Efectúan Octavo Diálogo de Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos.

Diálogo de Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos

El texto de la siguiente declaración conjunta fue emitido por los Gobiernos de los Estados del Caribe y Estados Unidos con ocasión del décimo aniversario de la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe, tras el Diálogo de Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos mantenido en Washington D.C. el 16 de mayo de 2019. 
Inicio de texto:
Nosotros, los Gobiernos de los Estados del Caribe y Estados Unidos de América, nos hemos reunido en Washington D.C., con ocasión del Décimo (10.º) Aniversario de la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (Caribbean Basin Security Initiative, CBSI), para lo siguiente:
REAFIRMAR la Alianza de la CBSI presentada el 17 de abril de 2009 en la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago;
TENER PRESENTES nuestros compromisos comunes expresados en la Declaración de Principios Caribe-Estados Unidos; el Plan de Acción de Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos; y el Marco para la Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos;
RECONOCER los esfuerzos de Estados Unidos de América, los Estados del Caribe y los socios internacionales en una variedad de actividades de capacitación, ejercicios operativos, programas y proyectos que han posibilitado que los Estados del Caribe aborden la criminalidad y la violencia en la Región;
RENOVAR el compromiso con nuestra alianza vital, evaluar los avances hasta el momento y reconfirmar nuestro compromiso con las prioridades consensuadas;
ACEPTAR los objetivos reforzados de la CBSI de reducir el tráfico ilegal, mejorar la seguridad y prevenir la delincuencia y la violencia juveniles;
PROFUNDIZAR la coordinación, la cooperación y la sostenibilidad de nuestros esfuerzos conjuntos entre Estados Unidos de América, los Estados del Caribe y los socios internacionales para abordar con mayor eficacia los desafíos de seguridad en el Caribe y asegurar el monitoreo y la evaluación de la implementación de los programas, a fin de lograr resultados más eficaces;
RATIFICAR los compromisos y los resultados de la Reunión Ministerial de la Alianza por la Resiliencia entre EE. UU. y el Caribe, que tuvo lugar en Miami el 12 de abril de 2019 y la cooperación constante en materia de preparación y resiliencia ante desastres.
Nos proponemos seguir impulsando los siguientes esfuerzos fundamentales orientados a mejorar la seguridad de nuestros ciudadanos:
Reducir el tráfico ilegal
Nos comprometemos a incrementar la cooperación regional y desarrollar capacidades para abordar todas las formas de tráfico, desarticular a organizaciones delictivas transnacionales y definir un enfoque operativo común para contrarrestar amenazas compartidas y promover el intercambio de información.
Para tal fin, nos proponemos:
  • Confrontar las amenazas y los desafíos emergentes a la seguridad de nuestros ciudadanos, lo que incluye colaborar e integrar iniciativas sostenibles para combatir la delincuencia organizada transnacional en todas sus formas, así como también el terrorismo.
  • Adoptar en forma sistemática las recomendaciones sobre acciones prioritarias en el Caribe para abordar el tráfico ilegal de armas de fuego, formuladas por nuestras autoridades nacionales de armas de fuego en el marco del Grupo de Trabajo Técnico sobre Lucha contra el Tráfico de Armas Pequeñas y Armas Ligeras en el Caribe.
  • Adoptar en forma sistemática las recomendaciones sobre acciones prioritarias en el Caribe para fortalecer la cooperación y la coordinación regional en materia de observancia del derecho marítimo, formuladas por nuestras autoridades nacionales marítimas en el marco del Grupo de Trabajo Técnico sobre Operaciones Marítimas Estratégicas en el Caribe.
  • Impulsar una capacidad operativa marítima regional sostenible y complementaria en el Caribe, que se sirva de las instalaciones de formación nacionales y regionales existentes y facilite la sincronización de las medidas de seguridad.
  • Promover la creación de una estrategia regional que se sincronice y se vincule con las prácticas regionales en las áreas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Esta iniciativa deberá incorporar métodos para mejorar el intercambio regional de información e inteligencia.
  • Seguir trabajando en el desarrollo de una matriz de riesgo regional y en la implementación de una imagen operacional común para el Caribe.
  • Implementar el programa regional para contrarrestar el tráfico ilegal de armas de fuego, mediante el uso de la Red Regional Integrada de Información Balística Regional (Regional Integrated Ballistic Information Network, RIBIN) en todos los Estados del Caribe y el intercambio de información de casos de armas de fuego a través de esta red.
