Fundación ve dificultades y errores en sector Seguridad Social


La Fundación Progreso, Seguridad Social y Salud consideró que sería un error y un atentado contra el Seguro Familiar de Salud, cargar  a las Administradoras de Riesgos de Salud(ARS) el costo del nuevo catálogo de prestaciones de servicios a los afiliados al sistema.
Expuso además, la entidad considera que deben hacerse los ajustes correspondientes en la cápita que las que dichas prestadoras reciben mensualmente de los aportes de los afiliados y empleadores.
Recordó que las ARS no reciben el valor aportado por cada afiliado, sino que la Tesorería de la Seguridad Social paga a las administradoras una suma fija por cada afiliado, tomada de las recaudaciones mensuales.
Refirió asimismo, que dado que el Consejo Nacional de la Seguridad Social aumentó las coberturas de ciertos riesgos propios del sistema, como el caso del aumento de la cobertura de medicamentos ambulatorios, ha generado un déficit mensual de 33 pesos por cada afiliado a las ARS.
En el presente caso dicha cobertura fue aumentada de 3 mil a 8 mil pesos, produciendo un aumento en el cápita de 96 pesos, mientras a la fecha solo ha sido reconocido 63 pesos, generando dicho déficit, e inclusión de 78 nuevos procedimientos para enfermedades de alto costo, costeado en 38.32 y cuestan a las ARS 79.69, produciendo un déficit mensual por cada afiliado de 41.37 pesos.
En adición a esto , indicó la entidad, la cobertura de atenciones en salud por accidentes de tránsito, , la cual fue extendida por el Consejo Nacional de la Seguridad Social, mediante la Resolución CNSS número 478-01, hasta el 29 de febrero del año 2020, pero la capitación asignada genera un déficit mensual de 3.51 pesos por afiliado, porque no se tomó en consideración el incremento de la cobertura  de 100 mil por el aumento del 14% del salario mínimo , ni la afiliación que afecta la economía.
“ Si a esto sumaos el desfase en la indexación de los costos  del sistema, se podría estimar que el sistema actualmente soporta pérdidas superiores a los 700 millones de pesos “, argumentó la Fundación.
Sostuvo que algunas voces que considera populistas podrían pensar que estas pérdidas afectan únicamente a las ARS, pero la realidad es que esa situación limita la capacidad resolutiva del conjunto del sistema.
Y añade que “los rasgos y mala aplicación tarifaria la podemos encontrar en otros sectores regulados  del país, como el caso del sector eléctrico, teniendo resultados lamentables para los ciudadanos, quienes son los más afectados de las falles que surgen por la mala definición de las contribuciones que reciben los órganos regulados de cada sector “.
La Fundación Progreso, Seguridad Social y Salud, entiende sin embargo, que el momento es idóneo para solucionar dichos problemas, dado que el reciente aumento del salario mínimo incrementará los fondos disponibles, lo que hace posible subsanar esta situación que poco a poco limita la capacidad de actuación del sistema de salud en su conjunto, sin que esto signifique mayores cargas para los ciudadanos.


“Entendemos que resulta indispensable que las entidades competentes procedan  en el menor tiempo posible a realizar los correspondientes estudios actuales, y adecuar la cápita del Seguro Familiar de Salud y del Régimen Contributivo, y con ello garantizar la viabilidad del sistema “, concluyó.

Publicar un comentario

0 Comentarios