OEA interpreta involucramiento del régimen fundamentalista de Irán con la dictadura de Maduro y organizaciones terroristas regionales y extra-regionales


Declaración de la Secretaría General de OEA sobre la acusación contra Adel El Zabayar

-OEA llama a los gobiernos de la región a permanecer alertas ante esta grave situación

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) toma nota de lo contenido en la acusación contra Adel El Zabayar, ex miembro de la Asamblea Nacional de Venezuela, por autoridades judiciales del Distrito Sur de Nueva York y la DEA, agencia antinarcóticos de Estados Unidos.
El Zabayar fue acusado de conspiración para cometer actos terroristas, conspirar para importar cocaína y dos cargos relacionados con armamento, se señala que a pedido de la dictadura, en 2014 El Zabayat obtuvo rampas de lanzamiento de cohetes anti-tanques como pago parcial por cocaína provista por las FARC de Colombia.
Los cargos detallan que el Cartel de los Soles - una red de oficiales del régimen de Nicolás Maduro involucrados en actividades de narcotráfico- buscó reclutar terroristas de Hezbollah y Hamas como apoyo para llevar adelante ataques en Estados Unidos. También alega que autoridades del régimen bolivariano instruyeron a El Zabayar viajar a Siria y Palestina para obtener armas y reclutar miembros de Hezbollah y Hamas para entrenarlos en Venezuela.
Una vez más, sale a la superficie evidencia acerca del involucramiento del régimen fundamentalista de Irán con la dictadura de Maduro en alianza con organizaciones terroristas regionales y extra-regionales. Esto es especialmente preocupante a la luz de la presencia creciente de barcos iraníes en Venezuela y el Mar Caribe. La dictadura venezolana es responsable por coludir con estas entidades criminales.
Teherán continúa siendo una grave amenaza a la paz y la seguridad en el Hemisferio Occidental, apoyan grupos terroristas y sus fuentes de financiamiento del narcotráfico desestabilizan la región y nuestras democracias. Albergando estas organizaciones criminales, el régimen de Maduro es cómplice de sus crímenes.
La presencia del terrorismo fundamentalista en las Américas no es nueva, como lo demuestra el atentado contra la AMIA en Buenos Aires en 1994, un ataque por el cual los responsables siguen impunes, dado que el régimen iraní se ha negado a cooperar con la justicia argentina a la que ha evadido permanentemente.
La Secretaría General de la OEA llama a los gobiernos de la región a permanecer alertas ante esta grave situación.

Publicar un comentario

0 Comentarios