Vocero evangélico lamenta gobierno incumpliera acuerdo de dejar a las iglesias entrega raciones alimenticias



El reverendo Domingo Paulino Moya,presidente de la Mesa de la Opinión Cívica y Política Cristiana,declaró que es muy lamentable que el gobierno del presidente Danilo Medina no haya honrado su compromiso con las iglesias cristianas al excluir   estas entidades de las   entregas a familias pobres de las raciones alimenticias del Plan Social de la Presidencia.

El religioso señaló que,de mas de 2 millones de raciones distribuidas a nivel nacional en la actualidad el gobierno solo ha entregado a las entidades evangélicas y cristianas  menos de 45 mil raciones según me expreso vía telefónica el pastor Nersido  Borg quien preside la organización Mesa de Dialogo y de Representación Cristiana.

El vocero evangélico, a quien se le reconoce una amplia labor a favor de los sectores mas necesitados del país y una entrega cívica siempre en defensa de la dignidad pastoral señaló que,estas declaraciones vienen a salvaguardar el buen crédito y testimonio del pastorado evangélico nacional que abarca mas de 7 mil iglesias a nivel nacional.

Abundó que al principio de la jornada de entregas alimenticias debido al comienzo de la pandemia Covid 19,el gobierno a través del Plan Social de la Presidencia entregó junto a la iglesias, de los primeros  operativos, pero mas adelante desplazó a las iglesias y  dejó en manos de activistas políticos distribuir esas ayudas,por lo que la comunidad  evangélica  dominicana y sus entidades sociales se  desligan de esta iniciativa del gobierno a fin de que la opinión pública y los sectores necesitados conozcan que los alimentos no están en manos de  hombres y mujeres cristianos con una gran vocación de servicios.

Paulino Moya precisó que,es un error y un atropello innecesario del gobierno a la solemnidad del púlpito cristiano, quitar de sus manos el participar de esta jornada en procura de colaborar con los sectores mas empobrecidos del país,donde se precisa la participación de la iglesia, por su independencia política, credo y misión social,lo que dijo es lamentable, innecesario e inoportuno.



Paulino Moya concluyó diciendo que al momento de separar a las iglesias de esta acción humanitaria la población electoral de fe cristiana podría considerar este atropello al momento de acudir a las elecciones el próximo 5 de julio, asumiendo que este trato del gobierno del PLD es  discriminatorio y que  amerita una repuesta política, pues se ha visto afectada su labor pastoral que por décadas realiza la iglesia como encomendó el señor Jesucristo.

Publicar un comentario

0 Comentarios