¿EJERCICIO DE PERIODISMO O DE ESTUPIDEZ?



Humberto Salazar





Durante casi todo el fin de semana estuvo comentándose en el espacio preferido de los idiotas sin oficio, que son las redes sociales, la salida de una emisora de radio, de una persona que se dice ¨periodista¨, la cual hizo uso de un espacio en ese medio para hacer una ¨denuncia¨ sobre una serie de licitaciones que se hicieron en el Palacio Nacional por parte del Ministerio Administrativo de la Presidencia.
Solo a una persona que ignore absolutamente como funciona el Estado en la República Dominicana, puede sorprenderle y darle visos de denuncia escandalosa, a la compra por parte de la entidad publica a que nos referimos de botellas de vino, comida, agua o cualquier otro comestible u objetos que sirvan para las actividades y ceremonias que se realizan la casa de gobierno.
Era tan sencillo como en vez de creer que había descubierto un botín informativo, la periodista en cuestión se hubiera tomado la molestia de leer que entre las funciones del MAPRE está la de: ¨Realizar actividades de planificación y organización de las actividades a realizar en la Casa de Gobierno y actos en que participe en Presidente de la República, tanto en el país como en el exterior¨.
Lo que quiere decir en lenguaje sencillo, que cada vez que se hace un brindis para los cientos de personas que se reúnen para las diferentes actividades que se realizan en el Palacio Nacional, una comida para invitados especiales del Presidente de la República y hasta el café y el agua que se brinda a una persona que visite una oficina de las que están ubicadas dentro de la casa de gobierno, esto es responsabilidad del MAPRE.
Y exactamente lo mismo ocurre cuando el Presidente de la República realiza un acto de firma de un acuerdo nacional o internacional en la sede del gobierno dominicano, donde para el criterio de quien dirige la oficina de protocolo ubicada en al Palacio Nacional, y para cualquiera con dos dedos de frente, una acción de este tipo debe tener un criterio riguroso de solemnidad, que incluye los instrumentos de escritura.
A nadie en su sano juicio se le puede ocurrir que representantes de dos o mas estados, cual es el caso cuando un presidente de la República firma un acuerdo o protocolo con otro de sus pares, va a realizar la firma con un bolígrafo de plástico de los que usan los estudiantes para ir a clases o un lápiz se grafito, esto solo es capaz de pensarlo alguien que tenga tanto prejuicio o sea tan ignorante que no entienda la forma y manera en que se realizan los actos de Estado.
Da vergüenza que alguien que se hace llamar ¨periodista¨ sea capaz de hacer un ¨análisis¨ de lo no analizable, armar un escándalo o verter acusaciones veladas sobre un funcionario público solo porque le interesa ¨dar un palo¨ periodístico sobre la misma base que se realizan tantas acusaciones sin fundamento pero ademas absolutamente irracionales, siempre suponiendo sin contrastar con la fuente afectada o simplemente tomándose la molestia de investigar.
Por definición, ¨periodismo es un concepto que se basa en la recopilación y análisis (ya sea de modo escrito, oral, visual o gráfico) de la información en cualquiera de sus formas, presentaciones y variedades¨.
Entonces alguien que se dedique el periodismo en forma profesional, debe recopilar y analizar la información, y en este caso lo que hizo la señora que se dice ¨periodista¨ es lo que hacen tantos dedicados a este oficio en República Dominicana, buscar algo que sea escandaloso para hacerse notar, sin darse cuenta, ¿o dándose?, de que en el mismo lugar que encontró la licitación de una cantidad de botellas de vino de parte del MAPRE esta la información de a que se dedica esta institución pública.
Cuando se lee la pagina web de la MAPRE, que es dirigida por Jose Ramón Peralta, es notoria la cantidad de información que contiene sobre todos los temas que maneja esta institución y las veces que se repite la palabra transparencia, que se refleja en como se pueden conseguir todo tipo de datos sobre la gestión de económica y financiera de este ministerio, que es el lugar en donde se apoya la presidencia de la República desde el punto de vista de la administración y control de los recursos puestos a su cargo en el presupuesto de cada año.
¿Era algo difícil preguntar el porque se compra vino en el Palacio Nacional?, para nada, con solo una llamada telefónica o mas simple, leer cuales son las funciones de MAPRE la señora periodista se hubiera dado cuenta que es ahí donde se maneja todo lo que ocurre desde el punto de vista de organización de eventos en el Palacio Nacional, y así como hay vino, agua y Coca Cola, también hay ayudas dadas por la presidencia de la República para diversos programas que se ejecutan a través del Poder Ejecutivo.
Solo que el propósito era hacer daño, usar el espacio de las redes sociales para acusar y difamar, señalar y juzgar.
Que estas sirvan de replica a lo que dicen algunos ¨periodistas¨ que son parte de proyectos políticos y se insertan en la radio, prensa escrita y la televisión y solo actúan por ordenes y deseos de esos grupos cuyo fin es esencialmente partidista y grupal.
No importa la verdad, que se supone es el fin de todo periodista al publicar una noticia o un análisis lo que importa es complacer a esas personas que están dedicadas a lanzar lodo e intentar manchar a toso aquel que no este alineado con lo que son sus proyectos políticos y en el caso de Peralta había que acusarlo para evitar que siguiera hablando en los medios del trabajo del gobierno y desviarlo a una discusión defensiva sobre su actuación en el MAPRE.
Y para esto había que tomar a una ¨periodista¨ y tratar de hacer un escándalo donde no lo hay, porque lo que cometió esa señora no fue un ejercicio de periodismo, mas bien fue una acción tan estúpida que la dejó en evidencia ante la opinión pública, a pesar de que la bandada de repetidores insistió de construir un tema donde no lo hay.
Parece que no hay forma de combatir al gobierno mas que con el chisme barato y el rumor sin fundamento, y lo que pasó con esta ¨periodista¨ es una demostración mas de que la desesperación es muy mala consejera.

Publicar un comentario

0 Comentarios