Procurador y director de la Policía dan a conocer nombres de autores intelectuales caso David Ortiz



SANTO DOMINGO, D.N.- El procurador general de la República, Jean Rodríguez, y el director general de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista, identificaron a los prófugos Víctor Hugo Gómez y Alberto Miguel Rodríguez Mota como los autores intelectuales del atentado donde resultaron heridos el expelotero David Ortiz y el comunicador Jhoel López, en horas de la noche del pasado domingo 9 de junio en un centro de diversión de Santo Domingo Este.

Los funcionarios del sistema de justicia informaron que los resultados de la investigación han arrojado que el atentado criminal no estaba dirigido contra David Ortiz. Indicaron que el blanco de la estructura ejecutora y de los autores intelectuales era un amigo del expelotero, específicamente, Sixto David Fernández, con quien departía en la misma mesa el día del atentado, indicando que “es David Fernández quien le prepara la mesa a David Ortiz en el lugar donde ocurrió el hecho”. La investigación señala que el ataque estaba dirigido específicamente contra Sixto David Fernández, amigo de David Ortiz, quien era un asiduo visitante de ese establecimiento, especialmente los domingos, día de la semana en el cual acostumbraba a tener permanentemente una mesa reservada en dicho lugar.

Declararon “Evidencias recolectadas de los dispositivos de comunicación móviles de varios implicados evidencian dos aspectos críticos de la cronología de los hechos: una descripción de la ubicación de la mesa donde se encontraba el verdadero objetivo y su tipo de vestimenta, y una fotografía de escasa iluminación tomada minutos antes del ataque por el criminal Alberto Miguel Rodríguez Mota, y en la que, por la disposición de varios objetos interpuestos en primer plano cubriendo la parte inferior de su cuerpo dan la apariencia de que el pantalón que viste David Fernández fuese de color blanco, similar al que vestía David Ortiz”.

Explicaron que el nombrado “Hueso”, de nombre Gabriel Alexander Pérez, Vizcaíno, durante los interrogatorios dijo que una semana antes del hecho, un sujeto identificado como José Eduardo Ciprián, alias Chucky, le contactó para que se reuniera con otro individuo de nombre Alberto Miguel Rodríguez Mota, quien le mostraría los datos correspondientes al objetivo del atentado (fotos, dirección), así como también el lugar que frecuentaba (Dial Bar & Lounge), ubicado en la avenida Venezuela, Santo Domingo Este, y el lugar de la vivienda ubicada en el sector de Bella Vista.

Al ofrecer la información durante una rueda de prensa conjunta en la Procuraduría General de la República, señalaron en ese sentido, que de acuerdo a los testimonios recolectados de personas que acostumbran a frecuentar dicho lugar, éstos coinciden en afirmar que David Ortiz no visitaba con frecuencia dicho bar, “que para ellos resultaba una grata sorpresa cuando este asistía, ya que lo hacia una o dos veces al año”. 

Igualmente, destacaron que el domicilio de David Ortiz en República Dominicana no se encuentra ubicado en el sector Bella Vista, lugar que tendrían los imputados como dirección relacionada a la persona a quien estaba dirigido el acto criminal, por lo que el expelotero de los Medias Rojas de Boston nunca fue objeto de seguimiento de parte del grupo.

Indicaron que al identificar a Sixto David Fernández mediante la fotografía intercambiada entre los ejecutores y uno de los autores intelectuales, este fue requerido para ser interrogado, señalando durante los interrogatorios a Víctor Hugo Gómez como la única persona con interés y amenazas de atentar contra su vida por un hecho ocurrido unos años antes, cuando Víctor Hugo Gómez fue apresado por la DNCD, y que pudo haber sido interpretado como un acto de delación en su contra.

Señalaron que Víctor Hugo Gómez es un peligroso prófugo de la justicia norteamericana, buscado activamente por la DEA por pertenecer al temible y reconocido Cartel del Golfo. También, indicaron que arroja la investigación que Víctor Hugo Gómez fue apresado por la DNCD y sometido a la acción de la justicia en el año 2011 por asuntos vinculados al tráfico de drogas.

En ese mismo orden, detallaron respecto a Víctor Hugo Gómez, que el último lugar donde se le ubica es en los Estados Unidos y desde donde se presume se planificó el atentado y se orquestó el plan para asesinar a Sixto David Fernández.

