianos por igual. ISIS decapitó a 10 cristianos en ese país en diciembre pasado.
Y en China, se agudiza la represión avalada por el Estado contra todas las religiones. El Partido Comunista Chino ahora ordena a las organizaciones religiosas que obedezcan a las autoridades del PCC e incorporen el dogma comunista en sus enseñanzas y en el ejercicio de su fe. Continúan las detenciones masivas de uigures en Xinjiang. También persiste la represión de tibetanos y budistas, así como seguidores de Falun Gong y cristianos. 
Recomiendo a todos la lectura del informe que se divulgó hoy. Su mera existencia es prueba de nuestra firme determinación de defender la dignidad humana. 
El embajador Brownback, que me acompaña en este momento, responderá las preguntas que tengan luego de que yo concluya mi conversación con todos ustedes esta mañana.
Con respecto a China, la semana pasada tuve el gran honor de reunirme con varios sobrevivientes de la masacre perpetrada por el Partido Comunista Chino en la Plaza de Tianmén hace 31 años. 
También divulgué una declaración sobre los intentos obscenos de China de sacar provecho de nuestra situación interna para promover su agenda política, que estoy seguro que muchos de ustedes tuvieron oportunidad de leer. 
No hay ninguna equivalencia entre nuestras dos formas de gobierno. Nosotros tenemos un Estado de derecho, mientras que eso no existe en China. Nosotros tenemos libertad de expresión y apoyamos las protestas pacíficas. Ellos no. Nosotros defendemos la libertad religiosa; como lo acabo de señalar, China sigue llevando adelante desde hace décadas una guerra contra la fe.
Las diferencias no podrían ser más evidentes: en contextos favorables, China impone el comunismo de manera despiadada. Y en un momento en que Estados Unidos atraviesa uno de los desafíos más difíciles, trabajamos para garantizar la libertad de todos.
Y hablando de libertad, quisiera expresar que estoy sumamente complacido de que Michael White haya regresado a casa sano y salvo. Quiero agradecer a nuestro equipo, liderado por el representante especial Brian Hook, por la excelente labor diplomática que llevó adelante y que posibilitó la liberación de Michael. Quisiera también agradecer al gobierno suizo por su colaboración.
El trabajo no ha sido terminado. Baquer Namazi, Siamak Namazi, y Morad Tahbaz son ciudadanos estadounidenses y siguen detenidos indebidamente por acción del régimen iraní. Teherán debe liberarlos de inmediato. 
Sin salir del tema de Medio Oriente, tengo una breve observación sobre Libia.
El acuerdo entre el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) y el Ejército Nacional Libio para retomar las conversaciones sobre seguridad de la ONU fue un primer paso auspicioso, algo muy positivo. Ahora se necesitan negociaciones rápidas y de buena fe para implementar un cese al fuego y relanzar las conversaciones políticas dentro de Libia auspiciadas por la ONU. Ha llegado el momento. Es tiempo de que todos los libios de todos los sectores actúen, de modo que ni Rusia ni otros países puedan interferir en la soberanía de Libia para su propio beneficio.
Poner a Libia en la senda de la recuperación económica implica preservar las instalaciones petroleras libias y asegurar un amplio acceso a National Oil Corporation.
Acerca de Irak: El Gobierno de Irak ha aceptado el Diálogo Estratégico propuesto en abril, que empezará mañana. El subsecretario Hale encabezará ese diálogo con representantes del Departamento de Defensa, el Departamento del Tesoro y el Departamento de Energía, así como otros organismos, junto con sus homólogos iraquíes.
En consonancia con diálogos anteriores basados en nuestro Acuerdo de Marco Estratégico de 2008, el diálogo abordará todas las áreas de interés entre nuestros dos países, en materia de política, economía, seguridad, cultura y energía.
Con nuevas amenazas en el horizonte, incluida la pandemia global de coronavirus, el colapso de los precios del petróleo y un profundo déficit presupuestario, es crucial que Estados Unidos e Irak se unan como socios estratégicos para planificar la forma de avanzar de un modo que redunde en beneficio recíproco de ambas naciones.
Un poco más cerca de nuestro país, el gobierno de Trump sigue trabajando con nuestros socios para dar continuidad a la extraordinaria transformación que ocurre aquí en el Hemisferio Occidental, a efectos de que se convierta en el hemisferio de libertad del que hemos hablado.
Ese trabajo debe continuar en contextos bilaterales y multilaterales; por eso manifiesto la consternación de Estados Unidos ante el rol de la Organización Panamericana de Salud por su facilitación del trabajo forzado de médicos cubanos en el programa Mais Medicos de Brasil, en el marco del cual más de 10.000 trabajadores de atención de la salud cubanos habrían sido objeto de trata de personas.
La OPS debe explicar cómo es que se transformó en intermediaria de un mecanismo destinado a explotar a trabajadores de la salud cubanos en Brasil.
La OPS debe explicar cómo es que envió US$ 1.300 millones al régimen homicida de Castro.
La OPS debe explicar por qué no intentó obtener aprobación de su propio comité ejecutivo por su papel en este programa.
