Cree Castaño Guzmán debió pedir disculpa al país ante fracaso electoral e informar a los partidos de nuevas elecciones

Aseveró que los miembros de pleno lucen como si nada hubiera pasado.


El vocero nacional cristiano, reverendo Domingo Paulino Moya dijo que  lo más oportuno es que el presidente de la Junta Central Electoral vaya la catedral  e inicien  junto a los demás miembros del Pleno, un proceso de reflexión profunda, que le permita la toma de decisiones sosegadas, que levanten la dignidad del pueblo dominicano y la de sus familiares.

El religioso dijo, que es penoso ver al presidente de la JCE, hablar como si nada hubiera pasado y  que el Pleno se reuniera para   tomarar  la decisión,  de fijar fecha  para la celebración  del torneo electoral municipal para el 15 de marzo, sin pedirle disculpa al país y sin haberle dado a cocer al liderazgo político, empresarial y cívico, la toma de unas medidas tan importante como es la proclama de elecciones extraordinarias.

Paulino Moya, entiende que, el  Dr. Julio Cesar Castaño Guzmán y los demás miembros del más alto órgano comicial de la nación dominicana, le harían un bien al país  si se arman de valentía moral y de  humildad y reconocen que las funciones de guardianes electoral de la democracia y de la paz social, que se le han  encomendado has  fracasado y no seguir dando pasos apresurado, sin la debida prudencia, y sin consenso en un mo9mento de crisis electoral,orbidando que lo más oportuno  e importante para su ejercicio público  y la paz social, es ocuparse de recuperar la confianza perdida.

El vocero político y religioso, cree que hubo un crimen contra la paz del país, y que manos perversas ocasionaron al sistema de voto automatizado de la JCE, un inmenso daño al sistema democrático del país, el que debe  ser investigado para  que paguen los culpables de este atentado contra la democracia  la justicia y la paz social   del  país y no dejar de descubrir, que buscan la manos bellacas que hicieron  el daño electoral a la familia Dominicana y que  las pesquisas e investigaciones   vallan más allá del torneo electoral municipal del pasado domingo.

El reverendo Moya entiende que, el sabotaje al centro de cómputos del tribunal de elecciones, deja claro y al descubierto, lo que los sectores anti democráticos están en capacidad de hacer,  para lograr sus objetivos políticos y ambiciones de poder y llamó también a los gobiernos amigo del pueblo dominicano, a despertar e incidir con su influencia, para que lo peor no acontezca a una nación con un sistema de ley fallido.

Publicar un comentario

0 Comentarios