Destacaron las autoridades “Un dato relevante en la investigación da cuenta de que Víctor Hugo Gómez coincidió en la cárcel La Victoria con Carlos Nike, Alberto Miguel Rodríguez Mota, quien es señalado por las autoridades como autor intelectual, y Jose Eduardo Ciprian alias Chucky, que es la persona que contactó a la estructura que operó para darle muerte a Sixto David Fernández, y que por error dispararon contra David Ortiz”.

Adelantaron que en este momento está en curso una intensa persecución contra ambos sujetos.

Un comunicado de prensa mediante el cual se ofreció la información, indica que por este hecho fueron sometidos a la justicia y se le impuso prisión preventiva de un año en diferentes centros penitenciarios del país a Rolfi Ferreras Cruz o Ramón Martínez Pérez, alias Rolfi, presunto autor material, así como de Oliver Moisés Mirabal, Eddy Vladimir Féliz García (El Nata), Joel Rodríguez de la Cruz (Calamardo), Porfirio Ayendi Dechamps Vásquez (Nene), Reynaldo Rodríguez Valenzuela, Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno, Lanny Estefanny Pérez Reyes, José Eduardo Ciprián (Chuki) y a Carlos Rafael Álvarez (Carlos Nike), éstos dos últimos quienes cumplen prisión en la cárcel del 15 de Azua y contra los cuales se ha abierto un proceso paralelo por este nuevo caso.

La información también precisa que el Ministerio Público también sometió a la justicia a Franklin Yunior Merán, alias "Rubirosa", quien se entregó ayer martes y se le conocerá medidas de coerción este miércoles 19 de junio en la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo Este.

El procurador Jean Rodríguez durante su intervención, dijo “informamos a la nación que ya dimos parte al gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica y en especial al FBI para capturar a Víctor Hugo, de modo que éste pueda enfrentar los cargos que le corresponden tanto en Estados Unidos como en República Dominicana”. 

Expresó “Esta lamentable equivocación no les exime de culpa, pues se trata de un hecho criminal; que sea cual sea el objetivo, es igualmente sancionable y procuraremos que sea castigado con todo el rigor de la ley. El hecho de que David Ortiz no haya sido su objetivo, no cambia absolutamente en nada la naturaleza del hecho, porque es evidente que se tenía la intención de asesinar a una persona. La ley es igual para todos; este individuo deberá responder por sus actos, independientemente de cuál haya sido la víctima y cuál sea el objetivo, como lo establece el artículo 97 del Código Penal Dominicano”.

El procurador general agradeció a todos los dominicanos que se han sumado a dar soporte y seguimiento al proceso y a todos aquellos que han unido sus oraciones en apoyo a David Ortiz y solidaridad con su familia.

“Reconocemos los importantes avances que hemos tenido y el inmenso reto que todo país tiene ante la desafiante actitud de los delincuentes. Este lamentable acontecimiento no debe, ni puede ser motivo para incentivar el temor, intranquilizar la sociedad, y mucho menos, puede ser objeto del oportunismo para afectar de manera desconsiderada la imagen de nuestro país, la hospitalidad, el espíritu alegre y la buena voluntad de nuestra gente. Tampoco debe ser motivo para cuestionar o hacer conjeturas acerca de la moral y los principios de un ser humano como David Ortiz”, declaró.

Indicó que tal y como prometió el 16 de agosto de 2016 cuando asumió el cargo de procurador general de la República, de hacer cumplir la Constitución y las leyes, dijo “no descansaré ni un solo día hasta lograr que haya justicia por este atentado en que resultaron afectados David Ortiz y Jhoel López, procuraremos que sean capturados y sancionados todos los que participaron, independientemente de los motivos y las circunstancias”.

Dijo que seguirán trabajando como manda la Ley, tras indicar que a ninguna vida humana se le puede atribuir un valor material, sea David Ortiz o cualquier otro ser humano. Enfatizó en que “ningún acto de esta naturaleza puede quedar impune, criminales con este nivel de desfachatez no pueden andar al margen de la ley en ningún lugar del mundo; ni aquí en la República Dominicana ni escondidos en los Estados Unidos. Este crimen no solo ha sido un abierto desafío al Gobierno y a la autoridad; sino un atentado al pudor y a la dignidad nacional, a la identidad dominicana, a sus símbolos más queridos. Ha sido un atentado contra todos los dominicanos; los de aquí y los de allá; aquellos, que, como David, se ausentan de manera transitoria de esta hermosa isla que los vio nacer”.
 
PIE DE FOTO: El procurador Jean Rodríguez mientras ofrece detalles del caso.

Publicar un comentario

0 Comentarios