Y la OPS debe explicar quiénes dentro de la organización aprobaron un acuerdo potencialmente ilegal.
También debe explicar qué hizo con los US$ 75 millones que recaudó cuando medió en este programa.
Debe implementar reformas para impedir que este tipo de cosas vuelvan a suceder.
Al igual que lo hicimos con la Organización Mundial de la Salud, el gobierno de Trump exigirá rendición de cuentas a todas las organizaciones de la salud que dependen de los recursos de los contribuyentes estadounidenses. Nuestro dinero debe destinarse a apoyar iniciativas que generen valor y sean acordes con nuestros valores.
Estados Unidos también sigue respaldando los valores democráticos en todos los rincones del hemisferio.
Ansiamos que se produzca una conclusión rápida y creíble del recuento de votos en Guyana.
Asimismo, esperamos que haya resultados transparentes y plausibles en las elecciones legislativas de Surinam.
Y seguimos apoyando al pueblo venezolano en su búsqueda de libertad.
Tampoco debemos perder de vista cómo el régimen de Maduro ha perjudicado a los estadounidenses. Instamos una vez más al régimen, que ha retenido por más de dos años y medio a ejecutivos petroleros estadounidenses sin juicio, a que libere a cada una de estas personas.
También exhortamos a Rusia a hacer lo mismo con Paul Whelan, que necesita ser liberado ahora.
No duden de que el embajador Sullivan y su equipo seguirán luchando por Paul.
Estados Unidos también mantendrá su foco en otras violaciones de derechos humanos de las que es responsable Moscú. Desde 2015, Rusia ha alistado en sus fuerzas armadas a miles de hombres crimeos y ha fijado sanciones penales para quienes se nieguen. Rusia debe poner fin a la represión de quienes se oponen a su ocupación, liberar a las personas ucranianas que ha encarcelado injustamente y devolver el pleno control de la península a Ucrania. Crimea es Ucrania.
En una perspectiva más positiva, al otro lado del Atlántico, nuestro consulado en Nuuk, Groenlandia, empieza hoy a funcionar formalmente. Es una noticia muy emocionante. Llevó muchísimo trabajo y es algo muy positivo. Representa la culminación de los esfuerzos del gobierno por fortalecer nuestra relación con la región del Ártico, y quisiera transmitir mi inmenso agradecimiento a la embajadora Carla Sands y su equipo en Copenhague por ayudar a que esto sea posible.
Estamos muy agradecidos por la firme cooperación que hemos observado de parte de Groenlandia y Dinamarca para que este día finalmente llegara. Estaba previsto que yo viajara el año pasado para anunciar esto y todavía espero que pueda ir personalmente hacia el norte. Sé que todos ustedes quieren acompañarme en ese viaje.
Un comentario más sobre Europa: También considero positivo el acuerdo interpartidario en materia de reforma electoral en Albania, que contribuirá a fortalecer su democracia y afianzar el futuro europeo del país. Alentamos a todos los actores interesados a formalizar este acuerdo político.
Ahora pasemos al África. Estados Unidos recibe con agrado la noticia de la detención de Trazor Mputu Kankonde de la República Democrática del Congo, acusado de haber participado en el homicidio de los expertos de la ONU Michael Sharp y Zaida Catalan en 2017. Su localización y aprehensión son un primer avance a favor del Estado de derecho en la RDC y de la posibilidad de justicia por el homicidio de un ciudadano estadounidense.
Otras buenas noticias: Queremos felicitar a Francia por el anuncio de las operaciones que terminaron con la vida de Abdelmalek Droukdal, líder de Al Qaeda en el Magreb islámico, en el norte de Malí. Se trata de una gran victoria. Hemos sacado del campo de batalla a otro alto líder de Al Qaeda, una amenaza terrorista que ha generado riesgos en todo el mundo.
Además, quisiera mencionar brevemente una próxima reunión que el secretario general Xi tendrá con líderes en África con respecto a COVID-19. Hemos tomado nota de las donaciones financieras muy modestas que China y las llamadas entidades privadas chinas han hecho en África. 
Las contribuciones de China a la lucha contra la pandemia son exiguas en comparación con los costos financieros y humanos del encubrimiento que creó. Y quisiera destacar también nuestra preocupación por que China aproveche la pandemia como pretexto para continuar con prácticas poco transparentes en materia de préstamos, que han generado endeudamiento y desencanto en países de toda África.
Estados Unidos ha hecho y continuará haciendo un muy buen trabajo en África. El Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del SIDA (President’s Emergency Plan for AIDS Relief, PEPFAR) ha salvado millones de vidas en África, y EE.UU. está solventando varios programas en África para combatir la pandemia de COVID-19. Continuaremos con este notable trabajo humanitario como socio confiable, transparente y firme de nuestro amplio grupo de naciones africanas amigas.
Por último, tengo un anuncio sobre el compromiso inquebrantable de EE.UU. de ayudar a países y personas afectados por la pandemia.
En primer lugar, quiero anunciar nueva asistencia humanitaria por US$ 14 millones destinada a refugiados y migrantes vulnerables.