  • Seguir ampliando el Sistema de Información Anticipada sobre la Carga (Advance Cargo Information System, ACIS); e implementar cabalmente el Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (Automated Fingerprint Identification System, AFIS) y sostener las operaciones del Sistema de Información Avanzada de Pasajeros (Advanced Passenger Information System, APIS), a fin de facilitar el intercambio de datos entre todos los Estados del Caribe, conforme a lo establecido por las leyes nacionales. Tenemos previsto establecer reformas legislativas y de políticas, según resulte necesario, y en consonancia con las leyes nacionales, para implementar los sistemas ACIS, APIS y AFIS en toda la región.
  • Conformar un Grupo de Trabajo Técnico sobre Estrategia y Operaciones Marítimas.
  • Convocar a una reunión del Grupo de Trabajo Técnico para combatir la delincuencia organizada transnacional y el terrorismo, que contemple las acciones contra el lavado de dinero, los delitos financieros y el uso delictivo de la tecnología, y para el uso de la confiscación de activos como instrumento de aplicación de la ley.
Incrementar la seguridad
Nos comprometemos a promover la seguridad de nuestros ciudadanos a través de alianzas con Gobiernos y con la sociedad civil, con el fin de prevenir, investigar y juzgar a las organizaciones delictivas transnacionales y el terrorismo; reforzar la seguridad fronteriza; prevenir y juzgar hechos de corrupción, incrementar la eficacia gubernamental y establecer instituciones de vigilancia contra el delito para asegurar que los programas de prevención de la criminalidad estén debidamente orientados.
Para tal fin, nos proponemos:
  • Colaborar e intercambiar mejores prácticas e información sobre gobernabilidad y Estado de derecho.
  • Colaborar e intercambiar mejores prácticas e información sobre ciberseguridad, seguridad de las telecomunicaciones, seguridad internacional en el ciberespacio y lucha contra la ciberdelincuencia.
  • Colaborar e intercambiar mejores prácticas e información sobre cuestiones vinculadas con la lucha contra el terrorismo y el combate al extremismo violento.
  • Reafirmar y demostrar a nuestros ciudadanos las acciones que están tomando los gobiernos para combatir y prevenir la delincuencia.
  • Solicitar que el Organismo de Ejecución de Medidas de Seguridad y contra la Delincuencia de la Comunidad del Caribe (CARICOM IMPACS) convoque a un encuentro de autoridades nacionales de armas de fuego para considerar los siguientes pasos de las acciones contra el tráfico ilícito de armas.
  • Recurrir a los conocimientos de los expertos del Caribe para contribuir a las capacidades de aplicación de la ley de los socios caribeños en áreas clave, en particular la profesionalización de la policía, el mantenimiento y sostenimiento de activos marítimos y la contabilidad forense.
  • Fortalecer la asistencia legal recíproca entre los países y afianzar la cooperación en materia de investigación entre las instituciones.
  • Fortalecer las instituciones de seguridad pública al seguir sancionando leyes y adoptando políticas que permitan la confiscación de activos obtenidos mediante actividades ilegales y, a su vez, poner estos activos a disposición de las iniciativas de aplicación de la ley y prevención del delito.
  • Fortalecer el Estado de derecho mediante reformas y programas de capacitación destinados a fomentar la eficiencia y eficacia del sector de justicia penal, reducir las tasas de prisión preventiva y promover el acceso a la justicia y el debido proceso.
  • Implementar sistemas de monitoreo y evaluación para evaluar los avances en las acciones orientadas  mejorar la seguridad en el Caribe
Prevenir la delincuencia y la violencia juveniles
Nos comprometemos a apoyar a los sistemas de justicia penal para que utilicen enfoques de restauración y rehabilitación en materia de justicia de menores, aumentando el uso de programas alternos y de alternativas a la custodia, mejorando la rehabilitación y fortaleciendo el apoyo para la reintegración de los jóvenes que salen de centros de detención.
Nos comprometemos a fomentar la cooperación regional y a generar capacidades para recopilar, analizar y usar datos confiables, que puedan aplicarse al diseño de intervenciones de seguridad ciudadana y sociales eficaces, así como para instalar una cultura de investigación y aprendizaje.
