Ella vive en Texas indocumentada y tiene un hijo soldado que trabaja con la Patrulla Fronteriza

Los vecinos se alarmaron el día en que un carro de la Patrulla Fronteriza se estacionó frente a la casa de Jackeline. “Jackie, ¿estás bien? ¿Qué está pasando?", le preguntó por teléfono, exaltada, su amiga de la casa contigua. "Es mi hijo", la tranquilizó. Dos de los cinco hijos estadounidenses de esta mexicana indocumentada son guardias nacionales, y uno de ellos fue enviado a un punto de la frontera para cooperar con la Patrulla.
Lea aquí toda la historia.
Display images to show real-time content
Display images to show real-time content
Display images to show real-time content
Display images to show real-time content
Display images to show real-time content
Display images to show real-time content

Publicar un comentario

0 Comentarios