Comunicado de Prensa de Manifiesto Ciudadano por un Sistema Electoral Transparente


El Manifiesto Ciudadano por un Sistema Electoral Transparente desde su proclamación en diciembre de 2019 ha trabajado ininterrumpidamente en su propósito fundamental de procurar un proceso electoral para que sea transparente, confiable y equitativo.   Agrupamos a más de 100 organizaciones y personalidades del ámbito religioso, académico, empresarial, sindical, campesino, social y de la sociedad civil en general. 

En las actuales circunstancias las principales preocupaciones del Manifiesto Ciudadano son sin dudas las que nacen de la pandemia del Covid-19.  La salud de nuestra población, especialmente de la más vulnerable, dentro de un estado de emergencia sanitaria como el que estamos viviendo es y debe ser la prioridad de todo el accionar de las entidades públicas y privadas.

Por ese motivo, en su oportunidad respaldamos la decisión de la Junta Central Electoral (JCE) de aplazar para el 5 de julio de 2020 el certamen electoral previsto para el recién pasado 17 de mayo.  El país actualmente se encuentra en la Fase 1 de reapertura de la nueva normalidad.   Si todo continúa según lo planeado, para la fecha de las elecciones nos encontraremos en Fase 4, donde casi todas nuestras actividades económicas y sociales estarán reestablecidas.

Exhortamos a que, dentro de este proceso de normalización, la JCE desarrolle oportunamente los protocolos para propiciar que la ciudadanía acuda masivamente el 5 de julio a las urnas, en nuestro territorio y en el exterior, a elegir las autoridades para el período 2020-2024, las cuales indefectiblemente tomarán posesión el próximo 16 de agosto de 2020.

El país celebrará elecciones presidenciales, senatoriales y de diputaciones y para ello se deben tomar medidas especiales de parte de la JCE, tanto en el territorio dominicano como en el exterior, esto no permite un día más de demora y en tal sentido hacemos los llamados siguientes:

Voto en el exterior

Tanto la Constitución como los artículos 106 y siguientes de la Ley Orgánica de Régimen Electoral establecen que los dominicanos residentes en el extranjero, en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos, podrán ejercer el derecho al sufragio para elegir presidente y vicepresidente de la República y a los representantes de la comunidad dominicana en el exterior, específicamente a siete (7) diputados y diputadas.

En consecuencia, la celebración de elecciones en el extranjero no es opcional. Es un mandato constitucional que debe ser cumplido ineludiblemente.  No existe escenario alguno en que el proceso electoral del 5 de julio pueda transcurrir sin la partición de la diáspora. 

Para las entidades y personas que integran el Manifiesto Ciudadano por un Sistema Electoral Transparente resulta inaceptable cualquier acción u omisión de la Junta Central Electoral, el Ministerio de Relaciones Exteriores o cualquier funcionario público que dé al traste la celebración de elecciones en el exterior. Indicando que tal proceder podría incluso tener implicaciones penales conforme establece el artículo 114 del Código Penal por ser atentado “a los derechos políticos de uno o muchos ciudadanos, o a la Constitución, lo cual será condenados a la pena de la degradación cívica.

La Resolución No.42-2020 de fecha 13 de abril de 2020 de la JCE mediante la cual se produjo la posposición de las elecciones para el 5 de julio de 2020 únicamente convocó la celebración de éstas en el territorio nacional.  Dejando indefinidamente postergada la convocatoria para cuando se puedan realizar elecciones en el exterior de acuerdo con las regulaciones de cada Estado receptor. 

Hoy, a menos de 45 días para la celebración de las elecciones presidenciales y congresuales, dicho organismo no ha emitido la correspondiente proclama por medio de la cual se anuncia la celebración de elecciones en las tres circunscripciones electorales de ultramar. 

