Cerrar la brecha: las tecnologías digitales están llamadas a transformar la industria agroalimentaria

Cerrar la brecha: las tecnologías digitales están llamadas a transformar la industria agroalimentaria


El Director General de la FAO destaca la necesidad de una digitalización sostenible e inclusiva de la agricultura en beneficio de los agricultores familiares


12 de junio de 2019, Roma - La agricultura digital tiene el potencial de generar importantes beneficios económicos, sociales y ambientales y, si se promueve de manera inclusiva, puede contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.
“Las tecnologías de la información y la comunicación tienen el potencial de remodelar no solo la forma en la que trabajamos en agricultura sino también nuestros sistemas alimentarios, el modo en el que comeremos en el futuro”, afirmó.
La innovación digital también está vinculada a la emergencia de capacidades de agricultura de precisión, que permiten a los agricultores reducir el uso de insumos químicos, maquinaria y agua para irrigación, dijo, señalando que el cambio climático y la limitación de los recursos naturales están socavando los esfuerzos para proporcionar seguridad alimentaria y nutrición adecuada a toda la población.
En consecuencia, el responsable de la FAO pidió un cambio “gradual” para dejar de depender de las técnicas de la Revolución Verde, que imponen costes excesivamente altos al medio ambiente.
“El futuro de la agricultura no será intensivo en insumos sino intensitvo en tecnología”, dijo en su intervención en la apertura del Seminario internacional sobre la transformación digital de la agricultura organizado por la FAO.
El año pasado, la FAO ya acogió el Primer Simposio internacional sobre innovación agrícola en favor de los agricultores familiares, en el que se llegó a la conclusión de que la inclusión es un requisito esencial para que la tecnología ayude a erradicar el hambre. Aprovechar las nuevas herramientas, la mayoría de ellas conectadas a Internet, “requiere abordar la brecha digital entre ricos y pobres, entre lo rural y lo urbano, entre los grandes y los pequeños agricultores”, señaló el Director General de la FAO, señalando la preocupación sobre el hecho de que las tecnologías de la comunicación emergentes puedan excluir a los pequeños agricultores familiares, que se ha venido expresando desde los años 80.
Evitar una brecha digital mayor y usar un enfoque de múltiples partes interesados y sistémico para garantizar un ecosistema digital accesible, adaptable y ágil, abierto a la participación de todos, es igualmente la recomendación principal de “La era de la interdependencia digital”, un informe del Panel de Alto Nivel sobre Cooperación Digital del Secretario General de la ONU publicado a principios de esta semana, al que ha contribuido la FAO.
Seminario internacional
Varios cientos de participantes asisten al seminario internacional de dos días de duración, entre los que figuran ministros, representantes de la sociedad civil y del sector privado, organizaciones no gubernamentales y otros. Los líderes de la industria de las tecnologías digitales, desarrollo sostenible e innovación agrícola se han reunido para intercambiar experiencias y señalar el camino hacia la transformación digital responsable de la agricultura. El Presidente de Korea Telecom, Chang-Gyu Hwang, pronunció el discurso inaugural destacando las nuevas posibilidades que las redes móviles 5G permiten.  
Una de las prioridades en la agenda es un diálogo de alto nivel sobre la manera de aumentar la resiliencia y fortalecer a los pequeños agricultores rurales reduciendo la triple brecha (digital, rural y de género), en particular en los países en desarrollo de bajos ingresos. En otra sesión se abordan los retos de la protección de datos, la propiedad y las prácticas éticas en la adopción y aplicación de tecnologías digitales en el desarrollo rural en un mundo cada vez más conectado.
Ponentes de los sectores público y privado confluyeron para discutir las limitaciones y oportunidades de los operadores privados en la agricultura digital, así como las políticas públicas requeridas para garantizar que se cumplan los requisitos de equidad y medio ambiente y que estas soluciones sean accesibles a los pequeños agricultores en condiciones adecuadas.

En los grupos de debate se compartieron varios casos de éxito de aplicaciones digitales que mejoran la capacidad para adaptación y la mitigación del cambio climático. Otros ejemplos citados incluyen la inversión en mecanismos para aumentar la capacidad nacional y local mediante servicios de innovación destinados a fomentar el espíritu empresarial agrícola y una mayor inclusión de los jóvenes en la agricultura.

Publicar un comentario

0 Comentarios