Estados Unidos sigue liderando la respuesta global a COVID-19 con más de US$ 270 millones de asistencia exterior adicionales

English Português
Departamento de Estado de los Estados Unidos
Comunicado de prensa
Secretario de Estado, Michael R Pompeo
22 de abril de 2020

Durante más de medio siglo, Estados Unidos ha sido el mayor contribuyente a iniciativas globales de seguridad  de salud y asistencia humanitaria. Con la generosidad del pueblo estadounidense y el liderazgo del presidente Trump, Estados Unidos mantiene este desempeño extraordinario en el contexto de la pandemia de COVID-19, al anunciar más de US$ 270 millones de asistencia exterior adicional aportados por el Congreso como fondos suplementarios destinados específicamente a la respuesta al brote.
Estos nuevos fondos aportarán cerca de US$ 170 millones de ayuda humanitaria para permitir que comunidades en algunos de los países más expuestos a riesgos puedan estar preparadas y responder a la pandemia. A su vez, también proporcionamos más de US$ 100 millones para ayudar a gobiernos, la sociedad civil y el sector privado a prepararse, mitigar y abordar las consecuencias secundarias en materia económica, de seguridad civil, estabilización y gobernabilidad que tendrá COVID-19.
Con el anuncio de hoy, el total de inversiones globales del Gobierno de EE.UU. desde el brote de COVID-19 asciende hasta la fecha a más de US$ 775 millones en asistencia de salud, humanitaria y económica, orientada específicamente a combatir la pandemia en más de 100 países en todas las regiones del mundo.
La salud en el mundo está estrechamente ligada a la salud en Estados Unidos. Décadas de asistencia exterior inteligente y estratégica han demostrado mitigar en mayor medida el impacto para los estadounidenses en el exterior y proteger con mayor eficacia a los estadounidenses en nuestro territorio de la posibilidad de transmisión transfronteriza.
El Departamento de Estado, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) y el Departamento de Defensa trabajan en conjunto como parte de una respuesta común de Todo Estados Unidos (All-of-America) para apoyar las iniciativas de atención de la salud, asistencia humanitaria, económicas, de seguridad y de estabilización en todo el mundo, con la asignación por el Congreso de US$ 2.400 millones de fondos complementarios de emergencia.
Estados Unidos no tiene parangón como fuerza humanitaria al servicio del bien. Juntos, los estadounidenses –separadamente de la asistencia y las contribuciones de nuestro gobierno a las instituciones multilaterales— han donado generosamente más de US$ 3.000 millones a poblaciones afectadas por la pandemia de COVID-19 en todo el mundo, a través de empresas privadas, entidades sin fines de lucro, organizaciones religiosas y organizaciones benéficas, además de lo que ha aportado el Gobierno de EE.UU.
Estados Unidos recibe con beneplácito las contribuciones transparentes y de calidad que realicen otros donantes para ayudar a combatir la pandemia de COVID-19.

Publicar un comentario

0 Comentarios