Declaración conjunta sobre la Iniciativa Conjunta de EE.UU. y México para combatir la pandemia del COVID-19


La sólida relación y estrecha cooperación entre Estados Unidos y México nos han permitido mantener un contexto productivo en la frontera. Valoramos la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos y las mantenemos a la vanguardia de las decisiones conjuntas tomadas por nuestros respectivos gobiernos con respecto a las operaciones transfronterizas.
Reconociendo el sólido vínculo comercial entre Estados Unidos y México, acordamos que nuestros dos países — en respuesta a la situación de salud global y regional en curso — deben adoptar medidas específicas, para proteger el comercio bilateral y las economías de nuestros países y garantizar la salud de los ciudadanos de nuestras naciones. Estamos de acuerdo sobre la necesidad de un esfuerzo conjunto enfocado en prevenir la propagación del virus COVID-19 y abordar los efectos económicos derivados de la menor movilidad a lo largo de nuestra frontera compartida.
Los Gobiernos de México y de Estados Unidos reconocen asimismo que los servicios críticos, como alimentos, combustible, atención médica y medicamentos vitales, deben llegar a las personas en ambos lados de la frontera cada día. Por tanto, los viajes considerados esenciales deberán continuar sin obstáculos durante este período. A efectos de asegurar la continuidad de los viajes esenciales, Estados Unidos y México también restringirán temporalmente todos los viajes no esenciales a través de sus fronteras.
Los viajes “no esenciales” incluyen aquellos que se consideran de índole turística o recreativa. Asimismo, se exhorta a las personas a ser cautas y evitar el contacto innecesario con otros.
Esta iniciativa colaborativa y recíproca pone de manifiesto el enfoque prudente de nuestras naciones, que reconoce la importancia de la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos en las decisiones conjuntas que toman nuestras respectivas autoridades con respecto a las operaciones transfronterizas.
Esta iniciativa conjunta comenzará a las 00:01 horas del sábado 21 de marzo en la totalidad de la frontera terrestre entre Estados Unidos y México y se extenderá por un período de 30 días, sujeto a extensión previa revisión.

Publicar un comentario

0 Comentarios