Secretaría General apoya propuesta del Presidente Alvarado: que países de renta media accedan a financiamiento en condiciones excepcionales

Secretaría General apoya propuesta del Presidente Alvarado: que países de renta media accedan a financiamiento en condiciones excepcionales

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) apoya la iniciativa del Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado: para proteger la vida y reducir el impacto sobre la economía los países en vías de desarrollo de renta media deben acceder a financiamiento en condiciones excepcionales.

La Secretaría General respalda la propuesta del Presidente Alvarado quien dijo: "en línea con lo anunciado por el FMI (Fondo Monetario Internacional) hago un llamado para que las tasas de apoyo presupuestario sean cero y fijas, así como de largo plazo".

Dicha iniciativa se inscribe en las recomendaciones políticas del FMI respecto a que las medidas para enfrentar la pandemia del COVID-19 tienen que priorizar la vida y evitar que se rompan las cadenas de valor con iniciativas como la transferencia de efectivo y créditos blandos a hogares y empresas.

La Secretaría General coincide con el hecho de que no se puede tener una economía saludable sin una población saludable, y que los países deben continuar con las medidas esenciales para contener la propagación del COVID-19, a la vez que deben priorizar el gasto en salud y la atención a las poblaciones en situación vulnerable. Igualmente, se deben terminar los controles a la exportación de suministros médicos y de alimentos.

También coincide en que se deben proteger los medios de vida y que los países deben evitar que los problemas de liquidez se transformen en problemas de solvencia. Para ello es esencial darle oxígeno a las empresas y hogares, con medidas que van desde las transferencias de efectivo hasta garantías de crédito y ajustes a los términos del préstamo.

En la misma línea que el Presidente Alvarado, la Secretaría General de la OEA hace un llamado a los países desarrollados a capitalizar las Instituciones Financieras Multilaterales para que no solo brinden créditos en condiciones excepcionales, sino también fondos no reembolsables a los países en desarrollo para enfrentar la contingencia sanitaria y sus consecuencias sobre la salud de la población, las condiciones de vida de la misma y su aparato productivo.









Publicar un comentario

0 Comentarios