Testigo del Tiempo -Economía y Ruleta Rusa

Testigo del Tiempo
Economía y Ruleta Rusa
J.C. Malone
     

Nueva York.-Reiniciar la actividad económica es una necesidad súper urgente.
Sin actividad económica no habrá ganancias ni tributación, los sectores público y privado no tendrán dinero, todos moriremos de hambre, nuestras vidas hoy dependen de la economía.
Cuando nuestras abuelas eran nietas, la vida no dependía de la economía sino del conuco, hoy nuestras ciudades súper pobladas dependen de la actividad económica para vivir.
Es ilusorio pretender que el gobierno o el sector privado puedan mantenernos a todos sin trabajar, para que nos quedemos en casa hasta que controlen el virus.
Antes de reabrir la economía necesitamos pruebas masivas de COVID-19 y monitorear rigurosamente a los contactos de infectados.
Es imposible hacer 10 millones de pruebas, pero 100 mil son posibles, debemos proyectar esos resultados como hacen las encuestadoras políticas.  Así tendremos un censo aproximado de cuántos infectados hay, y dónde están.
Esa información, y el monitoreo riguroso de sus contactos son fundamentales para reabrir la economía con relativa seguridad.
Las políticas públicas se adoptan con información, no especulación.
Luchar contra “enemigos invisibles”, ignorando cuántos son y dónde están, sería un suicidio colectivo.
Reiniciar la economía sin pruebas ni seguimientos, sería tan irresponsable como promover un torneo nacional de ruleta rusa.
Debemos, entre todos, darle seguimiento al gobierno, lo que hace y por qué hace o no hace las cosas.  Viviremos muchos años con las consecuencias de políticas públicas adoptadas bajo éste “estado de emergencia”.
Darle poderes de excepción a los políticos del gobierno sin fiscalizarlos sería entregarnos atados de pies y manos.
Con San Zenón Trujillo nos arrastró a una profunda, larga, oscura, cruel, sangrienta y zigzagueante madriguera de conejos.
El COVID-19 es superior a San Zenón, los políticos son iguales, solo quieren poderes absolutos, ellos no cambian, ojalá el pueblo cambie, y no permita otro Trujillo.

Sigueme en Youtube.

Publicar un comentario

0 Comentarios