Nos comprometemos a desarrollar programas para prevenir y reducir la violencia en todos los niveles, desde una perspectiva de justicia social y empleando una variedad de metodologías para hacer participar a los jóvenes, con el fin de abordar brechas en cuanto a valores, aptitudes, apoyo y acceso.
Para tal fin, nos proponemos:
  • Contribuir a perfeccionar los planes estratégicos nacionales en materia de justicia de menores.
  • Identificar recursos, establecer sistemas de monitoreo y evaluación, y dar comienzo a su implementación, a fin de incrementar el uso y la disponibilidad de medidas alternativas y programas de rehabilitación y reintegración para los jóvenes en conflicto con la ley.
  • Mejorar las interacciones entre la policía y los jóvenes.
  • Colaborar para sincronizar fuentes de datos sobre delincuencia y violencia, en consonancia con los estándares internacionales, a efectos de asegurar la eficacia en la recopilación, el análisis y el intercambio de datos, y en la toma de decisiones.
  • Seguir brindando, además de supervisar y evaluar, programas de prevención e intervención social basados en evidencias, en colaboración con jóvenes, incluidos jóvenes en riesgo, desde una perspectiva que tome en cuenta a todos los sectores de la sociedad.
  • Seguir usando las reuniones del Grupo de Trabajo Técnico para combatir la Delincuencia centrándose en Jóvenes en Riesgo y Poblaciones Vulnerables, como mecanismo para evaluar los avances en la meta de reducir la participación juvenil en el delito y la violencia.
Establecer una alianza de seguridad más sólida para el futuro
Nos comprometemos con los objetivos reforzados de la CBSI de reducir el tráfico ilegal, mejorar la seguridad y prevenir la delincuencia y la violencia juveniles, a fin de que la región sea más segura y de brindar seguridad a nuestros ciudadanos.
Nos comprometemos asimismo a lo siguiente:
  • Promover a la agencia de Implementación sobre Delito y Seguridad (IMPACs) y el Sistema de Seguridad Regional de la CARICOM como entidades encargadas de la coordinación de programas y proyectos de seguridad regionales entre los Estados de la CARICOM, los Estados Miembros del Sistema de Seguridad Regional y con la República Dominicana, y asegurar financiamiento caribeño para las instituciones de seguridad del Caribe.
  • Fortalecer la estructura y las instituciones de seguridad de la CARICOM, a fin de promover con mayor eficacia la coordinación regional e internacional, asegurando todos los beneficios de los esfuerzos de los socios internacionales, el intercambio de mejores prácticas y la implementación de la CBSI y otras iniciativas de seguridad regional para abordar los desafíos de seguridad que enfrenta el Caribe.
  • Seguir implementando el Memorando de Entendimiento de noviembre de 2017 relativo a cooperación entre la República Dominicana y CARICOM IMPACS, a efectos de favorecer los objetivos de seguridad comunes.
  • Formular e implementar políticas que promuevan la seguridad y fomenten la continuidad de los esfuerzos, a través de mecanismos de integración regionales, acuerdos multilaterales y contribuciones nacionales de financiamiento suficiente, en función de decisiones oportunas de política fiscal y presupuestaria.
  • Continuar la colaboración política, técnica y financiera entre los socios internacionales con CARICOM IMPACS para promover la seguridad ciudadana.
  • Instar a que las naciones, las organizaciones regionales e internacionales y las instituciones del sector privado sigan colaborando con nosotros, según corresponda, en la mejora de la seguridad en todo el Caribe.
  • Transmitir a los socios internacionales los resultados y objetivos de la cooperación y la interacción Estados Unidos-Caribe en el sector de seguridad, y procurar su cooperación y coordinación sostenidas para promover la seguridad en el Caribe.
  • Reconocer el nexo inescindible entre la seguridad y la resiliencia, y la consiguiente necesidad de alinear los esfuerzos de cooperación en materia de seguridad con la Alianza por la Resiliencia entre EE. UU. y el Caribe, presentada recientemente.
  • Realizar consultas y colaboraciones adicionales con respecto a consideraciones de seguridad en infraestructura crítica y telecomunicaciones.
Agradecemos al Gobierno y al pueblo de Estados Unidos por haber recibido al Octavo Diálogo de Cooperación en Seguridad Caribe-Estados Unidos.
CONFIAMOS en que nuestros esfuerzos colectivos orientados a brindar seguridad a nuestros ciudadanos en la región del Caribe seguirán siendo exitosos.

Publicar un comentario

0 Comentarios