Habiendo quedado establecido que no existe a la fecha ningún impedimento regulatorio en los principales Estados receptores a la celebración de elecciones presenciales en sus territorios se impone la organización y celebración de elecciones en el extranjero en la misma fecha que las elecciones nacionales, para que los votos de la diáspora también cuenten a nivel presidencial.

Sin esta proclama las correspondientes Oficinas de Coordinación de Logística en el Exterior (OCLEE) no están oficialmente empoderadas para realizar la captación, reclutamiento, capacitación y selección de las personas que conformarán los colegios electorales en el exterior y para la selección de los recintos electorales.

Para los dominicanos y dominicanas residentes en el exterior el derecho a elegir el Presidente y Vicepresidente/a de la República y sus representantes en el Congreso Nacional, es una merecidísima conquista que retribuye en algo sus enormes sacrificios y aportes a la construcción de nuestra República Dominicana. Y es, además, un noble gesto de reciprocidad al permanente arraigo de nuestra diáspora con su terruño. 

En tal sentido, exhortamos a que se produzca en el menor de los plazos:

  1. La correspondiente proclama de las elecciones presidenciales y congresuales en las tres circunscripciones electorales del exterior del país.
  2. La Juramentación de los funcionarios que conforman las OCLEEs
  3. El establecimiento de un cronograma de organización de las elecciones en el exterior
  4. Comunicar a los organismos oficiales correspondientes de los Estados receptores de los protocolos sanitarios para la celebración de los comicios en el extranjero.


Votación en República Dominicana

Para el proceso de votación local es imperioso que las autoridades electorales garanticen:

  1. Preparar una campaña de concientización de la importancia del voto a pesar de la crisis sanitaria para preservar la institucionalidad democrática y no agravar con otra crisis más la situación del país.

  1. Completar y difundir los protocolos sanitarios que se implementarán en la RD.

  1. Fortalecer al extremo el control y las auditorías de los fondos en campaña, para evitar el uso de los fondos públicos o de origen ilícito con fines electorero.

  1. Aplicar sanciones administrativas y medidas cautelares drásticas y ejemplarizantes por parte de la JCE a quienes incurran en lo que podría ser catalogado como crimen de lesa humanidad de distraer recursos del Estado, necesarios para la crisis humanitaria, para favorecer candidaturas y apetencias particulares.  Esto aplica no solo al gobierno central sino también a nivel municipal.

  1. Aportar toda la colaboración y los elementos de prueba requeridos para que la Procuradora Adjunta encargada de la persecución de los delitos electorales procese penalmente y sin contemplaciones a todos los incurran en ilícitos penales electorales.

  1. Suspender en sus funciones a todos los funcionarios o empleados públicos y de los ayuntamientos que hayan sido postulados como candidatos, hasta el día siguiente de las elecciones como dispone la Ley de Régimen Electoral (Art. 139).

  1. Hacer cumplir la obligación de que tomen una licencia temporal en sus funciones aquellos funcionarios y servidores públicos que asuman responsabilidades partidarias o de proselitismo, para cumplir con la Ley de Función Pública (Art.80).

  1. Procurar la suspensión inmediata de toda publicidad estatal o municipal por tratarse de mecanismos de promoción a motivar el sufragio de candidatos oficialistas hasta que pasen los procesos electorales (Art. 196, Ley de Régimen Electoral).

Sobre Manifiesto Ciudadano por un Sistema Electoral Transparente

Es una iniciativa creada para expresar el compromiso con la defensa activa y vigilante del proceso de institucionalización democrática de República Dominicana y, en particular, de su sistema electoral. Forman parte del Manifiesto Ciudadano: Articulación Nacional Campesina, Asociación Dominicana de Profesores, Centro Juan XXIII, Centro Montalvo, Ciudad Alternativa, Monseñor Jesús Castro, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Monseñor Víctor Masalles, Foro Ciudadano, Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Participación Ciudadana, entre otras organizaciones y personalidades.



Manifiesto Ciudadano
24 de mayo de 2020