google.com, pub-2595535997696350, DIRECT, f08c47fec0942fa0 JUEGO SIMBÓLICO, LENGUAJE Y FONOAUDIOLOGÍA

JUEGO SIMBÓLICO, LENGUAJE Y FONOAUDIOLOGÍA


JUEGO SIMBÓLICO, LENGUAJE Y FONOAUDIOLOGÍA

Por: Néstor Antonio Pardo Rodríguez.
Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo
whatsapp +591 68990051

 
Cada vez se ve jugar menos a los niños en el hogar y en el jardín infantil. La televisión, el computador, los juegos electrónicos o la vida típica de los llamados "niños de departamento", están espantando la movilidad y creatividad. El juego no puede ser visto como una simple sumatoria de acciones inconexas o desvinculadas de la realidad. Los niños crean reglas, ambientes, juguetes y situaciones de juego, pero además, introducen modificaciones a los mismos y generan situaciones en las que se puede repetir y recomenzar cuantas veces se quiera, sin correr el riesgo de ser sancionado por cometer errores.

La interacción de los padres con el niño, en el hogar, es el punto de partida para su formación como sujeto social, capaz de comunicarse, participar realmente y de acuerdo con sus posibilidades en el medio social, cooperar, construir conocimientos y expresarse libre y creadoramente. Educar en este contexto, supone facilitarle al niño experiencias e instrumentos variados, cada vez más ricos y complejos, para que construya aprendizajes realmente significativos, de acuerdo a su nivel evolutivo y al contexto sociocultural en el que vive.

Los niños pequeños tienen un repertorio limitado de situaciones y personajes que pueden imitar. No vienen con un programa interno de cómo jugar, cosa que creen muchos padres, por lo cual inicialmente es necesario ayudarles a recrear personajes y situaciones. El adulto debe ser el modelo, para lo cual el Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo proporcionará pautas de la forma en que éste puede proponerle nuevos personajes y contextos con los que se puedan identificar y estimulen el juego simbólico.

The basis for communication is social interaction, and certain conversational skills such as turn taking can be developed at a very young age through play (MacDonald, 1989El juego simbólico es uno de los elementos más importantes en el desarrollo del niño y eje fundamental para el lenguaje, la capacidad cognitiva y la socialización. Esta actividad consiste en la imitación o reproducción de situaciones de la vida diaria, utilizando objetos semejantes o no a lo real, dándoles un valor simbólico. Es decir, representando hechos o situaciones supuestas, o dramatizadas, a través de juguetes. Es el “hagamos de cuenta como si fuera”, transformando cualquier objeto en lo que imaginemos o necesitemos en el momento, como un cubo de plástico en un auto, o una cuchara en un avión.
 
Este tipo de juego aparece a los dos años de edad y sigue desarrollándose durante la infancia hasta los seis y siete años. Permite al niño crear representaciones mentales del mundo que le rodea ya sean reales o imaginarias, permite expresar las emociones a través de los personajes o roles asumidos, desarrolla la imaginación y la creatividad, facilita la conversación entre iguales y favorece el proceso madurativo para poder comprender y resolver los problemas del entorno que le rodea.

Es un importantísimo instrumento de estimulación del lenguaje ya que despierta la necesidad del niño para comunicarse, pasando de frases sencillas a estructuras más complejas donde puede expresarse y participar con mayor eficacia haciendo uso de  canciones, rimas o expresiones copiadas del adulto. A la vez, implica importantes mecanismos y procesos cognitivos como la coordinación de esquemas de comparación de objetos y personas, analogías y recuerdos de experiencias que ponen en funcionamiento las habilidades motoras y comunicativas.
 
El juego simbólico en su inicio se desarrolla de forma individual y progresivamente se va transformando en algo colectivo, adquiriendo más dificultad mediante diversas combinaciones simbólicas. En un primer momento el niño comparte su juego con los padres, pero más adelante comienza a disfrutar jugando con sus coetáneos. En este punto son capaces de establecer una meta común y ciertas normas del juego. Poco a poco, el juego simbólico se complejiza y se hace grupal, por lo que pasa a ser un proceso de socialización propiamente dicho. Este cambio se produce a los 4 o 5 años, edad en la que el niño ya tiene las herramientas necesarias para compartir el simbolismo del juego con otros pequeños.

Es importante, entonces, asegurarse de tener a mano elementos para producir juegos de roles, tales como animales de la granja, autos, aviones, o kits de profesiones (médico, bombero, cocinero, etc). El Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo orientará  a los padres y otros integrantes de la familia sobre el tipo de juguetes adecuado para la edad y nivel de desarrollo del niño.

Publicar un comentario

1 Comentarios

Sea libre de comentar,con decencia,respeto a la opinión del otro,a la diversidad de criterios