CIDH insta al Estado canadiense a seguir las recomendaciones de la Investigación Nacional sobre Mujeres y Niñas Indígenas Desaparecidas o Asesinadas

CIDH insta al Estado canadiense a seguir las recomendaciones de la Investigación Nacional sobre Mujeres y Niñas Indígenas Desaparecidas o Asesinadas, para proteger y garantizar los derechos humanos de estas

 

June 25, 2019

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) insta al Estado canadiense a proteger y garantizar los derechos humanos de mujeres y niñas indígenas, en vista de las conclusiones del informe final de la Investigación Nacional sobre Mujeres y Niñas Indígenas Desaparecidas o Asesinadas en Canadá (National Inquiry into Missing and Murdered Indigenous Women and Girls in Canada). La CIDH insta a Canadá a actuar con la diligencia debida para prevenir, sancionar y reparar cualquier acto de violencia de género cometido contra mujeres y niñas indígenas y a tomar medidas concretas, con la participación de las mujeres indígenas, para implementar las recomendaciones sobre esa cuestión.
El 3 de junio de 2019, se publicó Reclaiming Power and Place, el informe final de la Investigación Nacional sobre Mujeres y Niñas Indígenas Desaparecidas o Asesinadas en Canadá. La Investigación Nacional concluyó que las violaciones constantes y deliberadas de los derechos humanos son la raíz de las abrumadoras tasas de violencia en Canadá contra mujeres y niñas indígenas y contra personas dos espíritus, lesbianas, gays, bisexuales, trans, queer, no-binarias, intersex y asexuales (2SLGBTQQIA). La CIDH observa que ese informe trata las causas sistémicas de todos los tipos de violencia (incluida la violencia sexual) contra las mujeres y las niñas indígenas en Canadá, así como las políticas y prácticas institucionales que se aplican en respuesta a la violencia que sufren esas personas.
“La publicación de este informe supone un paso importante para revelar la verdad sobre las desapariciones y los asesinatos de mujeres y niñas indígenas en Canadá”, señaló la Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño, Presidenta y Relatora sobre los Derechos de la Niñez de la CIDH. “Debemos reconocer los esfuerzos que ha hecho la Investigación Nacional para centrar el proceso en las víctimas de la violencia, las personas supervivientes y sus familiares, dándoles una voz que se había silenciado durante años”, señaló.
“Valoramos positivamente que este proceso de búsqueda de la verdad se haya centrado en las formas de ser y conocer de las personas inuit, métis y de las naciones originarias, y que haya incluido una perspectiva no binaria y con diversidad de género”, afirmó Antonia Urrejola, Relatora de Memoria, Verdad y Justicia de la CIDH. “El enfoque culturalmente adecuado y con diversidad de género de la Investigación Nacional es crucial para hacer frente a la violencia y la discriminación que las mujeres indígenas han padecido históricamente en Canadá”, concluyó.
La Comisión Interamericana ha concluido que las desapariciones y los asesinatos de mujeres indígenas en Canadá forman parte de un patrón más amplio de violencia contra ellas. En su informe Mujeres Indígenas Desaparecidas y Asesinadas en Columbia Británica, Canadá, la CIDH hizo una serie de recomendaciones al Estado canadiense. En ese sentido, la Comisión reconoce que el informe Reclaiming Power and Place da respuesta a su recomendación de abrir una investigación nacional sobre esta cuestión.
“En Canadá, hemos documentado que las mujeres y niñas indígenas han padecido numerosos tipos de discriminación y violencia, derivados de la marginación histórica, el racismo, el sexismo y la pobreza, junto con desigualdades estructurales y violaciones de sus derechos relacionados con sus territorios y recursos naturales”, apuntó la Comisionada Margarette May Macaulay, Relatora sobre los Derechos de las Mujeres de la CIDH. “El informe de la Investigación Nacional pide medidas transformadoras para resolver una situación preocupante que ha devastado a las comunidades indígenas de todo el país, con un impacto muy específico en mujeres y niñas. Esas acciones se deben investigar y sancionar de una manera adecuada, y se deben otorgar a las víctimas las reparaciones correspondientes”, afirmó.
La Comisión reitera que el sistema de derechos humanos ha establecido que los Estados deben tomar medidas integrales para garantizar la debida diligencia en los casos de violencia contra las mujeres. Esa obligación incluye el deber de reparación. Los órganos interamericanos de derechos humanos han señalado que las reparaciones relacionadas con la violencia de género deben integrar una perspectiva de género y un enfoque transformador, lo cual requiere que los Estados aborden la desigualdad y la discriminación estructural que afecta a todas las mujeres, incluidas las mujeres y niñas indígenas.
La Comisión insta al Estado canadiense a tomar medidas concretas, con la participación de mujeres y niñas indígenas, para implementar adecuadamente las recomendaciones de la Investigación Nacional sobre Mujeres y Niñas Indígenas Desaparecidas o Asesinadas, para proteger y garantizar de una forma eficaz los derechos humanos de esas mujeres y niñas. En este contexto, la Comisionada Flávia Piovesan, Relatora de la CIDH para Canadá, afirmó que “la Comisión seguirá haciendo un seguimiento de la implementación de esas recomendaciones y seguirá estando a disposición de Canadá para brindarle cualquier apoyo técnico necesario para ayudar al Estado a cumplir sus obligaciones internacionales y los estándares interamericanos sobre esta cuestión”, concluyó.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Publicar un comentario

0 Comentarios