Solo el tiempo despeja las incertidumbres

Solo el tiempo despeja las incertidumbres.

Por: Teodoro Reyes Torres



Se nos antoja oportuno expresar nuestras ideas, primero dando gracias a Dios por el don de la vida, y también por las virtudes (intuición, paciencia); con las cuales nos ha proveído para que podamos vivirla dignamente. Con ello no pretendemos presumir de ser ferviente devoto; entre tantos millones, simplemente nos consideramos testigo consciente de que la fe en Dios y en nosotros mismos, a todo Ser humano siempre le deparará un mundo de cosas increíblemente provechosas. 

Así, salvaguardados por el sólido escudo de esta divina convicción, procedemos a revivir un día cualquiera del mes de octubre del año 2019. Fue justamente después de las elecciones Primarias que celebrara el Partido de la Liberación Dominicana, cuando a propósito de nuestro comentario favorable a nuestro recién electo candidato a la Presidencia; un desconocido contacto respondió con la premeditada determinación de cambiar nuestra apreciación al respecto. 

El anónimo personaje nos sugería que el señor Gonzalo Castillo no era un candidato competente para ocupar el puesto de la República, según él, por su supuesta inexperiencia a sostener un diálogo fluido sobre los asuntos del Estado.

A su antipática objeción, le refutamos con los mismos argumentos que hace días manifestamos por estas redes… “En cuanto al lenguaje político, puede ser que ahora se entienda que el señor Gonzalo no se maneje con la suficiente destreza, a nosotros eso no nos preocupa, puesto que es algo muy normal.

Prácticamente, todos los presidentes que hemos tenido a lo largo de la historia de la República Dominicana; en su primera vez, han sido blanco fácil de los oponentes, cuya primera estrategia ha sido siempre la de descalificarlos solo por la condición de ser novatos”.

Que se entienda, nuestra intención no es ignorar la gran importancia, ni el privilegiado lugar que ocupa la oratoria en el campo de las comunicaciones y de las relaciones sociales. Pero sería saludable que en esta peculiar coyuntura preservemos los discursos grandilocuentes para los glamorosos eventos de cumbres y de conferencias internacionales.

Sin embargo, comprenda esa tacha que usted le señala al señor Gonzalo Castillo, en ninguno de los casos de los aspirantes a la Presidencia de este país, ni de ningún otro, ha servido como desprestigio para impedir sus respectivas elecciones.

Ocurre que el fogueo y el tiempo al frente de la administración pública, terminan puliendo y consolidando al hombre político, y nuestro candidato no será la excepción.

Es evidente, que Gonzalo Castillo se distingue por su gran olfato e inteligencia, así como por su fama de ser un experto y exitoso gestor; cualidades que son fundamentales para que una persona alcance notoriedad en el desempeño de cualquier puesto en una empresa, ya sea en la administración pública, o en el sector privado. 

Admitimos que hasta el día 12 de este mes mayo, no habíamos tenido el honor de tratar cercanamente a nuestro candidato. Le abordamos a su entrada al Casino Municipal de la ciudad Neyba, aquel día se reunía con los principales candidatos y dirigentes políticos de la provincia Bahoruco, para dejar allí conformado el Comité Provincial, con la responsabilidad de conducir su campaña electoral en esa sureña demarcación. 

Desde el instante que fue electo candidato a la Presidencia por el partido de Gobierno, al señor Gonzalo Castillo han sido tantas las veces que se le querido ridiculizar y subestimar. Pero, para nuestra grata sorpresa, aquel día constatamos que como estratega, Danilo Medina no se había equivocado en su percepción primaria respecto al mismo.

Es que además de ser un hombre pragmático, llano, cercano, noble, trabajador, resolutivo y colaborador; Gonzalo Castillo demostró en el evento de Neyba que sabe hablar y que tiene sobradas aptitudes para dirigir. Y puesto que ya está discurseando, no nos cabe la menor duda de que pronto las circunstancias políticas le exigirán comunicar sus planes de gobierno para sacar adelante la República Dominicana.

Amigos, amigas, si en sus pechos aún albergan la indecisión de por cual candidato deben de votar; les exhortamos a que no lo duden más.

Prepárense para el día 5 del próximo mes de julio de este año, acudan protegidos y entusiasmados a sus centros de votación. No se trata de un simple capricho, para la mayoría de los dominicanos conviene que ustedes echen sus votos por el candidato Gonzalo Castillo, lo mismo que por los demás representantes del Partido de la Liberación Dominicana.
Solo así, nuestro país continuará por las sendas del progreso y el bienestar social. ¡Nunca permitamos que nos confundan!

Publicar un comentario

0 Comentarios