google.com, pub-2595535997696350, DIRECT, f08c47fec0942fa0 Y dónde están los sobornados?

Y dónde están los sobornados?


Y dónde están los sobornados?



Hace un tiempo desde que decidimos opinar sobre el caso Odebrecht, el soborno y la sobrevaluación, pusimos en relieve que si eso ocurrió en la República Dominicana no es nada extraño porque forma parte de la cultura en el servicio público.

Fue por ello que en el primer gobierno del doctor Leonel Fernández quiso erradicar del servicio público la exigencia de un pago como condición para que un usuario recibiera algún nivel del servicio público.

No es difícil encontrar en el país una persona que no haya tenido que pagar algo por un documento, una certificación, cualquier cosa, que le permita acceder a los servicios públicos.

Muchas oficinas públicas,han tenido que poner carteles,aclarando,cuál servicio es GRATIS.

En la República Dominicana y pese al esfuerzo para erradicar esa cultura, permanece por DEBAJO DE LOS ESCRITORIOS, una exigencia del empleado público, para poder tramitar cualquier solicitud, o expedirle un documento a un interesado.

Muchos lo justifican en los bajos sueldos que tradicionalmente se paga en el Estado.

De manera que el usuario aparte de lo que cuesta pagar sellos e impuestos, se le encarece el tipo de servicio que ande buscando un usuario, por tener que pagar un SOBORNO a cualquier encargado que esté en un escritorio, si es que quiere en un tiempo récord obtener, lo que ande buscando.

Ese escenario de exigencias de UN PAGO, se repite por ejemplo cuando el extranjero, que es un inversionista quiere hacer negocios en el país.

Se tropieza con una cantera de OBSTÁCULOS PREFABRICADOS, y si le interesa hacer la inversión, lo más probable es que deba utilizar un buen dinero para pagar los trámites y ganar tiempo.

Esa situación podemos recordar, generó la protesta y la denuncia de algunos diplomáticos sobretodo europeos no acostumbrados a este tipo de tratamiento en sus países.

A partir de ahí algunos servicios del Estado funcionan mediante la simplificación de los trámites y se ha llegado a establecer en algunos servicios institucionales la VENTANILLA ÚNICA.Se han tomado medidas para acortar el tiempo de respuesta y simplificar el PAPELEO,porque estábamos perdiendo OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN y competitividad.

Ahora con el juicio a los imputados en el caso ODEBRECHT, nos topamos de nuevo con el tema del SOBORNO y la SOBRE VALUACIÓN

En esta etapa del juicio la sobre valuación no está siendo juzgada sino el soborno. ABULTAR PRECIOS en las facturas de compras o exigirle al proveedor que haga una rebaja que luego no se pone en la factura,no es NUEVO EN EL ESTADO.
El día que la República Dominicana el sobornar y exigir soborno sea UN DELITO los tribunales no alcanzarán, porque es nuestra democracia la cultura del soborno ha sido parte de la dinámica en el estado.

La Suprema Corte de Justicia ha sido ocupada para juzgar una imputación sobre sobornos de Odebrecht. Todo mundo sabe que el expediente fue construido para que el juez vea a unos y a OTROS NO.

Lo que llama la atención en esta etapa del juicio, es que el señor Ángel Rondón, qué ha sido imputado como el que repartió sobornos para favorecer a ODEBRECHT con los contratos de OBRAS, dijo qué- que si pagó soborno, dónde están LOS SOBORNADOS ?.

Es un indicativo de qué ese juicio al parecer, no tendrá éxito,si NO APARECEN EN EL ESTRADO LOS QUE RECIBIERON ESOS PAGOS, porque para aprobar el soborno de Ángel Rondón tienen que aparecer aquellos a los que sobornó, y al parecer a la Procuraduría General de la República- se le olvidó ???? - ENCONTRAR, y poner en el expediente a los SUPUESTOS SOBORNADOS.

Y dónde están los sobornados? .....jejejeje, ahhh mi país- !!! QUE PAÍS!!!!-


Publicar un comentario

0 Comentarios