En segundo lugar, el presidente Trump está orgulloso de colaborar con el suministro de respiradores a países de todo el mundo.
Actualmente, proporcionamos casi US$ 180 millones para financiar la compra de esos respiradores, además de la capacitación y la asistencia necesarias para utilizar estos complejos equipos. 
Hasta el momento, nos hemos comprometido a entregar alrededor de 15.000 respiradores a más de 60 países.
EMBAJADOR BROWNBACK: Muchas gracias. Gracias. Bien. Gracias a todos por estar aquí hoy. Agradezco al Secretario Pompeo. Agradezco al Presidente Trump y al Vicepresidente Pence, al frente de esta importante cuestión sobre la libertad religiosa. 
Solo para hacer una breve y rápida mención, hay numerosos aspectos en los que este gobierno ha sido pionero en el tema de la libertad religiosa y quisiera destacarlos aquí. La semana pasada, el Presidente emitió una orden ejecutiva sobre libertad religiosa. Es la primera vez en todo el mundo en que un alto mandatario hace algo así. El presidente Trump fue el primer presidente en la historia, el primer alto mandatario de cualquier país en organizar un evento sobre libertad religiosa en el ámbito de la Asamblea General de la ONU en septiembre del año pasado. 
El Secretario de Estado mencionó las reuniones ministeriales para promover la libertad religiosa. Él fue anfitrión de dos de esas reuniones. Se trató de los eventos más importantes sobre libertad religiosa de su clase en todo el mundo, las conferencias sobre derechos humanos más importantes organizadas por el Departamento de Estado. El Secretario de Estado lanzó la Alianza por la Libertad Religiosa Internacional. Es el primer Secretario de Estado estadounidense en organizar una coalición internacional a nivel de líderes nacionales para promover el tema de la liberta religiosa en todo el mundo. El año pasado presentamos la Iniciativa de Religiones Abrahámicas (Abrahamic Faiths) con el objeto de favorecer la paz entre musulmanes, cristianos y judíos, al sumar a la causa a teólogos claves de cada uno de esos credos.
El gobierno de Trump ha hecho y seguirá haciendo más que cualquier otro gobierno para proteger y promover la libertad religiosa para todos los credos, grupos o para las personas que no profesan ningún credo.
Hoy, el pastor Andrew Brunson se ha reencontrado con su familia. El mundo ha tomado conocimiento de las violaciones de derechos humanos de las que es responsable el gobierno de la RPC y está comenzando a manifestar su opinión. Se ha cumplido un año de la liberación de Asia Bibi. Y debido a mejoras recientes, tanto Sudán como Uzbekistán han sido retirados de la lista de Países que Concitan Especial Preocupación. Se están alcanzando logros importantes y están ocurriendo cosas muy significativas.
Desde el surgimiento de la pandemia de COVID, Birmania retiró los cargos y liberó a más de 1.000 rohinyás de prisión. Irán concedió salidas transitorias a algunas de las decenas de miembros de minorías religiosas que están detenidos injustamente. 
El gobierno ha respondido al llamado a luchar por las personas de todos los credos, en todas partes, en todo momento. Ha sido una tarea muy gratificante trabajar con el extraordinario personal con que contamos y promover la libertad religiosa en cada rincón del mundo. No obstante, la situación de la libertad religiosa aún dista de ser perfecta, y hay factores muy preocupantes. En muchos lugares del mundo, las personas están más familiarizadas con la opresión religiosa que con la libertad religiosa y esa es la razón del informe que hemos presentado hoy, el Informe sobre Libertad Religiosa Internacional de 2019.
Los grupos confesionales en China se encuentran entre los que más sufren a causa de sus creencias. En Irán, 109 miembros de grupos religiosos minoritarios continúan en prisión simplemente por ser practicantes de minorías religiosas. Y el año pasado, el gobierno ejecutó a varias personas por cargos de enemistad contra Dios. En Nigeria, continúa habiendo conflictos y masacres entre pastores predominantemente fulani musulmanes y agricultores predominantemente cristianos en los estados del centro norte.
Tenemos vocación para este trabajo. Debemos continuar desarrollando asociaciones y alianzas con países que comparten nuestro compromiso de promover la libertad religiosa en el mundo, y debemos seguir adelante con nuestro trabajo para detener a los actores maliciosos. También debemos continuar ampliando nuestras capacidades. La promoción de la libertad religiosa es de fundamental importancia. Debe extenderse a todas las áreas de nuestra política exterior; por eso, el presidente Trump anunció una nueva orden ejecutiva la semana pasada, como mencioné antes, que prioriza la libertad religiosa internacional en la planificación e implementación de la política exterior de Estados Unidos y en los programas de asistencia exterior. 
Continuaremos avanzando con nuestro compromiso de promover la libertad religiosa para todos. Es lo que hemos hecho y lo que seguiremos haciendo, y el Secretario ha tenido un papel sobresaliente al frente de este esfuerzo, al igual que el Presidente y el Vicepresidente, y creo que habrá más novedades en esta área. 

Publicar un comentario

0 Comentarios